Anything

Nada.
Desde que te marchaste, lo único que siento es nada.
Como un vacío en mi interior, un gran agujero negro que se ha encargado de eliminar los restos de cualquier otro sentimiento.
Siento NADA, con todas las letras y en mayúsculas.
Ya no me asusta la muerte, ni se me escapan las lágrimas con las pelis tristres.
Cuando me preguntan "¿Qué tal estás?" no sé qué responder.
¿Cómo estoy?
Quizás simplemente estoy, y nada más.
Vivo pero sin vida.
Mi corazón late sin latir, y la vida... La "existencia", pues sin ti nada es vida, se me escapa lentamente entre suspiros.
Mis pulmones se llenan de aire, y cada vez que lo dejo escapar siento como si una parte de mi alma, rota como está, se la llevase el viento.
Ya no hay nada por lo que merezca vivir, pero no pienso en el suicidio, pues para eso hay que sentir tristeza.
Y, como ya he dicho, ya no siento nada.
Me entregué a ti y me rompiste lentamente, hasta convertirme en un muñeco con vida y sin sentimientos.

2 comentarios:

  1. Cuánto pesimismo ¿no? Me gusta, pero a ver si escribes algo más alegre!
    Y gracias por comentar siempre en mi historia xDD
    P.D. Escucha La polla récords, la chica yeye. Es punk español, puede que no te mole, pero en realidad es la hostia xD

    ResponderEliminar
  2. Me gusta la historia, pero como dice la "chica yeyé" (xD) muy triste.
    Y debes saber que no es que haya sacado tiempo, sino que tienes que ver cómo están mis manos llenas de boli al terminar el día o mis apuntes de palabras en lápiz xD. A ver si las voy mejorando y las paso poco a poco. De todas formas, me alegro de que te gusten.
    Vic

    ResponderEliminar