Sota

Sentía sus brazos alrededor de su torso, rodeándole con fuerza.
El aire no llegaba a sus pulmones, y era incapaz de proferir un solo suspiro.
La joven lo estaba matando lenta y sádicamente.
Trató de mover los brazos, que estaban en el suelo, perfectamente seccionados con un sable. Evidentemente, no respondieron.
Sus piernas, aún conectadas a su cuerpo, tampoco respondían. La presión de la joven le había roto la espalda, y varias de sus costillas estaban empezando a crujir.
Bajó la cabeza hasta hundirla en sus cabellos oscuros, inundándose con su olor a fresa.
Pudo ver su rostro angelical a través de la cortina de pelo una vez más, y supo que estaba sonriendo.
Con un último crujido terminó con la vida del joven y lo dejó caer al suelo.
Su camisón de seda, blanco al comienzo de la noche, se había vuelto de color rojo, y una gota de sangre resbalaba por su mejilla lentamente.
Se agachó junto al joven y, una vez estuvo segura de que su corazó estaba quieto, se dirigió a la mesilla y sacó una pitillera, de la que sacó una baraja de cartas.
Las lanzó todas al aire y, sin dejar de sonreir, lanzó el cuchillo, atravesando cuatro cartas.
-Sota...-susurró antes de saltar por la ventana, cayendo suavemente en la piscina.
En sus manos, reluciente, el zafiro brillaba, llamándola.
Se permitió un último vistazo a la mansión y, corriendo descalza sobre la grava, atravesó el patio y montó en el coche que ya la esperaba.
Nadie preguntó si había hecho bien el trabajo; eso se daba por supuesto.

4 comentarios:

  1. Me gusta. Asesinas a sueldo y gente en sus últimos instantes de vida. Llámame sádica pero estos textos me enganchan.

    Mi hermano se llevó todo el día intentando gastarme alguna, no lo consigió, es bastante predecible.

    En fin, te leo cada vez que puedo querido.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Oh! El Carlos sádico vuelve por estos lares. Si en el fondo se le ha echado de menos y todo...

    ResponderEliminar
  3. que asesino (: !
    ohhh, me quedaria escribiendo mas, pero tengo ahora que escribir con una mano y se me hace dificil.
    Si esque no vuelvo a entrar hasta el proximo año. Que el año que venga sean exitos para ti (:

    ResponderEliminar
  4. Es... diferente. Me gusta :)


    un beso

    ResponderEliminar