Carta 1

Una vez empiezas a mentir, decir la verdad deja de ser una opción.
Solo puedes seguir adelante, caminando entre el fango buscando a ciegas el camino a seguir.
¿Que duele? ¿Que no puedes seguir? ¿Que sientes que te asfixias? Deja de lamentarte por haber comenzado esta gran farsa, sonríe y salta de charco en charco para cubrir a los demás con la misma porquería que llena tus zapatos.
Porque si no lo haces, porque si los demás no están tan sucios como tú, ¿cómo sentirte superior entonces? Para eso le diste cuerda a esta gran máquina, ¿no es cierto? Por ser mejor que todos.
La verdad, como ya he dicho, no entra en esos planes de grandeza; contarla solo te hundiría más en el barro.
Si no puedes con tu alma, déjala a un lado. Si te pesa el corazón, átale un bloque de cemento y tíralo en este cenagal. Si tienes ganas de llorar... Bueno, si tienes ganas de llorar, llora, pero asegúrate de que nadie pueda verte.
No sirve de nada arrepentirse. Reconoce, pero en voz baja y a solas, tu error, como hicieron en su día todos los que están aquí tras años de enrevesados engaños; pero no te tengas lástima ni intentes desentenderte de todo. Si no puedes hacer nada por arreglar algo, ¿qué sentido tiene lamentarse? Sigue adelante, con la cabeza bien alta y el orgullo en los ojos.
Porque si alguien nota debilidad, si huelen tus heridas, si ven en tu mirada el miedo... entonces todo se habrá acabado para ti. Viviendo entre hienas, entre buitres, entre... entre gente como tú, la piedad no tiene lugar. El juego es simple: cuanto menos te manches y más ensucies al resto, mejor, y si llegas al final de la partida sin que nadie haya sido capaz de tocarte puedes empezar a sentirte un dios.
Querida amiga, debo ahora despedirme tras exponerte la parte de tus pensamientos que ignoras deliberadamente y que yo tan bien conozco; nuevas amistades me requieren y es posible que sepa guiarlas como corresponde en este mundo de sombras y de dudas.
Siempre tuyo:
Orgullo P. Ride

Hola, hola :D Sí, ya sé lo que estáis pensando: "Nuestro amado, adorado y fantástico Carlos ha vuelto con una épica historia para explicar por qué ha estado ausente, dejando nuestras vidas tan vacías". Bueno, quizá no estéis pensando eso, pero me gusta pensar que sí. En cualquier caso, no, no tengo disculpa. He estado haciendo el vago, rascándome la barriga y comiendo dulces (cosa curiosa, sigo adelgazando y empiezan a marcárseme las costillas...). En fin... Sé que los que estáis leyendo esto esperáis que debajo haya algo más, una muestra de creatividad en forma de diálogo. No la hay. Y como mi vida no os interesa, aquí dejo la actu. Felices navidades atrasadas, y próspero año nuevo por adelantado :D

Sinking

Y si enloquezco, ¿a quién le importa? A nadie más que a mí le concierne la cordura de mis versos.
Mas sea como sea, quizá debiera dar las razones de esta locura incipiente, de esta caída a las negruras del eterno abismo en el que me sumerjo más rápido de lo que quisiera. Siempre habrá quien las adivine, o al menos así lo supongo, pero más vale dejar constancia de los últimos pensamientos lúcidos, como una última confesión, antes de perder definitivamente la cabeza.
Tratándose de mí, ¿qué podría llevarme a la locura, sino el eterno castigo del amor que nunca se ve correspondido? Si al verte frente a mí encontrase en tus ojos el mismo amor, como reflejado en un espejo, del que respondo… Ay, cuán fácil sería entonces renegar de esta locura, salir flote y alejarme de esta agua oscuras y ponzoñosas, guiado por el faro de tu mirada. Pero no hay tal, no hay en tus acciones cariño, amistad, ni tan siquiera consideración. Para ti soy tan invisible como podría serlo el aire que te alimenta y del que ni siquiera eres consciente.
Sí, sí, lo reconozco y a un tiempo te acuso: tú tienes la culpa de la oscuridad con que mi alma se abraza y funde a cada instante un poco más, de las lágrimas vertidas que conforman este lago en que me ahogo, de las noches de sueño ligero e intranquilo. ¡Tú, a la misma vez sueño y pesadilla, paraíso e infierno! Mi tortura, mi recompensa, el dulce delito y su consecuente condena. Todo eso, todo eso y más eres para mí, aún sin saberlo.
Triste es compadecerme tanto, pero, ¿de dónde sacar las fuerzas para levantarme y alejarme de este lecho de dolores indecibles? Si no las encuentro, si ni tan siquiera existen, ¿de qué me sirve forzarlas? Mejor me quedo así, enroscado sobre mí mismo, alejado del mundo para no propagar esta pandemia de pesimismo que me aqueja y que, como bloques de cemento, me hunde más y más en este lodazal, en este pantano sucio y podrido, que resulta ser la locura que otros tanto tachaban de dulce.
Y siento que lo que me queda de conciencia se ahoga, que trata de luchar… Mas sé que pronto quedará vencida, asfixiada entre los pensamientos que formula y en los sentimientos sangrantes que mi corazón impulsa.
Adiós, mundo; adiós, vida. Hora va siendo ya de despedirse.

Esto de aquí arriba lo escribí en clase de Tecnología, aprovechando que estamos pocos y que nos deja los ordenadores. Y acto seguido me puse a ver vídeos en Slow Motion :D

'-¿Por qué memorizar números, fechas, lugares...? Ahora hay máquinas capaces de apuntar todo esto.
-Pero una máquina no es consciente de lo importante de un aniversario, ni de la belleza de un paisaje'

Sin ganas

Presiento que las palabras se han enemistado conmigo, pero no sé por qué.
Noto que al sentarme frente pluma en mano, buscando algún resquicio de ilusión, un hilo de inspiración para tirar de él y crear una nueva entrada a mi mundo, este no aparece. Y digo que no aparece sabiendo que ni tan siquiera está.
Podría, una y otra vez, escribir sobre lo mismo cambiando las palabras para ocultar la similitud descaradamente; de hecho, durante mucho tiempo lo hice, creando así monstruos, engendros de la naturaleza sin el más mínimo significado y cuya única virtud resultó ser un exterior bello y dulce, perfecto para complacer. Pero sé que no debo.
Sin embargo, no es imaginación lo que me falta. Textos largos, eternos, narrativos en lugar de sentimentaloides... Para esos tengo palabras de sobra. Ahí son las ganas las que fallan.
Quizá es que me he consumido, que se me han acabado las ideas en pleno auge léxico, y quizá deba entonces retirarme para descansar de una vez y para siempre...

En fin... Lo dicho, que sin inspiración, sin ganas y perezoso. Mundo, que sus den -_-

Pocket watch

Soy, o al menos hoy así lo siento, como un reloj de bolsillo, un reflejo de tiempos pasados y de una moral anticuada.
Una persona anclada en ideales olvidados, mil veces criticados. Seriedad, pulcritud, amabilidad. Dones que, si bien fueron en su día admirados, son ahora sinónimos de aburrimiento y sosería y, por supuesto, dignos de castigo en lugar de recompensa.
Pero no quedan ahí las similitudes, pues soy consciente, también, de que la longitud de mis pasos es siempre idéntica, y mi ritmo al caminar, invariable, como lo es el de las manecillas del reloj al saltar de marca en marca dentro de la esfera de vidrio. Soy, del mismo modo, preciso, estricto y organizado, como lo es siempre el tiempo, y aunque mis acciones parecen simples y predecibles, basta con indagar un poco para encontrar una lógica, cual mecanismo interno, no tanto como incomprensible, pero sí complejo.
Sé, dejando a un lado modestia, que si se me observa no soy desagradable a la vista, y que en puntuales ocasiones poseo rasgos atractivos, como les sucede a los rayos de sol al chocar con el dorado del reloj, convertidos en brillos cegadores, antes de que este desaparezca en las sombras de un bolsillo, y que existen quienes, aunque los menos, admiran de lejos lo que poseo.
Soy, o al menos hoy así lo siento, como un reloj de bolsillo, pero ¿por qué? No hubo en mi formación excesiva exigencia con las formas, ni en mi vida ha habido nunca grandes y ricos nobles de perfecta educación. Entonces, ¿de dónde procede esta personalidad, estas ideas, este conjunto, en definitiva, que no debiera poseer y sin embargo poseo? ¿De dónde sale la puntualidad? ¿De dónde el orden? ¿¡De dónde...!? No espero respuesta, pero agudizo el oído buscando un susurro con la solución a esta paradoja.
Y por fin, traída por un viento suave y acariciador, la encuentro, escondida en mi estantería. ¿Será que, por saber apreciar la belleza de las letras, estoy condenado a vivir como lo hicieran aquellos cuya época aún admiraba las sutilezas de la lengua? ¿O seré simplemente una anomalía del tiempo, una excepción, un último retazo de un pasado destinado a caer en el olvido?

Buenas a todos :D Se acerca el viernes, pero eso da igual. Lo que importa es que, desde mañana y hasta el domingo noche, soy hijo único <:D Mi hermano a esquiar, mi hermana a Granada, y el más listo de los tres en casita, con internet y toooodo el piso para mí (aunque estén mis padres) ^^

'-¿Por qué te empeñas en no dejarme solo? ¿No ves que me agrada la soledad? A ti, sin embargo, te consume. Vete, sal, sal afuera y disfruta de lo que el mundo pueda ofrecerte.
-¿Pero no ves que encuentro en ti todo lo que el mundo puede ofrecer, idiota?'

S.O.N.R.Í.E

¿Por qué llorar?
Poco importa si el amor rehuye los tristes parajes de este cuerpo, o si el cielo niega el paso a mi alma mil veces condenada; no son razones suficientes para que el llanto me ciegue.
Porque aunque el cielo esté nublado, ¿no es la lluvia también, de una forma nostálgica y triste, bella? Mejor es sonreír. Sí, sonreír, aún sin ganas, pero no por complacer a los más allegados, ni por contrariar a un mundo egoísta empeñado en destruir lo bello. Solo sonreír, sin más.
¿No es ya largo en demasía el tiempo perdido entre lágrimas? ¿Y no es esta, por sí misma, razón más que suficiente para torcer la boca en alegre gesto? No por mucho llorar va a ser la vida menos fea ni el dolor más llevadero, ¿cierto? Entonces, ¿por qué no sonreír?
Todo el mundo piensa que la alegría comienza dentro, y que la sonrisa es un reflejo de esta, mas este pensamiento, ¿les ha llevado a algún sitio? ¿No han creado, así, guiados por esta forma de pensar, una sociedad triste, gris y moralmente podrida? Puestos a vivir sin ganas, ¿por qué no probar a invertir el método? Quizá basta con sonreír, con apreciar el mundo, aunque forzadamente, para que el alma se contagie de esta alegría externa.
No, no habrá por mi parte más lloros, gimoteos ni quejas. Ahora solo sonrisas, que si bien comienzan siendo falsas y tirantes, bien podrían terminar siendo verdaderas.

Sí, lo sé, ando más desaparecido que el Titanic en el mar, pero es que entre mi falta de inspiración, de ganas y de tiempo... no hay forma. Hoy el texto es (un poco) más positivo que de costumbre por petición de Energeia, una especie de cutregalo (pilláis el juego de palabras, ¿no?) por su cumpleaños. Felices 22 :D

'-Todos somos un poco hipócritas en el fondo. Lo que marca la diferencia son las razones que tenemos para serlo'

Psicosis

Su cuerpo entero vibraba, recorrido por aquella corriente eléctrica que despertaba sus instintos más profundos y cegaba su parte racional.
La oscuridad, la atractiva, metálica y fría oscuridad que durante tanto tiempo había reprimido era ahora libre, y nada podría detenerla tras años de cautiverio.
Quiso llorar, mas las lágrimas se evaporaron; trató de gritar tu nombre, aquel talismán protector, pero las palabras murieron en sus labios. Quedó, así, sumido en un silencio mortal, interrumpido solo por el zumbido de sus células ardientes y por el rumor de sus pensamientos, limitándose a observar su cuerpo desde fuera.
Cuán desagradable se veían las negruras de su alma... Con razón las había escondido tan bien tras aquel velo de cordialidad y servidumbre en el que nadie había reparado.
Mas por error, en una fatal equivocación, alguien lo había rasgado con palabras afiladas, y su verdadero ser había quedado expuesto al mundo. Aquella luz, ¡aquella endiablada luz! Atravesaba las dulces sedas y llegaba a lo más profundo, a lo más podrido de su alma. Y esta, como un animal salvaje, herido y asustado, se revolvía y chillaba, tratando de huir, de esconderse de nuevo, pero ya no podía.
Acorralada, había tomado la determinación de luchar utilizando aquella negrura, y con un único latido su corazón rasgó la fina tela, liberándose por fin.
Inspiró aire, expiró veneno. Trago saliva, escupió bilis. Qué dulce resultaba la libertad tras años de encierro, parecía decir aquella parte oscura de sí mismo que siempre había negado.
Su mente, por el contrario, sentía repugna por aquello que su alma era, pero ya no procuraba esconderlo, decidida a abandonar por fin aquel cuerpo destinado a las sombras.
En cuestión de segundos, el silencio en sus oídos se rompió, atravesado por la empalagosa melodía del dolor y el ruido de las risas crueles, y su cuerpo perdió el estatismo, abriendo de nuevo los ojos. Ante sí se presentaba, de pronto, un mundo de luces y sombras, sin tonos intermedios, y aquellos que habían osado liberar a la bestia debían limpiar su pecado con sangre.

Buenas a todos :D Hoy no añado nada debajo del texto, aparte de este comentario. No por nada, sino porque me da pereza. Tengan un buen día ^^
PD. Dejad de seguir "El paraíso de las ilusiones muertas", está abandonado y tiene más seguidores que mi adorado DW ¬¬ 

Espectros

Allí se encontraba, sentado entre las sombras, embriagado por los dulces aromas del pasado.
En su mano, temblando peligrosamente, una copa de vino a medio acabar; en la otra, una pistola cargada.
Lenta, muy lentamente, levantó la mano y posó el cañón del arma en su sien derecha.
Y apretó el gatillo.
Ninguna bala salió, sin embargo, de aquella pistola. Sonrió, y dejó caer al suelo el vaso.
Frente a él, tumbada desnuda en la cama, cubierta solo por la fina seda de las sábanas, estaba ella, con el mismo rostro dulce, la misma sonrisa angelical y los mismos ojos amables, de un azul casi transparente, que tantas horas había utilizado en memorizar.
Con un gesto grácil, se levantó y se acercó al hombre, sensual, hipnótica, perfecta.
Se detuvo a escasos centímetros, agachándose hasta poner sus labios a la altura de los del otro, y sonrió.
-La siguiente vez sí que habrá bala...-susurró, con una voz que, aunque era exacta a la suya, no era la suya.
-Lo sé-respondió él, suspirando.
El horrible y desgarrador ruido de una bala rompiendo el aire fue lo último que se oyó antes de que la muerte, disfrazada de amor, le cubriera con su túnica.

Buenas. Actualizo tarde porque acabo de caer en que mañana me largo para todo el puente y no voy a tener otra posibilidad de actualizar hasta el próximo jueves, y como hace tiempo que no posteo... En fin, felices vacaciones a todas :)

Sí, lo sé, aquí debería estar una conversación, o un monólogo, o lo que fuere. Pero, desde luego, no algo así, pero tenía que quejarme (un poco más) de lo injusto que es el mundo. Porque, después de todo el trimestre cumpliendo todas las normas del centro, haciendo los deberes, siendo respetuoso... en todas las asignaturas, no solo un profesor, sino que cuatro, o hasta cinco, no han tenido la decencia de darme el 0'x/x<6 necesario para subirme un punto la nota de la asignatura. Honestamente, espero que el infierno no se congele antes de que los mamo*** en cuestión ardan a gusto.

RIP

¿Que quién le mató?
Nadie lo sabe, más todos lo sospechan.
Fueron, quizá, las expectativas elevadas que todos pusieron en él.
Se imagina cómplices a los errores nunca perdonados, a los fallos nunca consentidos, a los defectos siempre criticados.
Otras teorías apuntan a la soledad que se le impuso al obligarle a ser, a todos los efectos, perfecto, y a las lágrimas que nunca pudo verter para no demostrar sus debilidades.
Mas, ¿por qué han de importarnos los culpables ahora?
El delito es ya antiguo, pues aunque su cuerpo se moviera, su corazón estaba en su pecho parado desde hace años, y ya ha prescrito. Esta era, simplemente, la consecuencia final que todos esperaban, la muestra de flaqueza que todos ansiaban ver.
Dejemos descansar en paz a los difuntos y no busquemos las razones que llevaron a rodear su cuello con aquella endemoniada soga, pues si lo hacemos todos nos sabremos culpables de la muerte que se ha dado.

Dios, qué falta de inspiración más profunda -_- Al menos ya he terminado con los exámenes, que algo es algo...

'-¿Qué harías tú en mi lugar?
-¿Yo? Matarle. O largarme del país. O ambas cosas'

Detalles

Seguro que no sabes que estudio para que puedas copiarme en los exámenes, ni que llevo pañuelos encima solo para poder dártelos. Y seguro que tampoco sabes que, si llevo siempre el estuche lleno de colores, es solo por si los necesitas, y que me pongo el abrigo para dejártelo si tienes frío, que tengo el mp3 lleno de tu música para que lo disfrutes cuando me lo pides.
Hay tanto que no sabes, tantos detalles que pasas por alto... Porque sé que no me oyes cuando te defiendo como si en ello me fuera la vida, ni me ves cuando te saco de la capucha las cosas que otros te meten, ni te has fijado nunca en que, cuando te desaparece algo, soy el primero en empezar a buscarlo.
Quizá debiera sentirme frustrado, enfadado, o simplemente estar ya cansado de hacer todo lo posible para que me quieras tener cerca. Pero no lo estoy.
A fin de cuentas, fui yo el que eligió la modalidad de amor no correspondido...

Señores, señoras, he batido cualquier récord posible: 10'75/10 en tecnología. A ver quién me supera ahora >:D [Texto corto porque tengo cosas que hacer]

'-Crees que todo se soluciona con pedir perdón.
-Contigo siempre ha sido así.
-Eso es porque, sin importar el daño que me hagas, me dolería más no volver a verte'

Fuerza de voluntad

Quisimos querernos, elegimos elegirnos. Pretendíamos demostrar que más fuerte que el amor era nuestra voluntad.
Éramos buenos amigos, pero nos sentíamos solos, y una noche, entre cervezas y lamentos, decidimos no sentir nunca más la soledad y nos besamos.
No fue un beso con sentimiento, ni pasional, ni bonito. Tan solo fue un beso, uno que destilaba amargura y tristeza.
No nos queríamos, al menos no de la forma que pretendíamos querernos, pero estábamos tan vacíos... Decidimos arriesgarnos, y forzamos esta amistad tratando de convertirla en amor, estirándola.
Por supuesto, salió mal. No había romance, no había pasión, no había nada aparte de confianza y mutuo aprecio. Y con el tiempo hasta eso se nos agotó.
Frecuentamos amores de una noche, buscando en otros la pasión que no sentíamos entre nosotros, pero no buscábamos amor. Solo era una cacería, buscar el mejor blanco, pasar un buen rato y volver a nuestra vida en pareja como si nada hubiera pasado, como si realmente hubiera algo más que necesidad de compañía en ella.
La relación se desgastó, las palabras comenzaron a sonar forzadas y las mentiras eran nuestro plato de cada día. Éramos dos estatuas de frío mármol condenadas a vivir juntas para no sentirse solas. No es que así nos sintiéramos felices. Pero me gusta pensar que te hice sentirte menos triste.

Fin de semana :D Y la semana que viene, siete exámenes en cinco días. Debería empezar a agobiarme, pero me da pereza hacerlo :P

'-¿Me quieres?
-Siento decir que no puedo responder a esa pregunta si no está presente mi abogado'

Routine

Todo se repite. Minuto a minuto, hora a hora, día a día...
Es siempre la misma historia, la misma distancia a recorrer, los mismos problemas a resolver.
Una y otra vez la misma gente, la misma sonrisa hipócrita, el mismo halago interesado a la misma persona detestable.
Se repite sobre nosotros el mismo cielo, a nuestro alrededor los mismos aromas, en nuestros labios los mismos sabores, en nuestros dedos las mismas texturas.
Nada cambia, ni nadie así lo pretende. Nunca nadie retrasa el débil paso de las manecillas del reloj para llegar más tarde a una solitaria casa donde nunca nadie espera preocupado. Nadie busca por las calles una mirada amiga en un mundo donde nunca dos personas pasan de ser meras conocidas.
Las fiestas terminan recién empiezan, el tiempo se pierde en el entramado de la ciudad, los sentimientos se oxidan con el aire.
Los que se atreven a soñar sueñan en gris, y los que no se atreven también. Siempre lo mismo, las misma carta en el mismo buzón a la misma hora.
El mundo no se molesta en girar, el sol no se molesta en brillar, ni tan siquiera se molestan en crecer las plantas. Es un universo congelado, detenido por completo, sin vida, estancado por siempre en la misma escena.
Siempre los mismos reyes orgullosos cometiendo los mismos estúpidos errores, metiéndose en las mismas guerras de antemano perdidas.
Inquebrantable rutina que unos fingen no ver y a la que otros ya están acostumbrados. Cómoda. Agradable. Predecible.
Y es que todo se repite. Minuto a minuto, hora a hora, día a día...

Buenas, buenas :) Ayer encontré un cuaderno mío, en el que hacía dibujos, escribía cosas... En fin, que le eché un ojo y encontré esto. No es demasiado bueno, peeero...

'-¿Has sentido alguna vez que todo el mundo espera de ti que seas perfecto?
-La verdad es que no.
-Entonces no creo que puedas entenderme'

Ella

Los anillos en sus dedos, las alhajas en su cuello, las sedas cubriendo su cuerpo, los perfumes que la envuelven. De armiño los abrigos, de diamantes sus pendientes, de platino sus monturas.
Todo es resplandor, todo brillo, es todo oro a su alrededor.
La piel tersa, los labios carnosos, los zafiros de sus ojos, la elegancia de su porte. De canas libre su pelo, de maquillaje libre su cara, de miedo libres sus acciones.
Juventud, belleza, elegancia, fama. Locos fans, obsesos seguidores, pretendientes, soñadores.
Mas apagados los focos, idos ya los fotógrafos, marchadas las cámaras de vídeo; guardadas en un cajón las joyas, escondidos en el ropero sus vestidos, en la mesilla reposando las gafas, los perfumes consumidos; cerrados los ojos, perdida la postura, retirado el maquillaje, ¿qué queda entonces de ella cuando de su envoltorio sale?
Los brazos de sus sábanas la acogen, se preparan para el llanto las almohadas, ralentiza el reloj sus pasos para darle tiempo y descanso, se apagan las luces para intimidad otorgarle.
Ella solía ser alguien. Ahora se limita a ser algo.

Buenas, gentuzos varios. Honestamente, actualizo tarde porque no pensaba actualizar, pero al final me he puesto y he improvisado esto en cosa de un cuarto de hora. Espero que os guste, porque a mí no xD

'-Mentiría si te dijese que eres a la única a la que podría amar.
-No te pido que me digas eso. Solo quiero que me digas que soy la única a la que amas'

Alma

Tú no eras nada, no valías nada.
Solo uno más en este mundo, sustituible fácilmente. Mentiroso, hipócrita, manipulador.
Creías ser un Dios, pero te quedabas en mortal.
Y fue gracias a mí, ¡únicamente gracias a mí!, que ahora eres lo que eres. Y aún te atreves a mirarme con superioridad, creyéndote mejor.
Por favor, qué pueril mente la tuya... Empiezo a pensar que no debí entregarte nada a cambio de tu alma, pues de cualquier forma habrías acabado en el Infierno, pero es mejor asegurarse y comprarla cuando aún no vale tanto como lo hará una vez estés muerto.
Oh, sí, ¿no te lo había dicho? Muerto, tu alma vale lo que no puede expresarse materialmente. Muerto, ida ya la belleza, la inteligencia y el dinero, perdida la fama y el respeto, ¿qué queda, sino el alma? Y ahora es mía.
Tacho los días del calendario, con paciencia, sin adelantar la fecha. Morirás, como todos los demás mortales, y entonces, caído al fin de ese trono tan alto que te has hecho construir, seré yo quien te mire por encima del hombro por el resto de la eternidad.
Pero, ¡qué fastidio!, he de irme. Tengo un Dios de verdad al que restregarle por la cara mi más reciente adquisición.

Aloha :) Y os preguntaréis: Carlos, ¿tú que te fumas para idear semejante tontería de texto? Creedme, yo mismo me lo pregunto a menudo xD

'-¿Por qué no te esfuerzas?
-Porque intentarlo es el primer paso hacia el fracaso...'

Arriesgarse

Te quiero.
Sé que esto acabará mal y que tarde o temprano nos haremos más daño del que ahora puedo imaginar. Pero esta vez tengo que arriesgarme, esta vez no basta con callar y sufrir en silencio, porque no quiero culparme otra vez por lo que pudo haber sido y no fue.
Así que aquí me tienes, como uno más de esos estúpidos chiquillos adolescentes que creen en el amor, calado hasta los huesos, tiritando, pero a pesar de todo incapaz de separarme de la puerta de tu casa. Será que realmente nadie es inmune al amor, o que nunca quise serlo de verdad, pero al final yo también he sucumbido.
Honestamente, no puedo decir que desde el primer momento supe que había algo diferente en ti.
Pero, con el tiempo, según comencé a saber cosas de ti, algo cambió. Tu mirada, tu sonrisa, tu voz... Provocaba todo ello en mí una fascinación tan inexplicable... Fue empezar a conocerte y empezar a querer saber más, y al final acabé sintiendo que mi vida tomaba un rumbo tras demasiados años andando en círculos. Un rumbo que intenté cambiar, que procuré evitar y que, ante todo, traté de negar. Pero al final ha sido imposible, y he acabado rindiéndome a lo evidente, aceptando que te quiero.
No sé, la verdad, cómo seguir. No tengo más que decir. Ya ves, precisamente yo me he quedado sin palabras... Y en qué mal momento.
Solo puedo añadir que, pase lo que pase, decidas lo que decidas, no puedo permitirme perderte. Así que si tu respuesta es un no, si eliges no elegirme... Permíteme entonces, por lo menos, seguir conociéndote.

En fin... Me da vergüenza colgar esto, porque sé lo pésimo que soy con el amor, pero bueno, así no podréis decirme que siempre soy oscuro y triste. Ahora solo podréis decir "casi siempre". ¡Já!

'-Perdona...
-¿Nos conocemos?
-No, pero te vi sola, y como sé lo que se siente pensé que tal vez querrías hablar con un desconocido que no va a juzgarte'

Confesiones en una noche oscura

No me gusta el sol.
Será, quizá, porque no me gusta la luz. Siento, cuando el brillo del astro rey me ilumina, que cualquiera puede ver en lo más profundo de mi alma y leer aquellas cosas que tanto me esforcé en esconder, que tanto tiempo me llevó ocultar.
Confío más en la noche, en ella y en la luna de pura plata. Ah, sombras, mis fieles compañeras... Con vosotras, cualquier rasgo de imperfección queda oculto y nunca revelado.
Pero últimamente ni siquiera rodeado por vuestra mansa y pasiva negrura me siento seguro. Veo en vosotras el preludio del futuro oscuro que me espera, el dolor que no sabré sentir, las alegrías que no podré disfrutar. Siempre lo quise, fue mi único deseo, mi único capricho. Ser frío como el hielo, resistente como el acero, eterno como el tiempo mismo.
Mas ahora que se acerca el vencimiento del plazo, ahora que terminan de encajarse las piezas y mi corazón comienza a detenerse, he de confesar que siento miedo. ¿Miedo de qué? De todo y nada a un tiempo.
Pero veo que se acerca el alba y debo callar. Todo termina, y al mismo tiempo comienza, hoy. Despídete del mundo corazón. Decid adiós, sentimientos. Y, por fin, en un único acto de valentía, afronto el miedo de no saber cómo será vivir sin vosotros y os destruyo.

¿Alguien me explica por qué tienes que querer a tu familia? Carece de sentido. Si no nos uniera la sangre, estoy bastante seguro de que con muchos ni siquiera me hablaría...

Y ahora el premio. Me lo concedieron hace... dos, o quizá tres, días, pero me dio pereza entregarlo en su momento así que lo hago ahora.
Y como no sé quiénes son las que más comentarios me han dejado en estas 350 entradas que cumplo hoy, he decidido que mis ganadoras sean...
Smily
Anaid
Nieves
Quizá debiera haber cogido también a Energeia, pero como ahora está desaparecida y agobiada con la universidad he decidido no meterle trabajo extra xD Hala, muchísimas gracias a LoQuePuedoDecirDeMí y a las tres nominadas por comentar tanto y hacerme tanto la pelota :P

Despotismo ilustrado

¿Cómo pudimos fallar?
Éramos perfectos, ¿no? Nos adoraban, nos necesitaban. Por nosotros habrían dado su vida sin dudar.
Pero ya no.
¿Qué pasó? ¿En qué nos equivocamos?
Nuestro objetivo era el bien de todos, quisimos defender a enemigos y amigos por igual, mas entonces... ¿dónde erramos?
¿Por qué nos corrompimos? ¿Cómo nos dejamos atrapar en esta sucia telaraña?
Decidimos engañar, nos cubrimos de oscuras mentiras que, irónicamente, nos hicieron brillantes, cegando a aquellos que nos amaban, convirtiéndolos en nuestras marionetas.
Bajo el pretexto de estar haciendo lo mejor para el pueblo, dimos por justificados nuestros medios, perdiendo al final el rumbo y olvidando nuestros fines.
¿Y qué nos quedó entonces? Mentiras. Sucias y desagradables mentiras.
Y ya ni siquiera yo me creo que, en su día, tuvimos el mundo a nuestros pies.

Ayer no actualicé porque estaba en casa de mis tías, peeeero eso no quita que diga hoy lo que pretendía decir ayer: ¡¡felicidades, Moko!! :D (también llamada Oki, Kii, Miki...). Y recordadme que entregue el premio qwerty que me han entregado xD

'-¿Tienes sueño?
-Sí, pero tengo miedo de que te vayas si cierro los ojos...'

Espectadores

Marchitan ante nuestros ojos los amores que se dignaron a proclamarse eternos, como rosas en invierno que, lentamente, perecen y se pudren ante el frío.
Y vemos su sufrimiento, sus lágrimas helándose, sus miradas de dolor, mas no sentimos nada. Vivimos, desde la barrera, miles de amores que ante nuestra perpetua mirada nacen, crecen y mueren, sin dejarnos nunca influenciar por ellos. A fin de cuentas somos meros observadores, dioses de frío hielo rodeados de frágiles mortales, ¿o no?
Pero veo que vacilas, amiga mía. ¿Acaso la cruel dama de la duda ha decidido visitarte hoy? No te ilusiones. No somos espectadores por elección, ni porque nos parezca divertido. Lo somos porque es el papel que el Destino ha escrito para nosotros, y solo nos queda representarlo tan bien como podamos mientras dure nuestro acto en esta eterna obra de teatro.
Aprende a vivir con ello, a disfrutarlo, a utilizarlo en tu beneficio. ¿Ves a aquellos que lloran? Darían su alma, su pasado y su futuro por tener un corazón tan resistente como el nuestro. Cierto que aquellos otros, los enamorados, nos miran con lástima desde su alto trono, mas no te preocupes, pues tarde o temprano se encontrarán ansiando ser nosotros.
¡Contémplame! Perpetua sonrisa, eterna dignidad, infinito ego...
¿No me envidiaste desde el mismo momento que me conociste? Cierto que viniste a mí buscando que te amara, pero, reconócelo, ¿no es esto mejor? Tienes el potencial necesario para ser tan dura como el mismo diamante y tan sólida como un triángulo equilátero, y mi obligación es pulirte.
Mas no pareces aliviada. ¿Aún te tortura el miedo? ¿O es acaso tu pasado el que te asfixia? No temas, querida, pronto esas cosas quedarán lejos.
Y, si te sirve de consuelo, eres la única persona a la que, de haber tenido sentimientos, habría podido amar.

En fin... Volvemos a no tener inspiración. Suerte que aún me queda imaginación y un poco de léxico refinado que oculta que no hay significado en mis palabras -_-''

'-Háblame de ti.
-¿Y qué quieres saber?
-Absolutamente todo...'

Consumidos

¿Adónde fueron las palabras dulces? ¿Cuándo marcharon las miradas cómplices? ¿En qué momento nuestros corazones dejaron de latir a un tiempo?
Se nos escapan entre las manos sueños e ilusiones, como castillos de arena que, secados al sol, se tornan quebradizos.
Y poco a poco, nos consumimos al mismo ritmo que nuestro amor, a base de amargos suspiros, mas ninguno lo reconoce abiertamente, aún sabiéndolo los dos.
¿Por qué? Quién sabe. Quizá porque decirlo en voz alta, confesarlo, asumirlo como una realidad, sería como asestarle una última puñalada al cariño que un día nos profesamos. O porque aún conservamos los recuerdos de una fuerza que venció a la distancia, pero que ha sucumbido al tiempo. O puede que, a estas alturas de la vida, estar con alguien sin amarle sea preferible a estar solo.
Aún guardamos bellos recuerdos que podemos consumir, palabras de amor del pasado que aún nos alimentan, detalles que todavía le dan pinceladas de color a esta relación negra y apagada. Y quizá eso sea suficiente para sobrevivir los pocos años que nos queden, ¿no, querida?
Siempre fuiste mi mejor y más fiel compañera, ¿con quién gastar mis últimos momentos mejor que contigo? Tal vez sea egoísta, tal vez atarte a mí con estas cadenas no sea justo, pero a la muerte no le temo mientras no haya de morir en solitario, y sin ti, ¿quién me queda?
Así que, como siempre, guardemos silencio. No confesemos nunca la verdad, y muramos llevando con nosotros este secreto a la tumba...

Aloha :D La verdad, ahora mismo me siento sucio, porque anoche traicioné a Abbise con una novela histórica barata que he ideado, y de la cual he sacado esto de aquí abajo... Tranquila, preciosa, que volveré contigo en cuanto me desengañe.

'En aquel momento, sin ninguna aclaración más, supe que él la amaba mucho más de lo que yo podría hacerlo nunca, y en el único acto de altruismo de mi vida decidí renunciar a mi derecho a ser amado'

Silencios que matan

Pero, si le amas, ¿por qué callas?
Noto que tus ojos, no, más aún, que tú misma mueres cuando ves que se aleja. Que tu ánimo se torna sombrío y pensativo, y que tu mirada se empaña. Si lo noto, si todos lo notamos, entonces, ¿por qué callas?
Mas no respondes. Únicamente guardas silencio y dejas que se vaya, que cada vez se encuentre más lejos sin procurar evitarlo, y suspiras en silencio cuando notas que se ha ido.
Triste, mustia, apagada. Adjetivos con los que nunca te hubiera asociado antes, y que ahora son constantes cuando apareces en mi pensamiento.
Si no confesar tu amor te consume, si el dolor te mata, entonces, dime, ¿por qué callas?
Y en la noche, cuando estás sola, en las tinieblas abandonada, de ligeras sábanas que pesadas y desagradables se tornan rodeada, ¿qué haces, sino llorar?
No trates de negar lo que todos damos por cierto. Atormentada por tu propio subconsciente, pasas las noches durmiendo pero sin soñar, sin un instante de descanso. ¿Puedes, de alguna forma, esas veinticuatro horas diarias de pesadillas justificar?
No, no existe excusa, mas, entonces, ¿por qué callas?
¿No notas acaso que se te está escapando la vida entre las manos por el miedo a confesar un amor que, todos sabemos, es correspondido? Pero sigues negándote, cortándote las alas, no dando nunca el último paso, no atreviéndote jamás.
Hazlo, solamente eso. Nadie más que tú puede tomar la decisión, pues eres libre. Libre de elegir, de confiar, de arriesgarte. Y sí, libre también de equivocarte, ¿pero no es una vida sin errores aburrida?
Si tanto te quejas, si realmente tanto duele, entonces, dime, ¿por qué callas?
Y que conste que el miedo no es argumento ni razón.

A-looo-haaa ^^ En fin... No sé qué comentar hoy, no ha pasado nada importante. Bueno, sí, un 9'6 en inglés que podría considerarse interesante, ¿no? xD

'-¿Acaso tú no tienes miedo?
-Joder, ¡pues claro! Pero te quiero demasiado como para dejar que eso me detenga'

Healers

Escucha.
¿No oyes, en la distancia, suave, frágil, el preludio de una tragedia? Es el dolor que se aproxima de violines rodeado.
Respira.
¿No hueles, flotando en el aire, un aroma de singular e inexplicable belleza? Eso es amor. Amor que se transforma en odio.
Saborea.
¿No notas que todo sabe, repentinamente, salado y dulce a un tiempo? De lágrimas derramadas se trata.
Observa.
¿No ves, a lo lejos, las nubes negras creciendo, arremolinándose, preparadas para llover sobre la tierra? Es el anuncio de una tormenta que pretenderá ocultar un débil llanto.
Siente.
¿No notas el gélido y profundo vacío en su pecho y ojos? Son los escombros de un corazón que explosiona para no ser reconstruido.
No procures no mirar, pues vas a hacerlo de todas maneras. Es una imagen demasiado bella, efímera, trágica, como para apartar la mirada. No quites, pues, tus sentidos de ella. Disfrútala, súfrela, siéntela, y trata de recordarla.
Eso que notas, esa horrible sensación que ahora horada tu alma, es lo que habrás de aprender a curar en los demás, pues estás condenado, como yo, a ser feliz únicamente cuando cargues las tristezas que otros debieran sentir.
Pues, amigo mío, nosotros no tratamos cuerpos sino almas.

Puf... Cómo me frustran las clases de Ampliación de Matemáticas. ¿Alguien entiende que el señor nos hable, sin haberlo dado nunca antes, de matrices, senos, cosenos, tangentes, números complejos...? -_-u

'-Por favor, no me dejes solo...
-¿Decías?
-¿Qué? No... Nada...'

Y es por ti

Odio reconocerlo, pero duele el corazón en mi pecho.
Duele, y duele con razón, pues mientras escribo se desangra, desgarrándose con cada latido.
¿Y por qué, puede alguien preguntarse, por qué muero? Por tu mirada hiriente, por tus labios que sugieren imposibles, por cada una de tus sonrisas celestiales, por tus honestas mentiras.
Muero, como siempre, por ti.
¿De dónde procede este amor inagotable? ¿Por qué es, me pregunto, eterno este castigo que solo me trae desgracia? Maldito fue el día que te cruzaste en mi camino, pues por tener el placer de contemplarte debo fenecer cada día, renaciendo con el amanecer para, de nuevo, morir.
Morir, como siempre, por ti.
Lentamente la vista se me nubla, se vuelve difuso tu rostro en mi memoria, y tus palabras desaparecen, arrastradas por el viento. Caigo, en medio de indecibles dolores, en un sueño ligero y turbado, donde todas las pesadillas que no llevan tu nombre, pues tú estás destinada a existir sólo de día, todas ellas, digo, me atormentan.
Mas, aunque no lleven tu firma, sin importar que no las puebles, es tu esencia la que las origina. Es tu ponzoñosa personalidad, tu dolorosa existencia, la que le da alas a la más pérfida parte de mi imaginación, entretenida en destruirme cuando no puedes hacerlo; convirtiéndola, convirtiéndome, en artífice de mi propia muerte.
¿Dónde vas, alegría? ¿Por qué escapáis, ilusiones? ¿Tan oscuro, tan siniestro, tan sombrío me han vuelto las afiladas dagas de este amor nunca correspondido? ¿Es mi maltrecho y moribundo corazón indigna morada para vosotras? ¿Es por eso que me abandonáis?
¿Por qué no puedo, os suplico, por qué no me dejáis marchar con vosotras, abandonando juntos este nido de tristeza y muerte continua? Mas me ignoráis, huis, escapáis, y me dejáis solo. Solo con mi soledad y con mi tristeza.
Finalmente despierto, escapando de la agonía de mis asfixiantes sueños, saliendo de una tortura para entrar en otro tipo distinto de agonía. Agonía, digo, que aunque distinta, ni es más amena ni menos dolorosa, pero que al menos lleva tu rostro. Y consciente de tu existencia, comienzo de nuevo a morir.
A morir, como siempre, por ti.
Y así es como mi vida sigue, siempre igual, siempre amarga. De una oscuridad a otra, y de vuelta a la primera, con la tristeza como una constante en la ecuación de mi existencia. Siempre superando las ganas de morir del todo, de terminar con el dolor. Siempre reprimiéndome, siempre viviendo.
¿Cuál es la razón de seguir? ¿Cómo justificar el dolor? ¿Reprimiéndome por qué? Reprimiéndome porque tú existes, porque eso lo justifica todo.
Y es que igual que por ti muero, es también por ti que vivo.

 We~he. Reconocédlo, echabais de menos esta parte de mi literatura xD Lo escribí ayer noche, porque hoy, dentro de un rato, me piro a pasar el puente en la Sierra. No tengo muchas ganas, porque el internet móvil es una caca a la hora de actualizar, pero bueno...

'-¿Por qué me preguntas a mí de amor, sabiendo que no sé nada de él?
-Oh, ¿y eso que importa? Opino sinceramente que nadie sabe nada del amor, y que los que se jactan de ello solo saben de sexo y caprichos'

¿Seguro que esto no es un sueño?

-Esto... ¿Tienes un momento?
Me giré, extrañada. No esperaba que él, precisamente él, me dirigiese la palabra.
-Sí, supongo.
Dejé que me arrastrase unos cuantos metros, a un callejón medio vacío, mientras mis amigos nos seguían con la mirada.
-¿Pasa algo?-pregunté, viendo que Harold no se decidía a decir nada.
-Sí, había algo que quería preguntarte... No me había atrevido hasta hoy, pero...-arranca, mirándose las manos y mordiéndose el labio.
El corazón me dio un vuelco. ¿Era posible? ¿Estaba aquello sucediendo o era un sueño más? Inconscientemente, yo también bajé la cabeza, esperando a que siguiese con la frase.
-La verdad es que es un poco difícil, porque no nos conocemos mucho, pero...-Harold no pudo contener una risa tonta, pero la acalló enseguida.
Me pellizqué varias veces, disimuladamente, comprobando que no era una fantasía, y sentí el dolor. No era de mentira, por fin estaba sucediendo, tras toda una vida dedicándole miradas de reojo, tratando de estar cerca de él, Harold me elegía a mí.
-Quería saber si tú...-susurra, con su dulcísima voz-. Si tú sabes si tu amiga Marta tiene novio.

ZAS! Todas esperabais amor, todas esperabais empalagosismo. ¡Pero no! ¿Acaso habíais olvidado en qué blog estabais? Mwahahahaha >:D

'-Oye, ¿tú podrías ayudarme después de clase?
-Claro. ¿Qué necesitas?
-Que me ayuden a sonreír...'

En su mirada

-Te pesa el corazón-comentó Julia, mirándole fijamente a los ojos.
Ciertamente, a Adrián le pesaba. O, más concretamente, le dolía, y desde hacía mucho. Sin embargo, nunca se lo había comentado a nadie, ni lo haría jamás.
-¿A qué viene eso?-preguntó, haciéndose el loco-. No nos conocemos de nada, ¿cómo se te ocurre algo así?
-Se te nota en los ojos. Parecen los de...-la joven se quedó pensativa un instante-. Los de un anciano que ha vivido muchas tragedias y que está cansado de la vida.
Adrián se sorprendió interiormente al darse cuenta de lo poco que le costaba a Julia leerle el alma, pero no dejó que la sorpresa se reflejase en su rostro.
-Eso son tonterías. Los ojos solo son... ojos. No puedes intentar deducir mi estado de ánimo por eso-replicó, tratando de concentrarse de nuevo en el libro de Biología.
-Quizás tengas razón, pero yo sé que estás triste. Puedes confiar en mí-susurró Julia, quitándole el libro.
¿Podía realmente confiar en ella? Tonterías. La confianza solo había traído a su vida desgracias y dolor, y por eso ya no creía en nada ni nadie.
Lenta, muy lentamente, levantó la cabeza, clavando sus ojos en los suyos, con una mirada gélida y dolorosa. Y Julia, sin saber muy bien por qué, dejó caer el libro sobre la mesa y se marchó con el horrible sentimiento de haber visto el dolor máximo en aquellos irises verdes.

¿Por qué no actualicé ayer? ._. No tengo ni idea, era el día perfecto, tenía tiempo, no muchos deberes... Me estoy volviendo vago, supongo OnO Por cierto, ¿estoy fatal de la cabeza o ":)" tiene los ojos tristes? xD

'-Dicen que tus palabras son tan dulces y cálidas que pueden derretir un iceberg.
-Exageran. Solo descongelo corazones'

Dying

-¿Estás bien?
-Sí, claro-responde Manuel, limpiándose la boca con la manga de la camisa.
-¿Eso es sangre?-pregunta Ana, cogiéndole la mano-. Dios mío, ¡lo es!
Él se aparta, arremangándose la camisa para ocultar la mancha roja, y esboza una sonrisa.
-Me he mordido la lengua...
-Mientes-replica ella-. ¿Tú no tenías un problema de corazón?
Manuel duda.
-Hace... Hace dos semanas que saben lo que tengo-susurra, limpiándose una lágrima-. Me estoy muriendo.
Ana palidece, y después trata de poner la mano en el hombro, deteniéndose a medio camino.
-Por eso... ¿Por eso no quieres estar con nadie?
-No quiero que la gente sufra por mí-explica, sentándose en el suelo-. Pero estoy demasiado cansado de hacerle daño a la gente...

-_-''' ¿Qué MIERDAS es esto de aquí arriba? Tengo que comprarme una nueva musa, la que tengo es una caca u.Ú

'-Relájate.
-No puedo. Tengo... Debo ser el mejor. Siempre.
-Esa forma de pensar acabará matándote'

Human being

-¿Qué es un ser humano?
La pregunta retumbó por el aula de filosofía. Rápidamente, dos manos se levantaron en el aire.
-El ser humano es el único animal capaz de pensar y razonar-contestó César, adelantándose a su compañero.
-El ser humano es el único animal capaz de sentir y que busca comprender sus sentimientos-respondió, acto seguido, Mike.
César y Mike se miraron mutuamente, evaluándose. No tenían nada en común, nunca lo habían tenido. César era la cabeza y Mike era el corazón, y siempre había sido así.
-¿No merece un psicópata ser tratado con dignidad, aún cuando su corazón no late? ¿No está penalizado vulnerar un cadáver, aunque su corazón no lata?-replicó César, comenzando el debate.
-¿No es una persona en coma, aunque incapaz de pensar, una persona? ¿No son, aquellos que no sienten, enfermos que necesitan tratamiento?-contraataca Mike.
Lenta, muy lentamente, el primero esboza una sonrisa. Hacía tiempo que no tenía un enemigo digno al que enfrentarse, y como Cabeza que era, estaba dispuesto a todo para ganarle a Corazón.

Y alguien se preguntará: ¿qué estaría haciendo Carlos ayer para no actualizar? Pues amputarme ambas piernas. O, al menos, desearlo. Maldito camino Schmidt y maldita calzada romana -_-

'-¿Por qué no lloras para desahogarte?
-Porque si también pierdo la tristeza, me quedaré demasiado solo en un corazón demasiado grande y vacío...'

Imposiciones

-¿Estás solo?
-No, con mi grupo de amigos invisibles-replica él, revolviendo la sopa-. Siéntate si eso es lo que quieres.
-Gracias-susurra Sol, apartando la silla y ocupando el sitio-. Oye... ¿Por qué siempre estás solo?
Alexander levanta una ceja, extrañado.
-No entiendo la pregunta. ¿Con quién iba a sentarme?
-No sé, solo era una duda. Quería saber si tu soledad es por decisión o te fue impuesta-explica ella, rompiendo el trozo de pan en pedacitos.
-Un poco de cada-responde finalmente, tras unos minutos de deliberación-. Al principio era una tortura saber que nadie quería estar cerca de mí. Pero después... Según los he visto caer, según he visto cómo se traicionaban, me he dado cuenta de que mi soledad no es tan mala y he aprendido a querer estar solo.
-¿Y dejar que me siente aquí no es romper con tu ideología?-pregunta Sol.
-Oh, no, para nada. Mentalmente, estoy a varios kilómetros de aquí...

Tengo sueñooo T.T Y además me pica la nariz. ¡Y como soy perfecto y la culpa no puede ser mía, ha de ser vuestra! ¡Gentuza! ¬¬

'-No está mal tener orgullo, ¿no?
-Para nada. Pero si andas siempre con la cabeza demasiado alta, acabas tropezando'

No me gusta decirte que te quiero

-¿Qué haces?
-Pensar-responde, dándole una calada a su cigarrillo.
-¿Y sobre qué piensas?
-Sobre nada en concreto. Sobre todo, supongo.
-Odio que vayas de filósofo moderno cuando tu vida es maravillosa, pero dame un cigarro y sigue hablando, que me gusta tu voz.
-Toma-contesta, pasándole la pitillera plateada y el encendedor-. Me preguntaba por qué, siendo tan diferentes tú y yo, me gusta tanto estar contigo.
-Porque soy encantadora, evidentemente-responde al tiempo que enciende su cigarro-. No, hablando en serio, es algo que yo tampoco me explico. ¿Has llegado a alguna conclusión?
-No, igual que siempre. En cuanto empiezo a pensar en ti se me va el santo al cielo y pierdo el hilo de mis pensamientos.
-Podrías haberte ahorrado todo este rollo y haberme dicho que me quieres. Pero así también me gusta cómo suena...

Of, qué cansancio llevo encima. Esto de tener clase es agobiante, no sé por qué los jubilados echan de menos trabajar xD

'-Te pasas la vida quejándote de que te duele la pierna, el brazo, los ojos...
-Prefiero engañar con eso a reconocer que me duele el corazón'

Now I know that I can live without you

-¿Por qué te marchaste? ¡Explícamelo!
-Estabas gritándome, pensé que era mejor dejarte sola...-susurra él, en la puerta, aún con las llaves en la mano.
-Si tan solo me escuchases mientras gritaba, sabrías que lo que intentaba echarte en cara era precisamente que me estabas dejando sola-replica Laura.
Lenta, muy lentamente, Juan extiende la mano, tratando de acariciarla, pero ella se aparta y le mira fríamente.
-No, ya es tarde para eso...-dice con un hilo de voz-. Necesitaba que te quedaras, que me abrazases muy fuerte y me dejaras llorar en tu hombro. Pero te fuiste, abriste la puerta y me dejaste sola con mis miedos.
-Te he dicho que no escuches esas voces, solo te hacen daño-susurra Juan, con los ojos llorosos.
-Sí, pero a veces el dolor es la única forma de aprender. Lo siento... Tus maletas están en nues... mi cuarto, deja ahí las llaves mientras te las traigo.

Día de dentista, día de examen, día de gimnasia. Esto es: día de cansancio y agobio sin descanso D:

'-He tenido un sueño precioso...
-¿Y de qué iba?
-Da igual... A fin de cuentas era solo un sueño...'

Se nos acabó el amor...

-No lo entiendes, ¿verdad?-pregunta Catherine con el corazón encogido.
-¿Qué tengo que entender?-replica Matt, furioso-. ¡He sido dulce! ¡He sido amable! He estado ahí siempre que me has necesitado, te he apoyado en todo lo que has querido hacer. ¿A qué viene decirme ahora que ya no me quieres? Venga, explícame de qué coño va todo esto, porque yo ya no entiendo nada.
-No es algo que se pueda explicar-responde ella, con la voz partida-. Simplemente... Creo que se nos acabó el amor.
Derrumbada, se deja caer frente al sofá, con una horrible mirada vacía pintada en la cara. Matt, después de observarla un instante más rojo de ira, se sienta a su lado, también exhausto. Ninguno llora, ninguno dice nada. Se dedican a estar así, muy cerca el uno del otro, tratando de sentir algo de calor.
-Lo peor de todo es que creo que tienes razón-susurra lentamente-. Ni siquiera creo que merezca la pena luchar.
Catherine deja resbalar su cabeza, apoyándola en el hombro de Matt. Él sitúa la suya sobre sus largos rizos castaños. La escena, en su día perfecta y bella, es ahora fría y no transmite nada.
-Creí que esta vez había acertado-comenta la joven, suspirando al tiempo que derrama una lágrima solitaria.
-No llores-pide Matt, tomándole la mano-. Bastante sufriste por este amor cuando aún estaba vivo, ahora que está muerto no merece la pena.

He vuelto a mis comienzos, a mis... "relatos cortos" cutrecillos. Aunque creo que el estilo ha mejorado con el tiempo, eso sí xD Nah, pues no hay mucho que añadir, y que como ando escaso de inspiración puede que me dedique a este estilo, que me requiere menos esfuerzo mental :P

'-Llevaba tanto tiempo sufriendo, sin sentir nada bonito, que cualquier cosa me pareció mejor que seguir así y vendí mi corazón.
-Pues bienvenida al grupo...'

Psicología básica

¿Acaso no lo notas? No para de pensar en ti.
Cada vez que se pellizca el brazo, o cuando se muerde el labio hasta sangrar, es porque no puede dejar de pensar en ti.
Lo hace para no comerse la cabeza: cada vez que apareces en su mente, se hace daño. Así asocia tu existencia con el dolor y te suprime.
Parece que es más inteligente que yo. Ahora que lo pienso, un poco de dolor físico en su día me habría ahorrado todos estos golpes inmerecidos que me están destrozando el corazón.
Aunque no paro de pensar que, en algún momento, los pellizcos y mordiscos perderán su utilidad, y me entra la curiosidad. ¿Qué hará entonces?
¿Abrirse las venas hasta sacarte por completo de su sangre o aceptarte como tuve que hacer yo?
Elija lo que elija, creo que prefiero no estar presente. No me gusta ver cómo la gente se autodestruye.

Puf... Qué churro de actualización -_- Ya está, mañana no actualizo. Me tomo un día de vacaciones. ¡Jum!

'-¿Por qué lloras?
-Porque resultó, de nuevo, que no era el amor de mi vida...'

Angst

Tengo miedo.
Miedo a quererte, a no quererte, a que me importes y a que me seas indiferente. Me da miedo que sepas sacar lo mejor y lo peor de mí, que seas capaz de llevarme de las nubes al infierno y viceversa en cuestión de instantes, que me aceleres el corazón y me lo pares con una sola palabra, una mirada o una sonrisa.
Me produce pánico que me quites la respiración sin intentarlo, y que tengas control sobre todas y cada una de mis emociones sin ser siquiera consciente. Me preocupa que mi día sea blanco o negro dependiendo de ti y no del imparcial sol.
Me da rabia sentirme débil, dependiente, y que tú, viéndome tan fuerte como pretendo que me vean, no te acerques. Me molesta tenerte al lado y no ser capaz de extender la mano para sentirte, me deprime ver que te alejas y no saber cómo evitarlo.
Odio que me hagas sentirme especial con un "gracias", y que me amargues con un "apártate", que seas capaz de destruirme y reconstruirme desde cero cada mañana con solo verte.
Pero, en el fondo, disfruto montando en esta montaña rusa que es quererte.

Uf... Primer día de clase de la semana, y ya sin ganas de seguir. ¿Será que soy un vago? ¿O que me frustra escuchar más a mis compañeros que al profesor? -_-'

'-Es mejor vivir a mi manera: sin corazón, solo con cabeza.
-No sé si realmente es mejor. Pero desde luego debe ser más cómodo'

When you're gone

Me siento solo. Muy solo. Y tremendamente frío.
No hay forma de superar tu ausencia. ¿Por qué te fuiste? ¿Por qué me abandonaste?
Te echo de menos. Cada segundo del día me recuerda a ti, a tu mirada, a tus palabras dulces... Eras mi mundo entero, y ahora que no estás me siento perdido.
¿Sabes? Nunca te lo dije, pero siempre me ha gustado tu sonrisa, y ahora que no hay forma de encontrarla me doy cuenta de lo mucho que necesitaba tu luz...
Te reirás de mí, pero se me saltan las lágrimas cada vez que recuerdo que no hay nadie capaz de igualarte. Que, en comparación, todo el mundo es gris y aburrido.
Y, últimamente, hasta recordarte empieza a hacerme daño. El veneno de este oscuro lugar en que me encuentro está logrando contaminar mis recuerdos, destruyendo el único lugar al que podía evadirme cuando la amarga realidad trataba de asfixiarme con tu imagen.
Me estoy muriendo sin ti, apagándome como una pequeña llama a la que le han arrebatado su oxígeno. Agonizo, tratando de buscar más aire, de ese que sale de tus labios, pero ya no queda.
Te necesito. Necesito hasta el más insignificante gesto, hasta la más imperfecta de tus caricias, hasta la más dura de tus miradas. Necesito tenerte a mi lado, y desterrar de mi cama por fin esa almohada de más que pretende ocupar tu lugar.
Pero debo aceptar lo inaceptable: tú ya no estás aquí, y no vas a volver. Has cambiado demasiado. Esos ojos fríos, esa sonrisa falsa, ese corazón muerto... Ni siquiera puedo decir de ellos que son tuyos.
Dímelo, por favor. ¿Tan malo era estar a mi lado? ¿Realmente ha merecido la pena convertirte en lo que eres ahora para estar con ellos?
Prefiero pensar que te has ido, y sentirme solo y frío. Mejor eso, que sentirme traicionado...

Puf... Otra vez actualizando tarde, y sin cogerme vacaciones... Si en el fondo soy incapaz de abandonar mi blog, por mucho que me cueste escribir algo "digno" de estar aquí xD

'-Te quiero.
-¿Y qué quieres que responda a eso?
-Cualquier cosa menos que tú también me quieres bastará para destruir por fin mi corazón' 

Culpable

No vas a llorar.
No, porque no sería justo.
¿Que estás rota? ¿Y de quién es la culpa? ¡Tuya! Tú quisiste romperte.
Y a mí también me rompiste. Me rompiste al olvidarme, al dejarme de lado... ¡Y por eso, porque tú eres culpable de mi dolor, no tienes derecho a decir nada! ¡Yo ni siquiera pude llorar cuando me destrozaste, porque por dentro ya me habías matado!
¡Me consumiste!
¡Mírame cuando te hablo! Mírame, y dime si reconoces en mí a la persona que conociste años atrás. Dime si hay algo en mí que no corrompiste, que no envenenaste. Dime si sigo siendo yo, si tan siquiera sigo existiendo o soy solo una sombra.
Tú me destruiste. Tú me has convertido en lo que soy ahora. Tú tienes la culpa de que ni siquiera tenga la fuerza para odiarte. Tú has conseguido que hasta la soledad me rehuya.
Tú, tú, ¡siempre tú y siempre culpable!
No te pido nada. Ni que trates de reconstruirme, ni que desaparezcas de mi vida. Pero necesito saberlo: ¿por qué te empeñaste en acabar conmigo?
No, hoy no vas a llorar.
No, porque no estaría bien...

Buenaaas. Siento actualizar tan tarde (tanto respecto a momento del día, como a los días de descanso), pero no consigo nada decente últimamente y esto es lo primero que he escrito "salvable". Estoy pensando en dejar de escribir un tiempo...

'-¿Cómo saber si es amor?
-Simple. Si lo es, acabará doliendo'

Hope...

Me pregunto qué sentido tiene seguir aquí, esperando, cuando sé que puedo detener el dolor en cualquier momento.
Bastaría con marcharme, deshacerme de toda esperanza, dejar morir este amor que me consume.
No sería tan difícil, ¿no?
Simplemente sería terminar de morir. Al menos sé que no puede ser peor que este constante martilleo que siento estando aquí.
Bastaría con asomarme demasiado a la ventana, o con tirarme a la carretera, y en un solo instante, tras un último momento de sufrimiento, se acabaría todo.
Así que me pregunto por qué no lo hago. Por qué sigo esperando, buscando desesperadamente algo de amor por las esquinas, por qué sigo confiando en encontrarme con tu voz en mis oídos. Por qué camino con los ojos abiertos, buscando tu mirada, sabiendo que eso me rompe el alma por momentos.
Será que lo mío es el masoquismo.

Oigan, que creo que nunca he explicado por qué el título de este blog tiene una errata. Se me va pasando y, al final, se me olvida... Así que, en mi defensa, solo diré que me gusta repetir letras. Como bobbo en vez de bobo, idiotto en lugar de idioto en lugar de idiota, writter en lugar de writer... Yo soy especial :D

'-Pretendes ser quién no eres, y fingir que no tienes corazón.
-Qué fácil sería todo, si fuese pura fachada...'

Consumiéndose en soledad

Hace frío.
No importa que el sol lo niegue, ni que el termómetro le dé la razón al astro rey, porque en su interior, en lo más profundo de su maltrecho corazón, está lloviendo y no hay cobijo para ella.
Siente, o más bien sabe, que debió morir tiempo atrás, en el mismo momento en que los trozos de su roto corazón se declararon irreconciliables, pero por algún motivo su cuerpo se negó a caer muerto mientras su conciencia decidía trasladarse a algún lugar muy por encima de las nubes.
Y así se quedó, con pulso y respiración, pero sin alma, dejándole a su marchito cuerpo la misión de autodestruirse, plantando aquel profundo frío en su interior como un recordatorio de lo dolorosa que es la vida. Como una prueba tangible de que solo cayendo al vacío puede librarse de él.
Ahora se consume en soledad, al mismo ritmo que termina su cigarrillo, envuelta en abrazos que pretenden alejarla del abismo al que se asoma cada vez más.

Ains... Yo ya quiero jubilarme ÓnÒ Es que me da una pereza eso de ir a clase... ¿Cuánto se podrá ganar escribiendo libros (aunque sean malos)? xD

'-Cuando no tienes amor, ni felicidad, ni sonrisas verdaderas que ofrecer al mundo, solo te queda la empatía.
-¿Qué quieres decir?
-Que nunca, nunca, te hagas ilusiones conmigo. Lo único que puedo sentir es lástima'

Sonríe. Eres especial

Es curioso cómo ha evolucionado con el tiempo.
Ha sido capaz de endurecerse, de volverse frío. Ha sido capaz de dejar de querer, de no llorar y de no sonreír.
Se ha vuelto, a todos los efectos, indestructible, con el corazón pétreo y helado.
Y, sin embargo, aunque su corazón esta completamente congelado, conserva trazos de humanidad.
Sigo, por ejemplo, viéndole despertarse pronto para observar el amanecer y luego volverse a la cama, y abrir la ventana solamente para dar una profunda bocanada de aire. Sigue saliendo bajo la lluvia sin paraguas, y deja que el agua recorra su cuerpo, y sigue escribiendo "Sonríe. Eres especial" allá por donde pasa.
La gente no le entiende cuándo lo hace, creen que es raro y que no tiene sentido.
Yo, sin embargo, creo que quizá piensa que si alguien se lo hubiese dicho en su día, no tendría el corazón blindado. O simplemente tiene tan abandonado su cuerpo que ni siquiera es consciente de lo que hace.

Hoy es lunes, y eso quiere decir que, hasta el viernes, no vuelvo a tener gimnasia. O, lo que es lo mismo... ¡Yu-ju! :D

'-Nunca, y digo nunca, confíes en nadie. Solo sonríe y pasa de largo todo lo rápido que puedas.
-¿Por qué?
-Porque si te retrasas, es posible que veas lo bonito que es vivir relajado y me abandones...'

Memorias corrompidas y sentimientos inalterables

Curiosamente, y con el paso de los años, se nos olvidan las cosas que antaño parecían importantes.
Perdemos, según vamos creciendo, amigos, conocidos, competidores... Nos sorprendemos siendo incapaces de recordar la casa en la que dimos nuestros primeros pasos, o cómo era la guardería en la que aprendimos a dibujar.
Nos quedan las sensaciones que producían. La calidez de estar rodeado por la familia, el miedo al enfrentarse a un aula llena de niños desconocidos, lo bien o mal que nos hacía sentir un profesor...
Los recuerdos se pierden en vorágines enormes, tragados de forma irreversible, pero el sentimiento se nos queda.
Tratamos, mediante diarios, fotografías y dibujos, de encerrar trozos de nuestra vida en algo tangible. Pero, cuando con el tiempo encontramos eso, nos transmite más un sentimiento, una sutil sensación, que información objetiva. Inocencia, melancolía, tristeza sentida... Eso, todo eso, es lo que sobrevive.
El papel puede agrietarse, envejecer, amarillearse.
Puede perderse el color, borrarse las líneas a lápiz, volverse en sí irreconocible. Pero si en su día hubo una sensación tras el dibujo, una inspiración ocasionada que dio lugar a unas palabras, es precisamente el sentimiento lo que se mantiene.
¿Será, tal vez, que el corazón es en realidad más fuerte que la razón?

Sábado, sabadete (8) Cómo me gusta eso de no tener nada que hacer en todo el día... En fin, feliz fin de semana, pequeños monstruitos :D

'-Cuando acostumbras a mentirle a todos, tienes que hacer grandes esfuerzos para no mentirte a ti mismo.
-¿Por qué?
-Porque si dejas de cuidar de tu mundo imaginario y entras en él, se acaba cayendo contigo dentro'

Hypothetical Feelings

¿Cómo me siento?
Ni idea. La verdad es que no siento nada. Pero supongo que debería sentirme triste, ¿no?
...
No, no es una pregunta retórica. Hablo completamente en serio.
Si tú fueses yo... Bueno, si fueses yo no sentirías nada. Pero si estuvieses en mi situación, ¿cómo te sentirías?
Oh, ¡no te vayas! Ya te he dicho que estoy siendo serio. ¿Estarías triste? ¿Enfadada?
...
¿Deprimida? Bueno, entonces me acerco mucho al estado de ánimo en el que debería estar, ¿verdad?
Es decir, en sentido figurado, claro. Ya sabes que, a estas alturas de mi vida, pensar cómo debería sentirme es lo más parecido a sentir que puedo hacer.
En fin... Así que triste, ¿eh? Vaya, últimamente se me da demasiado bien adivinar cómo debería sentirme con respecto a lo que sucede a mi alrededor. ¿Le estaré cogiendo el truco a eso de los sentimientos?
...
¿Que se me están regenerando? Tonterías.
Hice arder mi corazón, y los procesos químicos no pueden revertirse.

Viernes :D En fin... Hoy he descubierto que soy la Wikipedia de la clase. Eso, el Wiktionary, el Wikiquote, y un traductor/diccionario inglés-español-alemán -_- Creo que quiero retirarme del cargo 

'-Todos queremos que se nos mienta. Que se nos diga que somos indispensables, guapos, inteligentes... Pero, al mismo tiempo, criticamos a los mentirosos e hipócritas.
-Que especie más rara, vosotros los humanos...'

Alone in the crowd

Siempre es más fácil sonreír que explicar por qué estás triste.
Solo es necesario ponerse la máscara el tiempo suficiente para que la gente pase de largo, y una vez están todos lejos dejar que las lágrimas te desborden los ojos.
Pero, por contradictorio que suene, duele ver que la gente pasa de largo sin preguntar nada, que se crean tu sonrisa sin dudar un instante. Quizá porque, siéndote tan evidente tu propia tristeza, no comprendes cómo los demás no pueden verla.
Aunque también es cierto que ser humano implica ser contradictorio, ¿no?
En el fondo, al ponernos la máscara, al fingir que las cosas van bien, pretendemos que aparezca alguien que note la diferencia. Que nos conozca lo suficiente para notar cuándo nuestra sonrisa es de verdad y cuándo la esbozamos para no preocupar a nadie.
Anhelamos que se nos acerque, nos mire fijamente a los ojos y nos pregunte por qué estamos tristes, y que insista aunque nos neguemos a contarlo. O, simplemente, ansiamos que nos abrace con fuerza y que no nos diga nada.
Y qué triste es comprobar que, después de tanto tiempo mintiendo, eres tan bueno al fingir que nadie duda de tu sonrisa.

Buenos días ^^ Me he hecho con (atención que es importante) un DVD con una versión antiquísima de "Diez negritos". Creo que esta tarde la voy a dedicar a verla en todos los idiomas que sea posible :D

'-Soy una mala persona.
-¿Cómo podría algo malo hacerme sentir tan bien?
-Siendo una droga. Una que, al final, te acabará matando después de haberte consumido'

Everybody's fool

Vidas envidiadas, llenas de fama y dinero.
Moda, pasarelas, películas, amoríos, portadas de revistas...
Pasan a tu lado elegantes, graciosas, sonriendo amablemente, adorables. Te hacen ansiar ser ellas.
Engañan a todo el mundo, y el mundo se deja engañar sin protestar. Son el culmen de la perfección, auténticas obras de arte andantes.
Se dejan utilizar, maquillar, vestir, guiar. Se desprenden de su cuerpo, de su pudor, de su misma dignidad, se deshacen del dolor de llevar tacones durante horas. Dejándose intoxicar para poder seguir el ritmo exagerado, operándose para burlar al tiempo, tratando de fingir que los años no pasan por ellas.
A cambio, consiguen "amor". Uno tan refinado, tan parecido al real, que al final son incapaces de distinguirlos.
Y, de tanto mantener su máscara de cara al mundo, acaban creyéndose sus mentiras, perdiendo su personalidad entre tanto engaño.
Pero, al final, la cirugía no consigue detener el envejecimiento natural. Acaban desplazadas, quedándose a un lado.
Viviendo de sueños de pasado. Dándose cuenta, quizá demasiado tarde, de que se han quedado completamente vacías y sin posibilidad de recuperar lo perdido.

El texto de hoy está inspirado en "Everybody's fool", de Evanescence. La conozco desde hace milenios, el video me encanta desde siempre y hace poco que he vuelto a viciarme xD

'-Dime que lo sientes, y dame un abrazo.
-¿Por qué? Solamente son un par de palabras y un gesto. No tienen el más mínimo valor, ni harán que la causa de tu dolor desaparezca.
-Solo hazlo. Por favor. Lo necesito...'

Hiperactividad

Ella no pasea, camina. La diferencia puede no parecer importante, pero en su caso lo es, y basta verla para notar que es especial.
Camina erguida, estirada, sin encorvarse un instante; y sus pies recorren la misma distancia, sin alterarla un milímetro. No mira a quiénes la rodean; solamente mira al frente. Y, si tiene que esperar en un semáforo, se convierte en una estatua de frío hielo hasta que las luces cambian.
Porque ella no vacila; da igual que no conozca su destino, da igual que no quiera ir, da igual que esté cansada. Sigue caminando sobre sus zapatos de tacón, siempre fría, siempre ajena al resto del mundo.
Nunca tropieza. Nunca resbala. Nunca se patina.
Mientras camina, se siente segura, fría e indestructible. Porque, y lo sabe bien, nadie anda como ella.
Pero, al final, siempre tiene que detenerse. En un banco, en la silla de su trabajo, o en una parada de autobús.
Y, quieta, las dudas y el miedo la atrapan, asfixiándola, estrangulándola con sus frías manos invisibles.
No es que le guste andar; es que le tiene pavor a estarse quieta...

Hoy estoy borde, así que voy a comentar algo que hace tiempo que pienso: a la que firma con 1 12 bk: No sé quién eres. Y, honestamente, me da igual. Pero creo que deberías saber que hace tiempo que ni siquiera leo tus comentarios, no digamos ya visitar los enlaces que me dejas. Y me hunde la moral pensar que tengo un nuevo comentario interesante y encontrar uno tuyo :D

'-Me encanta la lluvia...
-¿Sí? ¿Por qué?
-Porque cuando llueve, nadie sabe si lloras o te estás mojando...'

Casanova

-Sigo diciendo que podría ser la persona más encantadora de este mundo-se queja él, cansándose de la conversación-. Pero no quiero.
-Bueno, pues demuéstramelo. Conquístame-propone ella, sonriendo pícaramente.
Lentamente, él se acerca a ella, con su habitual mirada distante.
Agacha un instante la cabeza y, cuando la levanta, se nota un cambio. Su expresión sigue siendo seria, pero sus ojos parecen brillar con una nueva luz.
-Si yo quisiera conquistarte-susurra, colocándole el pelo por detrás de la oreja con un movimiento suave y encantador-, pondría mi mano aquí... Y te diría lo mucho que me gusta el color de tus ojos... Y tu nariz... Y tus labios...
Mientras habla, desplaza la mano lentamente, levantándole la barbilla y situando su dedo pulgar en su labio inferior.
Ella trata de recordar que todo es una treta, que no hay ningún sentimiento en sus palabras y gestos. Pero una parte de ella le grita que esa energía que transmite no es la de siempre.
-Y, entonces, lentamente me acercaría...-dice mientras se mueve-. No demasiado, lo justo para poder sentir tu cálido aliento en mi cara... Y así, al borde de tus labios, me detendría, como vacilando su terminar de besarte o no. Y entonces tú, sin saber por qué, te encargarías de terminar el trabajo...
¿Qué es ese deje magnético en su boca que nunca había visto? Tal y como dice, lentamente se pune de puntillas, tratando de saltar la distancia que los separa... notando de pronto un dedo en sus labios.
-Aunque, claro, esto solo lo haría si quisiera conquistarte-comenta él, recuperando su despreocupada sonrisa.
Y la deliciosa ilusión momentánea explota en el aire como una pompa de jabón.

Última actualización de la semana, y hoy cambio bastante de tema. Esto fue una escena romántica que se me ocurrió hace tiempo pero, cómo no, la he adaptado a los temas que uso en mi blog xD

'-Sí, es un hipócrita, te lo repito.
-Bueno, y si lo es, ¿qué más da? Me quiere.
-No, cielo. Te quiere una de las cincuenta caras que ese tipo tiene, pero hay otras cuarenta y nueve dispuestas a querer a cualquier otra'

Afrenta a un amor muy oxidado

¿Y llamar a esto amor no es, de por sí, un crimen contra el mismo?
Esto ya no es nada, ¡nada, digo, más que arena que se nos escapa por momentos!
El amor duele, el amor hace reír, el amor niega ser amor u odio; el amor cambia, crece, mengua, evoluciona y retrocede. Por eso digo que esto que tenemos, que se mantiene frío e indiferente, no es amor.
No niego que lo fuera, ¿por qué hacerlo, si yo mismo lo creí?, pero sé que ahora ya no lo es. Ahora solo es una mediocre amistad ataviada con ilusiones, pretendiendo ser algo cuya infinita belleza no logra sino imitar de manera burda y pueril.
Ya no te siento cerca, ni me estremezco con tu voz, ni dejo que mi corazón se desborde con oír tu nombre. Ahora ya no vales más que esta arena que nos molesta en los zapatos y nos duele al meterse en nuestros ojos.
Así que vete, ¡vete!, y terminemos con esta mentira ahora, antes de que la arena sepulte nuestros pies y nos impida huir. Vete ahora que el mar aún queda lejos y no amenaza con ahogarnos, vete y no mires atrás en tu huida, pues yo no estaré aquí para observar cómo te alejas.
Si no podemos tener un final bello, pues no existen los felices, sino historias inconclusas, por lo menos escojamos el final que menos duela.
Aquel en el que nos hacemos heridas, pero nos evitamos bañarlas en el mar.

Juas juas juas, como habéis notado, he vuelto al tema recurrente xD Aunque esta vez lo enfoco de otra forma, o esa impresión me da a mí xD La frase "robada" de ayer era "sazonando un amor que ya no sabe a nada"; la cambié un poquito para que no se notase. Y lo de los finales felices de hoy, lo entenderéis si pincháis aquí.

'-¿Has aprendido algo de este amor?
-Sí, muchas cosas. Así, la próxima vez saldrá mejor.
-Error, pregunta trampa; de un amor no se aprende nada para el siguiente, porque cada amor es único. Solo se obtienen recuerdos para llenar el corazón'

Tributo al amor consumido

Esta farsa ya no se tiene en pie.
Ni tú me quieres ya, ni yo te quiero a ti, y todas esas lágrimas que derramamos por esta relación ya no valen nada; solo sirven para darle un poco de sabor a este amor que ya no sabe a nada.
¿Por qué quisimos luchar por esto?
Quizá en su día fuese algo dulce y delicioso, pero el tiempo se ha encargado de volverlo amargo y desagradable a todos los sentidos.
Cuando por fin termine, ¿qué nos quedará? El recuerdo de la inmundicia que nos rodea en estos momentos.
Las cosas bellas son efímeras; tratar de estirarlas a lo largo del tiempo no es más que puro egoísmo, y al final hasta la belleza más perfecta se deforma.
Por eso quizá debimos dejarlo tiempo atrás y habernos quedado solo con lo bueno, en lugar de hacerlo ahora, en una despedida muda y sin derramar una sola lágrima. Ese no es un final justo para algo tan bello como lo que tuvimos.
Retrasamos lo inevitable, nos creímos perfectos, capaces de enfrentarnos al destino y ganar. Y no lo fuimos. Por culpa de nuestro orgullo, ahora ya no nos queda nada.
Y es horrible saber que cargo con la mitad de la responsabilidad del dolor de nuestras vidas.

Hoy he descubierto que me entretiene tocarme las orejas ^^ Y alguien dirá, ¿y qué co*o me importa a mí, Carlos? Pues bien, maleducado en cuestión, la respuesta es... nada xD Por cierto, he "robado" una frase de Romeo y Julieta, a ver quién la encuentra

'-¿Qué hago mal?
-Emocionarte con muy poco y necesitar demasiado para conformarte'

Alone

Cuando tienes miedo, miedo de verdad, lo único que realmente quieres es que alguien te abrace. Que alguien te diga que no estás solo, y que esa oscuridad acabará yéndose.
Pero, desgraciadamente, no siempre puede ser así. A veces el dolor te consume en soledad, te quema lentamente y te destroza.
Y curiosamente, lloras solo cuando tienes a alguien que te abrace. Estando solo no lloras.
No, no lloras, porque si empiezas no puedes parar.
No es que la soledad te haga fuerte, solo te hace duro; te enseña a tragarte cualquier emoción, a soportar lo que te caiga encima. No te enseña a vivir, sino a sobrevivir.
Por eso... Por eso, no dejes que los demás se alejen sin intentar evitarlo. Porque una vez el proceso ha finalizado, una vez estás solo de verdad, es imposible recuperar ese calor en el estómago que sentías con solo un abrazo. Solo sientes un vacío enorme, un vacío antinatural que te define como un monstruo y del que escapa un viento gélido y cruel.
Y no importa con qué intentes llenarlo: conocimientos, mentiras, retazos de vidas que no te pertenecen... Es un vacío demasiado grande, tanto que acabas viviendo a su sombra, convertido en un espectro de lo que fuiste en su momento.

Buenas, gentuzas varias *u* Hoy actualizo un poco más tarde porque he tenido comida familiar, y porque no se me ocurría nada que escribir :P

'-Dices que quieres estar solo, pero tus ojos piden que me quede.
-Eso es porque mis ojos hablan por mi alma desde que la encerré en lo más profundo de mi ser'

Cristales antibalas

No me gusta que me mientan, pero en este momento necesito que lo hagas.
Que me abraces con fuerza y me digas que nada importa, que todo va a ir bien, que esto no está destinado al fracaso.
Pero, en vez de hacer eso, tú te vas alejando, y cada vez me cuesta más recordar cómo me hacían sentir tus palabras. Te pierdo por momentos, y aunque lo intento, nunca he podido correr a tu velocidad.
¿Sabes lo que es querer gritarte lo mucho que te quiero y no tener aire para hacerlo?
No entiendo por qué duele tanto perderte. Desde el principio me dije que esto era todo un sueño, una burbuja que explotaría antes o después. Entonces, ¿a qué viene la desilusión?
Será que soy idiota... Pero no volverá a repetirse. "Si quieres que algo salga bien, hazlo tú mismo". Ese siempre fue mi mantra, y me equivoqué pensando que podía confiarle a alguien mi corazón.
Porque, a cambio de confiar, solo recibo esos pedazos que, según tú, son mi corazón.
¿Cómo se puede romper algo sin querer en tantos trozos?
Será que no estoy hecho para ser humano. Mejor me quedo al otro lado del cristal, protegido de cualquier emoción que quiera golpearme...

Ayer no actualicé, ¡pero tengo una buena excusa! Tenía dentista. Una de esas cosas inevitables en esta vida que nos hacen perder tiempo pero de las que no te puedes librar si quieres una sonrisa perfecta xD

'-¿Tú estás ciego?
-No, claro que no. ¿Por qué dices eso?
-Porque, o no te has dado cuenta de que le gustas y lo estás, o eres un sádico'

Ania II

-¿Crees en el amor?
Qué pregunta más rara, pensó Ania. Especialmente en un escenario del crimen.
-No, Lewis, no creo en el amor-respondió fríamente-. De cualquier forma, no creo que este sea el lugar apropiado para hablar de eso.
En un sofá, con un hilillo de espuma en la comisura de sus labios, yacía una joven. El diagnóstico era envenenamiento, probablemente relacionado con el bótox que se había inyectado recientemente.
-Vamos, Ania, este caso es demasiado simple. Si estamos aquí es por las apariencias más que por otra cosa-replicó Lewis, poniendo los ojos en blanco.
-A mí nunca me asignan casos fáciles-contestó ella con dureza-. Si realmente fuera algo simple, se lo habrían encargado a otro con menos experiencia.
-O te lo han endilgado a ti por insultar al jefe todos los días.
Ania decidió no seguir con la conversación. Aunque podía machacar a Lewis físicamente con las manos atadas a la espalda, en sus discusiones verbales nunca había ganado.
-En fin... ¿Quién descubrió el cadáver?
-Esos tres de ahí-respondió él, hojeando su libro de notas-. Vinieron porque estaban preocupados por Ingrid. Hacía... Tres días que no sabían nada de ella.
Ania se apartó de la escena del crimen y se acercó a los tres jóvenes que había en la puerta.
-¿Teníais alguna razón para querer ver a Ingrid muerta?-preguntó, ladeando la cabeza.
-¿Qué? ¡No!-exclamó uno de ellos.
El otro, por el contrario, se quedó callado.
-¿Y sabéis de alguien que tuviese algo contra ella?-continuó Ania, sacando una hoja para tomar apuntes.
-Todo el mundo quería a Ingrid-contestó el primer joven, aún bastante excitado.
-Eso es imposible-puntualizó Lewis, apareciendo detrás de Ania-. Para caerle bien a todo el mundo hay que ser de una forma con cada persona, y eso es ser hipócrita. Lo que, a su vez imposibilita que le caigas bien a los que odian a los farsantes.
-¿De qué hablas?-preguntó Markus, incapaz de seguir las palabras de Lewis.
-Que es imposible caerle bien a todo el mundo-susurró el segundo joven-. Pero Ingrid no era falsa. Simplemente...
-Se juntaba con gente con sus mismos gustos-terminó Lewis-. Pero no se puede evitar tener diferencias, por ejemplo, con el casero, ex-novios, jefes... Seguro que ha tenido alguna pelea recientemente.
Los dos jóvenes se miraron un único instante a los ojos, apartando luego la mirada.
-No... Ninguna.

Vuelvo con Ania, en un caso que, espero, sea un poco más difícil de resolver que el anterior :P Aunque tampoco tengo mucha habilidad para esto de la novela de misterio... Por cierto, si desaparecí fue por: quedada con amigas, comida con familia y cumpleaños de mi hermana xD

-Esto... Buscaba a la investigadora... Ania-susurró un joven en la entrada de la comisaría.
-Estoy aquí, pasa-pidió ella, asomándose a la puerta de su despacho-. Tú eras... ¿Markus?
-Sí, eso es-respondió él, hundiéndose en la silla.
Estaba muy pálido, ojeroso, y sus ojos se movían de un lado a otro rápidamente, observando.
-¿Qué haces aquí? ¿Algo de información?-preguntó Ania, sentándose frente a él.
-S-Sí... Aunque preferiría que esto quedase entre nosotros... No quiero que Erik se entere de que se lo estoy contando a alguien.
-Ingrid y él tuvieron una pelea, ¿no es así?
-Exacto. No fue nada importante, pero... Él fue el que insistió en ir a visitarla, y estaba tan... No sé, calmado cuando la vio allí...-explicó Markus-. Me preocupa que esté relacionado.
-¿Por qué pelearon?-preguntó Ania, cruzando las manos lentamente.
Si tenía razón, la causa sería el propio Markus.
-Erik es... Bueno, por lo que sé es... bisexual-susurró, con la voz casi apagada-. Según tengo entendido, se pelearon por mí. Habían hecho un... pacto de no atacar, pero Ingrid y yo nos acostamos el fin de semana pasado.
-Ya veo... Bien, voy a hablar con Lewis para que me conceda la orden de registro.

Black and White

Estás solo. Otra vez.
A estas alturas ya deberías estar acostumbrado, pero yo, que vivo en lo más profundo de tu corazón, noto que te duele.
¿Por qué no me abres la puerta?
Sé que prometiste que nunca liberarías los candados que me mantienen encerrado, pero podrías tener un poco de orgullo. A ti no puedo hacerte nada, pero sabes que podría destruir a todos aquellos que hacen que tu corazón sangre.
Dame poder. Dame fuerza. Dame un cuerpo.
¿No me oyes golpeando la puerta? ¿No sientes el suelo vibrando? Acepta de una vez que me necesitas, ¡porque me necesitas! Necesitas que alguien luche por ti, porque tú tienes un aura demasiado pura para hacerlo por ti mismo.
Pero eres demasiado orgulloso, y niegas necesitar ayuda. Parece como si no comprendieras que en este mundo ya no se puede vivir siendo un santo. Y, sinceramente, echo de menos sentir el sol sobre mi piel.
Solo te pido un instante. Eso es todo lo que necesitamos.
Después yo volveré a lo más profundo de tu corazón para pudrirme en soledad. Pero, por favor, déjame protegerte por última vez.
Por los viejos tiempos. Por ti. Por mí. Por nosotros...

¿Alguien ha notado que últimamente me ha dado mucho por hablar desde el punto de vista de la oscuridad latente en el interior de un ser de luz? ¿No? ¡Pues sí que lo hago! Y hoy he comprendido que se debe a haberme pasado el Prince of Persia III xD

Estoy solo, como siempre.
Trato de convencerme de que es una parte más de mi vida, algo que no puedo cambiar. Pero me sigue doliendo el corazón cada vez que suspiro.
Pero no puedo dejarle salir.
No porque prometiera no hacerlo; muchas veces he roto mis promesas antes. Pero no puedo imaginar las consecuencias de dejarle libre. O quizá es que me las imagino demasiado bien.
Siento todo mi mundo temblando, amenazando con caerse. Esa puerta, esa pequeña puerta de siete candados, es lo único que mantiene mi vida en pie. Pero eso no me importa. Toda mi existencia es una enorme farsa, ¿qué pierdo si se rompe? Si hago esto... Si mantengo encerrada la oscuridad que antes me dominaba, no es por mí, sino por él.
Porque, a la luz del sol, las sombras multiplican su tamaño, y la débil cordura que le queda se perdería por siempre.
No debo vacilar, ni tan siquiera un instante. Porque eso es todo lo que necesita para terminar de lanzarse a lo más profundo del abismo.
Tuvimos buenos recuerdos, cuando yo no era tan brillante y él no era tan oscuro.
Por ellos. Por ti. Por mí. Por nosotros... has de quedarte donde estás.

The darkness inside you

¿Crees que puedes ocultar tu miedo?
No, a mí no. Tengo práctica para ver el terror en los ojos de la gente, y a ti hace tiempo que te tengo ganas.
Quizá consigas engañar a los otros, porque están cegados por lo deslumbrante de tu sonrisa, pero a mí no. Tienes dudas.
¿Quién lo iba a decir? El perfecto, indestructible y autosuficiente ser de luz alberga oscuridad en su corazón. No sabes lo irónico que resulta.
Dijiste que no me necesitabas, que podías valerte por ti mismo. Pero ahora ya no estás tan seguro, y deseas que yo vuelva a estar a tu lado diciéndote qué debes hacer.
Me encantaría decir que llegas tarde, que ya que me desterraste de tu alma no mereces que te hable, pero prefiero acogerte y terminar de destruirte.
Oh, por favor, no trates de negarlo. Resultas patético cuando lo haces. Has perdido, acéptalo.
Te equivocaste de medio a medio al esconderme del mundo, porque quien tenía que desaparecer eras tú: el débil, sensible y estúpido ser brillante.
¡Yo merecía existir! En este mundo de tiburones, donde el más fuerte gana, son mis cualidades como sombra traicionera e insensible las que triunfan. ¿O acaso no se lleva el viento tus palabras? Mi veneno, por el contrario, es eterno.
Pero da igual, te perdono. Te perdono porque, con esta última lágrima, estás devolviéndome lo que desde el principio debió ser mío: el control completo sobre este cuerpo que yo convertiré en mi inexpugnable fortaleza de diamante.
Pero no temas. Te abandonaré en lo más profundo, y dejaré que tu odio crezca. Y cuando tú, la máxima representación de la luz, te conviertas en oscuridad, podrás volver a mi lado.
Serás... ¿Cómo decirlo? El trofeo que demuestra la superioridad del negro sobre el blanco.

Etto... H-Holaa... He vuelto... ¡NO ME MATÉIS! T.T Es que... Es que... NO TENÍA GANAS DE ACTUALIZAR V.V

'-Tengo miedo a fallarte algún día.
-¿Miedo por qué? Sí, me fallarás. A mí y a todos. Puede que sea en algo importante o en una nimiedad, pero me fallarás. La única forma de que no lo hicieras sería no tener expectativas respecto a ti'

Finales políticamente incorrectos

Los explosivos ya están listos.
¿Conoces los riesgos? Ambos sabemos que sí.
Así que pulsa el detonador, y subamos por los aires mientras nos consumimos rápidamente, al ritmo de los silencios de la sinfonía.
Sube tan alto como puedas y prepárate. Cuando volvamos a caer, ya no seremos nunca más "nosotros", ni habrá más "nuestro".
Desde que esto comenzó, los dos sabíamos que acabaría así. Por eso construimos los pilares de nuestra relación sobre arena.
Fue bonito mientras duró, ¿no crees? Todo fueron fuegos de artificio y cortinas de humo pero, aún con esas, ¿no fue bello?
Sí, todo fueron mentiras, pero no solo por mi parte. La culpa fue tanto tuya como mía, y ambos pagaremos por los errores cometidos, pero eso no cambia lo que tuvimos.
Llegó el momento de despedirse, y eso ya no se puede cambiar.
No se puede derrotar en un instante al destino que nos llevó años construir.

Este texto me ha quedado corto, pero empecé a escribirlo medio dormido y no le saco más jugo ·_· En fin... Que siento no haber actualizado últimamente, pero con el cumpleaños de mi hermano estuvimos haciendo cosas y no encontré el momento.

'-Te propongo un trato: yo cargo con tu dolor y tú cargas con el mío.
-¿Y de qué servirá eso?
-De nada. Pero estoy cansado de cargar con mi peso, y la variedad es divertida en cierto modo'

Normal...

...Así es como todos la ven. Vulgar, mediocre, completamente corriente.
Su pelo no brilla, sus pestañas no son largas, sus piernas no son perfectas.
Nadie le dedicaría un poema, nadie le entregaría tan siquiera una mirada. Es un elemento más del paisaje de hierro y cristales de esta gran ciudad.
Pasea por pasear, siempre guiada por el instinto de seguir caminando, y no creo haberla visto nunca dormir. Como un alma en pena, se mueve por este mundo que, a su lado, parece demasiado consistente.
Sin embargo, por la noche cambia.
Con su piel pálida, con sus ojos negros, con su pelo castaño, se mueve bajo la luz fluorescente de las farolas, reflejándola como un prisma de cristal de valor incalculable. Iluminada por la luna y las estrellas, su alma parece recubrir su cuerpo, mostrando su esplendor a cualquiera que se cruza con ella.
Y así, con sus pasos silenciosos, camina entre divas con grandes zapatos de tacón que, a su lado, parecen ruidosas y despreciables.
Así, por las noches, toda ella es una estrella bajada a la tierra, hasta que cierra su libro de sueños y deja dentro el brillo de su alma, guardándolo para aquel que sepa encontrarlo pasando por alto la normalidad aparente.

Bueeeno, ya he terminado DN, pero aún me queda Pandora Hearts. Esto es: estaré más presente, pero tampoco demasiado xD Nah, en serio, intentaré escribir más a menudo. Y, por cierto, ¿habéis notado que en este texto no uso el tema recurrente del amor y del dolor? Raro, ¿verdad? xD

'-Nunca menosprecies un libro porque su portada no sea brillante. Generalmente, los únicos que merecen la pena son aquellos que se centran más en las palabras que contienen que en el aspecto que ofrecen al mundo'

La duda

Alguna vez, a alguien, se le ocurrió preguntarle si era feliz.
No sé quién fue, ni cómo se atrevió a poner en duda su constante sonrisa. Tampoco conozco la respuesta, pero sí las consecuencias.
Nunca se lo había preguntado. Había dado por supuesto que debía ser feliz. Que no tenía derecho a otra cosa, dado que la vida le había entregado todo lo que había pedido siempre.
Belleza, inteligencia, dinero... ¿Qué derecho tenía a quejarse?
Y, sin embargo, desde que aquellas estúpidas palabras salieron de los labios de quien fuera, no consiguió sacarlas de su cabeza. La idea de que su felicidad era una mentira invadió por completo su mente, envenenando todo su sistema de vida.
Empezó a aislarse. Supo que nadie comprendería su tristeza, y que no podría ocultarla si no se alejaba de todo y todos.
A los pocos días también abandonó sus deliciosas palabras, encontrando de pronto en sus nuevos textos los trazos imborrables de la tristeza que ahora horadaba su pecho.
Lentamente dejó de disfrutar la vida, encontrándole a todo su lado amargo.
Y finalmente se dio cuenta de que todo lo que había sido había muerto por culpa de aquella maldita pregunta, pudiendo descansar al comprender que solamente era la cáscara vacía de una nuez apetecible consumida por el gusano de la duda.

... Vale, sí, he vuelto a desaparecer v.v Es que, ¡he conseguido siete tomos de Death Note! *_* Y si la serie era buena, el manga es casi mejor. Y también estoy enganchado a otro manga, Pandora Hearts... Así que no puedo prometeros que no desapareceré de nuevo xD

'-¿Puedes prometerme que nunca te irás?
-Mejor: puedo prometerte que, pase lo que pase, volveremos a encontrarnos'

Orgullo

Rompió todos los vínculos con su pasado, deshaciéndose de aquello que podía haberle hecho daño. Lo destrozó sin dudar, sabiendo que solo así el dolor se iría para no volver.
Y al dolor le sustituyó la efímera felicidad de haber triunfado en sus esfuerzos.
Felicidad que decidió inflar, como una pompa de jabón, tratando de estirar aquello que no debía durar más de un instante hasta la eternidad. Solo quería ser feliz para siempre, sin vacilaciones, sin sufrimiento... ¿No era justo?
Pero aquella pompa explotó. Aquella absurda burbuja en un campo de batallas, aquel mundo aparte carente de emociones, se rompió en miles de pedazos y le dejó caer, de vuelta a la traicionera realidad.
Una realidad dañina, venenosa y explosiva.
Pero daba igual. Fingió no sentir nada, fingió que su burbuja seguía intacta, alejada del mundo. Mintió, mintió y dijo que el dolor no estaba, y siguió con su sonrisa.
Nadie dudó un momento de la veracidad de sus palabras. Porque, ¿quién podía sonreír de aquella manera en un mundo tan triste?
Siguió andando, entre balas y cuchillos afilados lanzados sin ningún objetivo concreto, dejándose atravesar sin reflejar nunca su dolor.
No lo hizo para no preocupar a los demás, pues los demás no le importaban. Lo hizo por orgullo.
Y así, orgulloso, se dejó morir, atravesado por el mismo dolor que había intentado dejar atrás.

... Eso de ahí arriba es muuuuuy raro O.O Debería seguir actualizando después de comer y no por las mañanas, que me pilláis medio dormido y me salen cosas raras :P

'-¿Qué quieres decir con que te vas? Sabes que te necesito, y que me necesitas.
-Precisamente por eso. Si no me voy, si no tomo yo la decisión difícil, el dolor que nos causamos nunca terminará del todo'