Un segundo de distancia

Me di la vuelta y ahí estabas, mirándome entre sorprendida y atónita, como si acabase de surgir de la nada.
Como si nunca antes hubieses notado que estaba allí.
No sé qué pensabas en aquel momento, pero me dio corte ofrecerte solo cinco céntimos por tus pensamientos y preferí callar y devolverte la mirada.
Sonreíste, te acercaste y dejaste que nuestros alientos helados se mezclasen, con tus labios a menos de un segundo de los míos.
No pude evitar devolverte la sonrisa y recorrer ese segundo de distancia deseando que fuera menos.

Aloha! Hoy estoy feliz. ¿Razones? Ninguna. Pero lo estoy, y ni la de gimnasia ni la de música me bajan el subidón ^^

'-Sonríe.
-¿Por qué?
-Por mí, por ti, por nosotros, por este momento...
-Me convenciste cuando dijiste nosotros'

4 comentarios:

  1. Me suena lo de los cinco céntimos :P
    Me gusta mucho el texto, y también que estés contento.
    Yo también estoy feliz hoy sin motivo aparente. De hecho, tengo más razones para estar enfadada que contenta, pero por lo visto estoy de suerte ^^
    Me alegra también que te guste el cambio en el blog =D

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. me hace sonreir cada vez que habla de planes de dos...

    ResponderEliminar
  3. me encanta!! como siempre!
    ya he vuelto, y he puesto un vídeo que hice de tu tierra, está en la entrada, míralo;P jejeje
    un besazooo enormee!! :D

    ResponderEliminar
  4. POR CIERTOOO, yo también tengo un bonsai en mi cuarto que ahora florece como nunca jajajaja

    ResponderEliminar