Halloween

Queridos y fieles bloggers que no habéis aprovechado Halloween para salir por ahí a emborracharos y comer caramelos (es decir... ehms... ¿nadie? xD) os diré que yo no celebro Halloween, pero que espero que lo paséis bien.
PD:Hoy no escribo texto deprimente (creo xD).

Halloween me intriga.
Es un día que me parece ridículo, pero, lo reconozco, me fascina. Ver a tanta gente perdiendo la vergüenza con una máscara (aparte de la de hipocresía que llevan a menudo), despreocupándose y rompiendo la monotonía, divirtiéndose en definitiva, me divierte.
Este día la gente se dedica a contar historias de miedo, sumergir la vida real en alcohol, música y caramelos hasta ahogarla, se divierte asustando a los demás y siendo asustada.
Este día, o mejor dicho esta noche, la ciudad se llena de bullicio, de dulces, de timbrazos al anochecer, las calles se bañan en alcohol, haciendo que el camino a casa se vuelva serpenteante, la música se oye en la distancia...
En un momento uno se olvida de todo y se mete a correr, gritar y divertirse entre la gente alborotada.
La gente vive.
Es curioso, ¿no? Decidirse a vivir justo el día de los muertos.

2 comentarios:

  1. Ohhhh! Que gran moraleja!!!! jaja También me ha sorprendido a mi este final; además de ser una gran verdad!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. genial la ultima fraseee =) yo soy de esos que ya se estan preparando jeje un beso!

    ResponderEliminar