Perhaps, perhaps, perhaps...

Ella corría, dejando que la nieve cubriera sus cabellos. Llevaba un vestido de tirantes, blanco como la nieve que caía, y unas pequeñas sandalias, blancas también. Sus ojos, de un brillante azul cielo, contemplaban asombrados la belleza del paisaje.
-Te quiero-le susurró Alec.
Ella solamente le dio un beso y siguió corriendo.
Alec no dijo nada, solo se dio la vuelta y echó a andar.
-Yo también te quiero-susurró ella, mirándole desde la distancia.
Alec no la oyó.
-¡YO TAMBIÉN TE QUIERO!-gritó Lucía desesperada.
Pero Alec ya estaba demasiado lejos para oírla.
A lo lejos oyó cómo un tren se alejaba...

4 comentarios:

  1. "Alec ya estaba demasiado lejos para oírla"

    A veces, aunque la otra persona esté justo al lado..tampoco consigue oírlo..

    -----------------------------------------------

    "un chico joven y tímido que acepta la derrota antes de que comience la guerra"

    Eso es lo que no entiendo...Lo que me da rabia...

    ...Se podría decir que el final de tu historia coincide con el presente de la mia...Y no sabes cómo revienta saber que la otra persona es consciente de que te pierde y no lucha...porque no sabe o peor aún porque no se atreve...

    C'est la vie..supongo =)

    ResponderEliminar
  2. Ha veces no hay que dejar pasar las oportunidades, tal vez no halla otras, y ya este demasiado lejos para oirte.
    Me guisto tu blog :)
    me voy a pasar seguido
    un beso

    ResponderEliminar
  3. ...es tan intensa la sensación de gritar TE QUIERO y que no te escuchen...y se alejen...sin poder remediarlo...Me ha gustado mucho tu blog! Besos!

    ResponderEliminar
  4. s supone que se la lleva el tren?
    es como muy tragico no?

    :)

    ResponderEliminar