Estatua

Bueno, actualizo rapidito, que tengo otros dos blogs xD

La gente pasa rápidamente delante de sus ojos, uno detrás de otros, vienen, van, vuelven y desaparecen.
Él está acostumbrado, ya no le importa. Ni siquiera los ve desfilar.
Espera sentado en el banco de aquel parque, oyendo la misma melodía en sus auriculares una y otra vez, susurrándola con voz rota.
No escucha a nadie, ni nadie le escucha a él.
'Un trato justo' piensa a veces. Otras le parece que no lo es tanto.
En el fondo está vacío y solo repite por inercia que no es culpa suya haberse enamorado de la persona equivocada.

8 comentarios:

  1. Este fragmento me ha encantado. Yo misma me he repetido algunas veces esas palabras y me he limitado a ser una espectadora de la vida desde un banco apartado, lejos de las miradas de cualquiera.
    Pero hay que salir del bucle :P

    Muchos besos ^^

    ResponderEliminar
  2. Si era la persona equivocada no es amor de verdad (: me ha gustado mucho
    Ultimamente ando desaparecida, culpa del ordenador y un maldito virus.

    Un beso! :D

    ResponderEliminar
  3. Lamentablemente en el amor, no podemos echarle la culpa a nadie.

    besos :)

    ResponderEliminar
  4. el corazon no entiende de razones..

    ResponderEliminar
  5. pues yo creo que puede ser amor aunque no sea perfecto, con el tiempo y el espacio en contra, y no por eso deja de ser amor, y si le colocamos una etiqueta puede ser la de que hay algo equivocado, y aún así, sigue siendo amor :) un besote!!!
    PD: es triste, y es bonito :))

    ResponderEliminar
  6. eres un provocador escapando de lo que te hace feliz,eso creo,no te boicotees solito, ya aparecera algun cuervo dando vueltas,para "criticar" tu trabajo, sin la menor idea de que no somos criticos solo escribas!
    lidia-la escriba imaginaria
    www.deloquenosehabla.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. La mayoría de las veces nos enamoramos de la persona equivocada, es lo que tiene que el amor sea tan ilógico, tan iprevisible.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Quizá no sea la persona equivocada sino el momento equivocado. El corazón no se confunde en quien ama, simplemente le es imposible evitar cuando ocurre.

    Besitos.

    ResponderEliminar