A través de tu mirada

Y te miré a los ojos. Seguro que no adivinas lo que vi en ellos, pero no voy a decírtelo. Ese será mi pequeño secreto, tu pequeño gran regalo que podré encontrar cada mañana en tu mirada, mi salvavidas personal e intransferible al que podré agarrarme cada vez que sienta que me hundo.

1 comentario: