El primero hasta para ir a la horca

Es... Es como ahogarse.
Sabes que debes nadar, y los primeros minutos lo intentas. Tratas de resistirte, braceas con toda tu fuerza, y no lo consigues.
Y entonces tu cerebro empieza a apagarse, y te relajas. ¿De qué sirve nadar si no vas a conseguir nada? Así que bajas los brazos lentamente, y te dejas arrastrar.
No hay dolor.
No puedes procesarlo, tus sentidos están completamente embotados. 'Te estás ahogando' grita una voz apagada en tu cabeza. Demasiado apagada para no ignorarla.
De modo que te hundes, poquito a poco, y cada vez sientes que la relajación es mayor.
Así es enamorarse de ti, cielo.
Con tu hermosa sonrisa y tus malditos ojos absorbes todo, como si tuvieses gravedad propia.
Pero, ¿sabes qué?
Al menos tengo el orgullo de haber sido el primero en llegar, y el único por el que tu corazón ha fingido responder.

Cuarto día en Asturias. Supongo que habré terminado mis deberes tras muchas quejas. Y que mi hermano habrá sido suicidado por mí. Pero nadie podrá demostrarlo Mwahahaha (sí, se me va la pinza, preparar muchas actus seguidas puede matar neuronas).

'-¿Crees que esto es fácil?
-No, al contrario. Es difícil, casi diría que imposible.
-¿Y por qué me lo pides?
-Esperaba que, por una vez, me pidieses ayuda'

3 comentarios:

  1. Buena comparación...
    Espero que lo estés pasando bien en Asturias :)

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja muy bueno el párrafo amarillo xD. Y el resto, como siempre, precioso.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Bueno...mira el lado bueno...ya sabes lo que dicen de como mueren los ahorcados...XDDDD

    Yo prefiero la hoguera...


    http://www.youtube.com/watch?v=--IwnUe-NIM


    1 12 bk

    ResponderEliminar