Mea culpa

Ya vuelvo a mis empalagosidades de siempre xD Y además he descubierto cómo programar entradas (esto es, no os libraréis de mí ni en vacaciones, mwahaha).

¿Dónde están ahora tus sonrisas y tus ganas de vivir?
¿Dónde dejaste la felicidad que siempre llevabas encima?
¿En qué momento dejaste de pensar que las cosas merecían la pena?
Eras mi ídolo, eras indestructible y pensaba aprender a serlo yo también para que, como a ti, nadie me rompiera el corazón de nuevo.
Pero por algún motivo, al intentar aprender a ser como tú, me acerqué demasiado a tu corazón de hielo y se fundió por mi culpa, quedando un charco de sentimientos muertos.
Será que los corazones no pueden ponerse en el congelador después de descongelarlos.

5 comentarios:

  1. Pero el calor es bueno.
    ¿Por qué verlo como un charco de sentimientos muertos y no como un torrente de sentimientos vivos?
    Un corazón helado... criogenizado... puede volver a la vida y seguir latiendo, envuelto en la calidez ^^

    Un besazo ;)

    ResponderEliminar
  2. caray! no creo que ningún corazón sea de hielo; pero en cuanto a si es tu culpa... no tendrás nada que ver con el calentamiento global no...? :p

    ResponderEliminar
  3. Muy cierta la última frase, pero tambien estoy de acuerdo con Energeia, un corazón de hielo puede descongelarse y volver a la vida :)

    un beso

    ResponderEliminar
  4. Duele ver como cambian personas a las que admirabas tal y como eran. También supongo que nuestro corazón no se diferendia mucho de la carne en general, que no puede congelarse dos veces o se estropea.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. nadie entiende los mecanismos del corazon...
    espero no librarme de ti nunca :)

    ResponderEliminar