Chapter 1

Mi amiga puede que tarde varios días en conectarse, de modo que, entre mientras, colgaré esta historia corta que estoy escribiendo.

-Te lo prometo-susurré conteniendo el aliento.
En aquel mismo intante acababa de vender mi felicidad a cambio de nada.
-Te debo una-respondió ella sonriendo mientras se marchaba.
Aquella sonrisa perfecta que tantos sueños había ocupado.
-¿Crees que funcionará?-preguntó una voz a mis espaldas.
Alí.
-Y a ti qué te importa-repliqué dándole la espalda.
-Estás enamorado de ella-me susurró al oído.
Me giré para mirarle a los ojos, pero era demasiado doloroso.
-¿No vas a luchar por su amor?-preguntó.
No fui capaz de responderle. Me pasó el brazo por encima del hombro y me dio unas palmaditas.
-Sabes que él no la merece-insistió.
-Pero así y todo, es la forma más fácil de hacerla feliz.
Me miró clavando su mirada caramelo en mis ojos llorosos.
-¿En serio serás capaz de renunciar a tu propia felicidad para que ella pueda serlo hasta que él la deje?-asentí-. Definitivamente, lo tuyo es masoquismo.
Fui incapaz de no sonreír.
-Vamos. Tengo que encontrar la forma de convencerle.
Eché a andar hacia la cantina y Alí me siguió.
Allí esperaba Jaime.
J'aime. Yo amo, en francés.
En cuanto nos vio nos saludó y nos indicó por señas que nos acercásemos.
-Habéis tardado una eternidad. ¿Qué ha pasado?
Busqué una excusa buena que sirviese al mismo tiempo para meterle la idea en la cabeza. Alí respondió por mí.
-Nada, que hemos oído algo por ahí que nos ha llamado la atención-insinuó.
-Contadme-pidió enarcando una ceja.
Intenté hacerme una idea de qué estaba pensando Alí.
-Alguien anda por ahí rumoreando que tú y Diana estáis saliendo-explicó Alí.
-¿Diana? ¿La chica morena de los ojos verdes?-preguntó Jaime con repentino interés.
Se había tragado el cebo, el anzuelo y todo el sedal.
-Exacto. Aunque lo cierto es que no parece una mala idea-añadí yo.
-Quizás deberíamos ayudar a aumentar la confianza de la gente en los rumores de instituto-respondió sonriendo.
Tocado y hundido.
El primer timbre interrumpió la conversación.
-Deberíamos irnos-indicó Alí-. Ahora tenemos francés y creo que no nos podemos permitir un retraso más o nos comerá vivos.
Jaime se levantó de la silla y nos fuimos de allí. La entrada al edificio principal parecía, como siempre, un campo de concentración nazi. A base de codazos se abrieron paso hasta la puerta, donde se cruzaron a Diana. Jaime le dedicó una sonrisa encantadora y le ayudó a entrar sin salir muy mal parada. Diana me dirigió una mirada llena de agradecimiento y susurró un "Gracias" inaudible.

***

Durante francés Diana y Jaime no dejaron de mandarse notitas y lanzarse miradas.
-Sea nuestro amigo o no-me susurró Alí-, es más manejable que una marioneta de hilo.
Intenté reírme.
-Jorge, a la pizarra-ordenó la profesora.
Me levanté intentando fingir seguridad.
-Escribe la conjugación del verbo amar para Raúl.
Raúl era el repetidor de la clase y el más imbécil de los imbéciles. Aunque se lo escribiera con una navaja en la carne, lo olvidaría. De todas formas decidí no hacer este comentario y empecé a escribir.
-J'aime, tu aimes, il/elle aime, nous aimons, vous aimez, ils aiment-susurré mientra escribía.
La profesora me indicó que podía volver a mi sitio.
-Espero que te lo hayas aprendido bien, Raúl. Pienso preguntarte esto mismo en el examen oral.
El timbre interrumpió antes de que Raúl pudiera soltarle una de sus burradas y la profesora se fue de la clase con prisas.
-¿Cómo se te ocurre responder correctamente a algo que Raúl no sabe?-me susurró Alí.
Raúl medía casi dos metros y llevaba años yendo al gimnasio. Su único futuro era matón de discoteca u homicida a sueldo.
-Sabes que nunca me ha preocupado mucho si le sientan mal las cosas-respondí con indiferencia-. Además, nunca se atrevería a pelearse conmigo.
-Semejante afirmación se merece una paliza, gusano-respondió una voz a mis espaldas.
Ni siquiera me giré para mirar a Raúl a la cara.
-Cuando te hablo te das la vuelta, rata de alcantarilla-ordenó.
-¿Quieres traumatizarme con tu careto?-respondí con aplomo.S
acarle de sus casillas era tan fácil que me pregunté por qué no lo hacía más a menudo.
-Te voy a destrozar.
Y se lanzó sobre mí.

9 comentarios:

  1. ja,ja Me encanta ese toque desafiante e insensato!!! [Y confieso que más de una vez me ha tocado pagar por ello...ja,ja] Y el masoquismo sólo es una forma de vida como cualquier otra. A (casi) todo se acostumbra uno...


    P.D: ¿Honor aparecer en mi blog? Honor es poder leerte a ti cada vez que subes algo nuevo!!!


    Un abrazo!!=D

    ResponderEliminar
  2. ja,ja,ja en ese tipo de situaciones siempre conoces las consecuencias..A mí por lo menos me pasaba. Estaba escuchando las perlitas que salían de mi boca y al mismo tiempo estaba pensando "coño...en la que me estoy metiendo.." XD eeen fin..Un poco de insensatez a veces rompe la rutina ja,ja

    P.D: Créetelo!! que ya va siendo hora hombre!! ja,ja

    Un abrazo!=)

    ResponderEliminar
  3. Una vez hice algo parecido... También renuncié a un amor, pero no reté a un matón, sino a un profesor. Me suspendieron por tres dias... ;)
    Cuando la herida cala hondo buscas cualquier escape para disimularlo...
    Me ha encantado, como siempre!
    Beshos!

    ResponderEliminar
  4. Ohhh no es justo por que lo cortas ahi!! Ademas has dejado muchas cosas a medias, quiero la continuacion!! xD
    Pobrecito Jorge, con tal de hacerla feliz, es capaz de dar todo, incluso su propia felicidad.
    Yo he sido Diana una vez, me arrepiento de ser tan ingenua... buscando a quien amar cuando tenia a alguien que ya me amaba enfrente de mis ojos...
    Y para colmo le van a dar una paliza a Jorge, espero que las cosas mejoren para el.
    pero solo lo sabre si cuelgas otra entrada! jaja xD

    un beso con sabor a chocolate :)

    ResponderEliminar
  5. Que sepas que me has dejado total y absolutamente intrigada, Caballero mío, y si esta noche sueño con matones de discoteca y amores que hacen daño será culpa tuya.


    Me encanta toda la magia que hay en ti Caballero mío, y todo lo que muestras con tus palabras.
    Me encantas y no hay más.



    Mil besos grises*

    ResponderEliminar
  6. te voy a destrozar....
    y se avalanzo sobre mi ....
    quien sabe si para bien no ? :)

    ResponderEliminar
  7. ¿perdon? creo que hay un problema en Blog porque creo que tu texto se a cortado... porque no hbra acabado no? Yas estas subiendo más antes de que me cabree! ¬¬ hahaha
    esta historia me gusta muchisimo MUCHO muchisimo, quiero saber que hace Diana, como acaba Jorge y todo lo que venga.

    Ya estas escribiendo ahahaha
    unbesazoCarlos
    como siempre sin palabras querido



    (L):D

    ResponderEliminar
  8. Yo aun tengo vacaciones hasta el dia 19 ^^, que me las dieron el dia 8 ja,ja. Por eso paso tanto tiempo por estos mundos!!

    ResponderEliminar
  9. Me agrado mucho la novela corta!!>..

    Saludos te seguire leyendo.

    Besos

    ResponderEliminar