Guerra

-He ganado-susurré fríamente.
-Has ganado esta batalla, pero no la guerra-respondió ella.
Estoy seguro de que mis ojos se volvieron de hielo cuando dijo ella.
-Hay guerras de una sola batalla, querida-respondí, sonriendo maliciosamente.
Ella me miró a los ojos cálidamente, como intentando derretir el acero de mi mirada, pero no lo consiguió. Derrotada, me dio la espalda y comenzó a caminar hacia la puerta.
-¿Me puedo permitir una pregunta?-susurró ella sin darse la vuelta.
-Eso en sí ya es una pregunta.
-¿Qué ganas con esta guerra?
-Que tú no ganes nada.
-¿Realmente piensas así?-preguntó girando sobre sí misma para mirarme a los ojos.
Me bastó sonreír para que se diera cuenta de que así era.
-Eres un monstruo. Con esta guerra solo pierdes.
-¿Y qué pierdo?
-A mí. Y con eso me basta para alegrarme el día.
-¿En serio piensas así?
Su respuesta fue una sonrisa idéntica a la mía.
-Si realmente piensas así, no eres mucho mejor que yo.

Sé que no es la historia de ayer, pero la inspiración me trajo esto a la cabeza xD.

1 comentario:

  1. Vaya con tu inspiración xD Me gusta, aunque no lo acabo de entender. ¿Ellos se odian? ¿Se aman? Porque sus conversaciones no son muy diferentes a las que tengo yo con mi feíto xD
    A ver con qué me sorprenderá tu inspiración la próxima vez =D

    ResponderEliminar