Vuelta a caer

Hoy actualizo mucho antes de lo normal porque tengo el ochenta cumpleaños de mi abuelo (esto parece el juego de la oca, de cumple en cumple y tiro porque me toca... xD). En fin, veré si puedo actualizar Abbise a tiempo xD
Ay, cielo...
Decidiste jugar al mundo de las personas grandes y te han pisado, ¿es eso?
Y ahora decides volver conmigo a mi 'mundo infantil y de color rosa', como tú dijiste, para ver si aún tienes derecho a pasar.
La victoria se refleja en mis ojos, por mucho que trate de ocultarla.
'Yo tenía razón' es lo único que suena en mi cabeza.
Bueno, miento. También suena una pequeña vocecita de mi conciencia que me dice que te deje pasar y te ayude a sonreir otra vez, pero es muy fácil de acallar con el recuerdo de los días que sufrí por tu culpa.
Aquí estamos los dos, yo mirándote y tú clavando tus ojos en el suelo.
¿Qué clase de mala persona soy? Debería invitarte a mi corazón, que te pusieras cómoda y darte una buena ración de sentimientos dulces.
Sí, soy imbécil. Sé que cada vez que te dejo pasar a mi corazón primero parece que lo descongelas pero luego siempre acaba igual de roto y frío que antes, pero eso no impide que cada vez que vuelves me aparte de la puerta para dejarte entrar.
Y sentados a la mesa, mirándote a los ojos, recuerdo lo divertido que es deslizarse en tu mirada hasta tu mundo, donde no hay planes de futuro ni un pasado enorme a la espalda con el que cargar.
Me quedo aquí, embobado, mi parte racional ha sido consumida por mi pequeña conciencia y solo recuerdo lo muchísimo que te quiero, y lo mucho que te he echado de menos.
Y recuerdo lo muchísimo que me querías y lo mucho que me echabas de menos, aunque en tu caso solo fuesen palabras de mentira.
Pero sucumbir a la tentación de créermelas es tan fácil, y tus labios anuncian palabras tan dulces, que como de costumbre enciendo la chimenea y te invito a contarme tus problemas mientras te tapo con la manta de sueños rotos que me dejaste.

5 comentarios:

  1. no dependas de una persona la cual la mayor parte del tiempo te hace sufrir...

    ResponderEliminar
  2. Precioso, cariño.

    Me clavas.

    ResponderEliminar
  3. Es tan fácil olvidar las cosas malas cuando tienes al lado a quien quieres (aunque no te quiera...) pero hay que aprender a pensar en el mañana. En que si hoy dejamos pasar lo malo mañana la montaña de cosas dolorosas y recuerdos sangrantes será mayor.

    En cuanto a tu comentario... la verdad es que aunque también he tenido malos ratos, muchos y muy malos, la mayoria de los consejos que doy los he tenido que aprender de escuchar a mucha gente que me importa y que lo pasaba mal, tuve que aprender a decirles lo que necesitaban oir para sacarles una sonrisa o la venda de los ojos. No siempre funciona, pero me alegro de que te sirva.

    Besitos (:

    ResponderEliminar
  4. ¡Ya es hora de aprender de los errores!
    Y de hacer balanza y ver qué cosas nos merecen la pena y qué no, a largo plazo.
    No merece la pena sufrir por un placer espontáneo y fugaz.

    Un beso enorme ^^

    ResponderEliminar
  5. Todos somos debiles ante la persona que amamos, por mucho que nosotros mismos veamos que nos vamos a estrellar de nuevo contra la pared, nos da igual. Es mejor una ración de besos recien salidos del horno que quedarse llorando por haber cerrado la puerta a una nueva oportunidad. A veces, es mejor aprovechar el momento aunque luego se rompan algunos trocitos mas de nuestro corazón... Un besito!!!!
    PD. Sorry chico estoy super out estos dias, me ha salido un tema de trabajo que va a dar un giro a mi vida y tengo todo patas arriba ahora mismo :-S un beso!

    ResponderEliminar