Today I need to hear the truth

Hoy no me muevo de la cama ni con grúa.
El peso de tu recuerdo se ha multiplicado y me aplasta, como queriendo terminar de matarme pero sin conseguirlo, y la tortura de tus silencios se agolpa en mis oídos, taladrándolos.
Aquí, tumbado entre sábanas que aún huelen a ti y recuerdan las formas de tu cuerpo, la sinceridad me desborda y todas las mentiras con las que intento engañarme a diario se desmoronan.
No, tus miradas ya no son para mí, ni tus sonrisas están más vacías desde que te fuiste de mi lado.
Tu corazón sigue latiendo y tus sentimientos están intactos, por mucho que me empeñe en encontrar el dolor en cada gesto.
¿Que por qué me engaño? Quién sabe.
Quizá porque, en momentos como este, sienta bien soltar toda la bilis que produzco cada vez que te miro.
Da igual.
Con cada recaída, tu recuerdo duele menos. O quizá es que el alcohol lo emborrona y así no lo siento tanto mientras caigo.

Mañana por fin es sábado :D Pero claro, después del finde tengo dos exámenes... ¿No podía ser esta la última semana de la humanidad? D:

'-Cada vez que me mira siento que podría soportar el peso del mundo con tal de que no le pese.
-Y cada vez que lo intentas, el mundo acaba por aplastarte y ella sale intacta, sin saber que existes. Viva tu amor propio'

Choose another loser

Y sigues mintiendo, cambiando de parecer y traicionando.
Con tal de mantener tu corazón intacto eres capaz de destrozar otros hasta reducirlos a cenizas.
Pero, ¿sabes qué?
Que un día ese corazón que llevas en el pecho, intacto, ese que no tiene una sola cicatriz, se dará de frente con otro más poderoso, más grande, más frío.
Y ese día estarás solo. Nadie querrá recomponer un corazón que solo es capaz de producir bilis, y así se quedará, hecho pedacitos por el suelo mientras el resto del mundo gira.
Aprenderás a coser para hacerlo tú solo pero, créeme, no lo conseguirás.
Con esto no pretendo decir que todo ser humano necesite a alguien; nada más lejos de mi intención. Vivir solo es fácil, muy fácil.
Pero tú no quieres renunciar a la compañía, tú prefieres el azar. Lanzar tu corazón al aire y ver hasta qué altura puede subir, sin darte cuenta de que hay grandes aviones que, en un momento dado, acabarán por golpearlo y hacerlo caer.
Con esa actitud has conseguido que te desprecie, que quiera ser como tú y llegar a serme completamente indiferente, en ese orden.
¿Que el día que tu corazón explote sentiré pena? No lo dudes. Sentiré pena de que hayas tenido que aprender por las malas que hacer daño solo te trae dolor.
¿Que me sacrificaré para recomponerlo?
...
Si yo fuese tú, iría buscando un plan B. Es más, búscate hasta un plan Z, pero trata de no romperles los corazones al mismo tiempo.

Buenas ^^ 12.20 P.M. y Carlos no está en el colegio, con todo el morro del mundo. Pero qué malo que soy ÒuÓ Ains... Pero tengo que hacer los deberes de lengua que eran para hoy TnT

'-Es perfecta, ¿vale? Hasta el último detalle. Es todo lo que siempre he querido.
-¿Dónde está el pero?
-En que no la amo'

3ª Persona

Las mentiras enraizaron en su corazón y se enredaron en torno a él, creciendo a la velocidad del sonido.
Así, sin latidos que marcasen el ritmo de su existencia, fue cayendo en un estado de letargo, alejado de la realidad y de todos los dolores que esta le causaba.
Poco a poco fue sumiéndose en niveles cada vez más profundos del sueño; cuanto más descendía, más rápido giraba el mundo a su alrededor, borroso, incomprensible... Un mundo cada vez más irreal.
Su cuerpo, aún anclado a la realidad, por irreal que le pareciese, se movía por inercia, con cansancio y los ojos apagados.
¿Dolor? ¿Pena? ¿Rabia?
Aquello no traspasaba el muro de espinas que recubría su corazón.
¿Alegría? ¿Ilusión? ¿Amor?
Por desgracia, aquello también quedaba atrapado entre rosas negras que ocupaban su alma.
Existía, al tiempo, en dos planos incompatibles entre sí.
Y su mente, dormida, hablaba en tercera persona de un cuerpo que, a pesar de que no lo sintiera como tal, era suyo.

Mañana no voy al insti (*Oh, no, nuestro ídolo está enfermooo*; *Dejadme acabar de explicarme, pelotas ¬¬*). Hay excursión. Para ser exacto, DOS excursiones. Y no voy a ninguna, lo que significa que en clase estaríamos solo seis. Uno si tenemos en cuenta que nadie pretende ir (el pringui-profe). Y eso quiere decir que ni me molestaré en levantarme de la cama. JÁ!

'-Tú quieres que sea feliz, ¿no?
-Ajá.
-Y para hacerlo, renuncias a tu felicidad y te mantienes alejado, ¿no?
-Ajá.
-... ¿Tú eres gilipollas o solo te lo haces?

Exams

¿Qué se obtiene en una reacción cuyos productos son duda e indecisión, en condiciones normales de volumen, presión y temperatura dentro de un corazón herido?
La respuesta es fácil, y es que el pequeño órgano empieza a corromperse mientras la sonrisa se mantiene en tus labios, malditamente perfecta para tratar de evitar que la gente lo vea. Evidentemente, esta reacción se manifiesta en los ojos, y es evidente el dolor mal disimulado de una puñalada trapera.
Obviando las condiciones normales ya citadas, se pueden dar otras que se ignoran en el enunciado; un corazón mil veces atravesado que nunca ha conseguido reconstruírse puede explotar, inflado hasta más allá de lo posible; por su parte, uno que nunca ha sido herido puede quedar calcinado en el suelo y convertirse en ceniza. También hay otros factores. Si se interpone la fría traición, confirmación de la duda y la indecisión, entonces ningún recipiente puede soportarlo.
En cualquier caso, es una reacción explosiva y dolorosa, que no puede sino ser destructiva, nunca constructiva.

Y, al final del examen, una sospechosa gota de agua de sabor salado.

Comento algo corriendo, que me piro pero ya. Tengo pocas ganas de hacer deberes, pero tengo muchos. Y tengo un 9'75 en mates ^^

'-Sin saber cómo, ya no quiero verle. Ya no me emociona, ya no me hace feliz.
-Eso es que has dejado de quererle.
-No. Es que me he resignado a que no me quiera'

Y me quedé sin lágrimas (II)

Quise destrozar todo lo que quedaba de ti.
Quemé fotos, libros, recuerdos, quemé cada cosa impregnada de la esencia de tu abandono y me deshice de todos los reflejos que dejaste en el espejo.
Y, aún con esas, no fui capaz de deshacerme de todo. ¿Qué pasaba? ¿Qué no había salido bien?
Tu nombre acudió a mis labios, como un ruego, pero antes de dejarlo salir lo estrangulé en mi garganta.
Y apuñalé a mi corazón con todas las palabras hirientes que nacían en mi mente, para que no pudiese latir. Ni por ti, ni por nadie.
Destrocé mi alma a base de golpes, uno tras otro, consecutivos, hasta que, muerta, cayó por debajo de mis pies, a la altura de mi orgullo.
Me repetí mil y dos veces que no te necesitaba hasta conseguir que los tímpanos se me rompiesen.
Ahogué en mi garganta los suspiros, rogando porque aquello detuviese el frío de las palabras asfixiadas que surgían de lo más hondo de mis pulmones.
Lloré hasta el último recuerdo de nuestro pasado juntos.
Y nada de eso sirvió para que tu presencia, aún escondida en cada esquina, se fuese.
¿Sabes? Antes pensaba que esto se solucionaría con tu vuelta. Que, si te presentabas con tu sonrisa de encanto y tu mirada pícara, me curaría sin llegar a darme cuenta.
Pero ahora caigo en que, si volvieses, al final solo conseguiría que renaciese todo lo que he conseguido romper con el tiempo. Aprenderé a superarlo.
Ahora, si decides morirte un rato, quizá me ayudes.

Chan-cháán! ¿Qué os parece el texto? ¿Y si os digo que es un 'remake' de un texto antiguo? Jujuju, pero qué arte. Jujuju... (Pero qué poca inspiración tengo... sniff...)

'-No se me ocurre que decir. Sigues yéndote y volviendo, y engañándome con palabras que salen huecas de tus labios y en mis oídos se interpretan como verdades.
-¿Significa eso que quieres que me vaya?
-No es lo que quiera; es lo que necesito para seguir adelante'

Chess

Observaba desde lo alto, con fría imparcialidad, aquel mundo donde nadie merecía ser salvado. Ni uno solo tenía la fuerza necesaria para afrontar la vida que se les ofrecía, y eso les hacía inútiles.
Pero daba igual, a él le era indiferente.
Sentado en su columpio, colgado de la luna, se limitaba a mirar con desprecio la parte de él que aún conservaba un ligero parecido con aquellos entes despreciables.
Las risas, burlas e insultos apenas le llegaban, y él se mantenía imparcial, observando aquella enorme función de teatro de la que ninguno parecía ser consciente. Cada cual interpretaba un papel de forma espontánea mientras su vida duraba, una obra para la que, hasta él, no había habido espectador alguno.
No había director de escena, ni vestuario, ni repetición de tomas. Las escenas se sucedían una tras otra y quedaban grabadas para la posteridad, sin opción de repetirlas ni de reclamar.
Desde arriba, desde muy arriba, contemplaba un mundo de colores que pretendían cubrir el neutro y muerto gris de sus almas. Pero aquel gris tampoco se le escapaba, porque desde lo más alto era imposible esconderse de sus palabras.
Acostumbrado ya a su posición actual, jugaba con el mundo como un experto ajedrecista. Todo lo que quería, más pronto que tarde, lo conseguía a base de utilizar a los demás.
Se sorprendió al darse cuenta de lo fácil que era arrastrar una pieza de un lugar a otro sin tener remordimientos. Bastaban un par de palabras bonitas, una sonrisa practicada durante toda una vida y una mirada divertida para que ellas mismas se moviesen, creyendo haberlo decidido.
Aquel sistema de tan fácil manipulación era frágil, y lo sabía, pero estaba demasiado lejos para que aquello le afectase el día que cayese. Además, una vez caído sería él el que reiría desde lo más alto, para que su risa fuese audible para todos.
No buscaba venganza por el dolor que habían incrustado en su pecho.
Solo buscaba arrancárselo para devolvérselo.

Llevo despierto desde las 8.00 de la mañana. Y me acosté a las 0.20. Pero no tengo sueño. ¿Me estaré convirtiendo en vampiro? *_*

'-Serás como una estrella fugaz. No importa cuán rápido corras, siempre habrá alguien escondido para cargarte con sus deseos, sin pensar en los tuyos. Y, así, te verás obligado a cargar y repartir las felicidades de los demás sin llegar nunca a sentirla'

We can always die again

A estas alturas, y tras mucho inyectarme el veneno de tu amor en vena, puedo imaginar sin temor a equivocarme cómo puede ser morir.
Puedo porque en más de una ocasión has conseguido que lo desee. Cada palabra hiriente, cada mirada de rechazo, cada sonrisa completamente falsa han conseguido, en mayor o menor medida, arrastrarme hacia el borde del precipicio para, una vez allí, empujarme a una muerte segura.
Conozco la angustia de saber que el suelo está cerca, del saber que la muerte no espera abajo, sino que salta con fuerza hacia ti. Conozco el miedo absoluto y sin limitaciones, el dolor en el pecho, y conozco el impacto mortal contra la dura piedra
Sé bien cómo es sentir que todo tu mundo, como si fuera de cristal, explota entre tus dedos cubriendo de heridas tu piel. Y sé bien cómo ese mundo, a pesar de estar roto, continua girando. Nada se detiene en este universo por una caída, la vida no tiene botón de parada para estas ocasiones.
Por eso, porque sé cómo es caer, es por lo que te permito recogerme y levantarme a lo más alto. Tengo, desde el principio, afrontada la caída como algo tan inevitable como el morir. Pero, ¿puedo ser sincero?, nunca perderé la esperanza de arrastrarte en mi camino.

Viernes... Que bien suena. El día de la pasión, el amor (viernes-Venus)... Y, en mi caso, del descanso. Já!

'-Nunca podrás ser normal. Siempre serás diferente al resto.
-¿Y eso es un insulto? Tomando como referencia que tú eres normal, supongo que es un halago'

Bad day

Hay días oscuros, tristes y deprimentes.
Días en los que uno intenta que su corazón se detenga en su pecho para, así, evitar que se rompa demasiado. Días en los que el corazón, como ya es costumbre, desobedece y se llena de sangre hasta los topes para que se le escape por las grietas, dejándolo así vacío, insensible y abandonado.
Y es que hay veces que la más bella puesta de sol queda nublada por las nubes. Sabes que está detrás, que la luz no se ha ido del todo porque aún la divisas entre las pequeñas ranuras, pero no tienes la fuerza necesaria para agarrarte a un rayo de sol. Hay veces que esas nubes, en vez de estar compuestas de agua evaporada, lo están de dudas y miedos.
Las sombras, entre la oscuridad, crecen, y cada pequeño miedo se convierte en un temor insuperable, mientras los temores insuperables se abalanzan sobre ti para aplastarte.
Ciertamente, y por desgracia para el mundo, hay días que nada puede levantar el ánimo e incluso las palabras, las grandes amigas del ser humano, capaces de hacer caer países enteros, sucumben y mueren aplastadas.
En esos días, uno necesita gritar y guardar silencio, correr y quedarse quieto en el sitio.
(Y la indecisión acaba por unirse al miedo)

He tenido examen de mates a última -_-' Pero no he tenido séptima hora ^^ Pero tengo deberes -_-' Pero son pocos ^^ Ser bipolar es una asquerosa y fantástica cosa ^_^' xD

'-Todos necesitamos creer en algo. Incluso tú. No tiene que ser Dios; puede ser una persona, un sentimiento...
-Las personas te traicionan y los sentimientos cambian. Dios, por su parte, abandona. Pero, por curiosidad, ¿tú en qué crees?
-En que todo el mundo necesita creer en algo. Pero tranquilo, ya me has demostrado que me equivocaba...'

Con manual

La vida, definitivamente, necesitaría un manual de instrucciones.
Siempre habría quienes, ignorándolo, pasarían por la vida tratando de aprender su funcionamiento mediante el sistema de prueba y error. Pero, ¿y aquellos que nos molestásemos en leerlo?
Sería mucho más fácil.
Un libro entero que nos explicase, detalladamente, el dolor del fracaso y la decepción. Que nos dejase claro, a base de repetirlo, lo monótono y gris de nuestra existencia durante el tiempo que estemos aquí. Un libro que nos contase la tristeza de la traición y la muerte, la tentación de mentir y la vergüenza de tener que admitirlo.
Tendría este libro que ser, por supuesto, un libro muy gordo y complejo, plagado de imágenes que nos muestren lo doloroso de la vida y, probablemente, se precisarían palabras nuevas, especialmente inventadas para este manual, para explicar de forma detallada los miles de millones de tipos de dolor que la vida puede regalarnos y las consecuentes formas de superarlos sin que el mundo note lo roto que nos queda el corazón.
¿No sería fantástico? Así, suicidados los inteligentes, los imbéciles que no leen manuales podrían dirigir el mundo sin que nadie los criticase.

He decidido utilizar esta parte en verde para definir el término inventado por mí que más me gusta: WAY. Esto es, What A Yuju! (¡Qué yuju!), y tiene un carácter más bien irónico. Lo explico porque, en adelante, puede que use este término a menudo xD

'-Te quería.
-¿Por qué hablas en pasado?
-Intenta adivinarlo y después vete para no volver'

Muerta de amor

El silencio se clavó en su pecho como una bala.
No podía ser verdad, porque no podía haber dicho lo que creía haber oído.
¿Todo había sido una mentira?
Su cerebro era incapaz de procesar aquella información, de asociarles un significado a aquellas palabras.
Y, por tanto, no podía preparar una respuesta.
Su cuerpo tembló, sintiéndose perdido sin un órgano que lo dirigiese, y empezó a sentir que las fuerzas le faltaban. Quiso correr, taparse los oídos y gritar a pleno pulmón pero, de un plumazo, su energía se había escapado y no pretendía volver.
De su pecho salió, herido de recuerdos que, ahora descubría, no eran de verdad, su corazón, cayendo al suelo en medio de la calzada para ser atropellado.
El grito de dolor se quedó ahogado en su pecho mientras caía al suelo, completamente muerto, mientras él, aún a su lado, la miraba con lástima.
Había terminado con ella. Aunque, quizá, de una forma demasiado literal.

Es martes. Qué gran novedad, ¿eh? Pues, para mí, sí. Llevo todo el día con la sensación de que era miércoles. Y, cada dos por tres, deprimiéndome al pensar que todavía no T.T

'-Deja de beber o acabarás en el hospital.
-Solo he pedido una copa en toda la noche. Todo lo demás son lágrimas'

Fear can break anything

Sintió el miedo colándose por las rendijas de su férreo escudo.
Nunca había dudado, ni por un instante. Aquel escudo, siempre lo había tenido claro, no podía romperse.
Desde detrás de él podía ver la realidad distorsionada para ser feliz, y cuando se volvía demasiado... real, le bastaba con bajar la cabeza y esconderse para evitar el impacto. Y el escudo recibía el impacto, sin importar la fuerza; nunca se resquebrajó.
Pero aquel miedo atroz lo había atravesado como si fuese de mantequilla. ¿Miedo a qué?
No estaba muy seguro. Nunca había tenido razones para tenerlo, pero en aquel momento sentía como si se hubiesen concentrado en un único instante todas las ganas de huir de su vida.
Se sorprendió pensando que aquello era un sentimiento, y antes de poder cortar aquel flujo de pensamientos, un pequeño impulso eléctrico había llegado a su corazón.
El latido inicial fue como la chispa que lo desencadenó todo, resquebrajando el escudo.
El segundo lo redujo a polvo.

Qué lunes más... Aburrido. Es lo que tienen los días de entresemana =.= La verdad es que no tengo ganas de hacer na' >_<

'-Si crees que puedes mentir lo suficientemente bien para engañarte a ti misma, adelante con ello.
-¿Y si no lo consigo?
-Entonces prepárate para sentir que tu corazón se pudre dentro de tu pecho'

Por no tener las agallas necesarias

Podía haber luchado , claro que podía.
Pero, simplemente, no se veía contuerza para hacerlo. En aquel momento, sus sentimientos eran la enfermedad autoinmune más poderosa , y su cuerpo perdía lo que queda de vida en su interior por momentos.
No, aquel momento no era el correcto para enfrentarse a todo un mundo que siempre andaba buscando la forma de romper un poco más su corazón. Porque ellos SIEMPRE lo estaban intentando, como si fuese un concurso. "A ver quién le hace más daño", parecían apostar cada mañana.
Y, con el corazón casi muerto y las heridas, aun abiertas, expuestas y a la vista de todos, luchar en una guerra que no confiaba ganar, su destrucción era más que probable.
No, el príncipe de ate cuento de hadas no fue valiente.
Y el muy idiota nunca supo que la princesa, que esperaba por él en su castillo tras la filas enemigas, guardaba para él un botiquín de bonos y alegrías que habrían servido para reconstruir su corazón...

Sábado, sabadete:D He estado toda la mañana jugando con mi tableta digitalizadora. Es más, todo esto lo he escrito con ella ^3^

'-El momento oportuno no llega ; se busca. A veces lo encuentras en una torre de marfil, y otras, como parece ser tu caso, en lo más hondo de un lodazal.
-Demasiado tiempo llevo aquí abajo, y solo queda lodo...'

Admire

Tenía que buscar un ídolo, alguien de quien hablar, y no se le ocurría nada.
Claro que conocía a aquellas 'superestrellas', aquellas barbies de sonrisa impecable, siempre con la báscula debajo del brazo y algo que meterse en caso de necesidad guardado en un bolsillo. Pero no era capaz de convencerse de que podía admirarlas.
También conocía intelectuales, hombres y mujeres inteligentes, con grandes ideas, curiosos inventos y el ego a la altura de las nubes. Y, aunque reconocía el mérito que tenían, tampoco podía admirarlos.
No se le ocurría nadie y en aquel momento, sumida en aquellas profundas cavilaciones, la inspiración le llegó. ¿Por qué no podía ser su propio ídolo?
Claro que no era perfecta. No se veía guapa, ni delgada, y tampoco era lista ni inteligente. Era una chica normal, como cualquier otra.
Pero mirándolo con perspectiva, y pensándolo objetivamente, siempre había superado lo que le había tocado, sin importar las patadas que la vida le había dado. Había sabido adaptarse y, no siendo ni un genio ni una belleza, había sobrevivido, reconstruyendo su corazón con pegamento de barra y supliendo la sangre perdida con cocacola.
No era la mejor, claro que no. Pero se sentía orgullosa por cómo era, y nadie conseguiría que cambiase de opinión.

Viernes :D Re-la-ja-ción... poca. Porque la verdad es que quiero un finde relajado y tendré que hincharme a deberes...

'-¿Y así es como termina? ¿No entrarás gritando, interrumpiendo la boda?
-Esto no es como un cuento de hadas, ¿sabes? A veces los adultos decidimos rendirnos para así evitar hacernos daño entre nosotros'

The beginning

Nos pusimos a hablar, así, porque sí. Porque queríamos.
Fue algo extraño.
En el fondo, confiaba en que serías idiota, superficial, simple. Que, tras un par de palabras, podría decirle a mi corazón '¿Ves? Te equivocaste al elegir. De nuevo'.
Por otra parte, lo que quedaba de mis sentimientos rezaban porque fueses algo más. Que no fueses una barbie más.
Y en el mismo momento que mi corazón se hinchaba de orgullo, riéndose de mi desconfiada mente, llegaron las palabras que consiguieron explotarlo. Tú no me querías, por supuesto, y me lo decías a las claras sin saber que así era.
¿Yo, quererte? Ero era algo inimaginable para ti, ¿no? Yo solo era... aquello cuya mirada se cruzaba de vez en cuando con la tuya.
Debería callar de una vez, antes de emocionarme. Esto es parte del pasado, ¿no? Y lo pasado pasado está.
No me quisiste entonces, no me quieres ahora ni me querrás en el futuro.
Y no me insultes ahora cerrándome la boca con un beso, que yo ya me callo.
En fin... Cambiemos de tema, ¿te parece? Hagamos como que nunca he dicho eso y pensemos que sigo siendo ese ente extraño que siempre busca una ocasión para hacerte feliz.

Jueves ^^ No sé por qué me hace ilusión. Ah, sí. Porque he tenido una clase entera sin hacer nada. Aparte de dibujar, cosa que me encanta :)

'-No necesito suerte. Necesito un milagro.
-¿Tan mal va la cosa?
-El problema no es que vaya mal; es que no hay cosa'

Close your mouth

¿Disculparte? No, cielo, eso no se hace.
No importa si algo te remuerde la conciencia; mientras no te mate, podrás soportarlo.
Así que calla, no sigas con tu fantástico discurso porque me conozco demasiado y, si no te paro ahora, no podré hacerlo. Por arriesgarme a dejarte hablar antes de decirte que no es por lo que tantas veces he dicho que sí, y a base de equivocarme he aprendido.
Porque estar contigo es... Una experiencia que debería ser única.
Eres como una montaña rusa con final trágico. Mientras dura, las subidas y bajadas se suceden a toda velocidad, emocionantes, pero entonces llega el punto trágico y, tras un ascenso a la Luna, caes a la velocidad del sonido.
El golpe es duro, todo huesos rotos y sentimientos esparcidos por el suelo, y las lágrimas lo cubren todo mientras trato de reconstruír mi corazón.
Claro, al final siempre vuelves a buscarme, me sonríes y... Y vuelvo a caer en la trampa.
Cielo, lo siento, pero esta vez no. Si mi corazón quiere subirse, que lo haga, pero yo no pienso seguirlo.

Terminadas las pruebas de la comunidad. Y me siento retrasado por una cosa tan fácil. Y más retrasado aún por saber que he cometido errores (uno, seguro, pero seguro que caen más)...

'-Solo tienes que mentirme y decirme que me quieres para hacerme sonreír.
-¿Eso te curará el corazón?
-Hasta que el muy idiota descubra que es mentira, sí'

She was still a princess

Y como cada mañana, se ponía frente al espejo, se arreglaba el pelo y se repetía que era una princesa. Que, simplemente, su príncipe aún no se había dignado a aparecer.
Pero aquella fiesta constante que era su vida, llena de apariencias, lujos y excesos, siempre en marcha para celebrar a gusto su llegada, duraba ya demasiados años y empezaba a sentirse cansada de dejarse caer cada noche en los brazos de alguno de aquellos hidalgos con aire de grandes señores, que le prometían la luna y las estrellas mientras ella fingiera que su corazón no estaba jugado a una sola carta desde el comienzo.
Siempre decía lo mismo, siempre se prometía que no esperaría una noche más. Que aquel día, al contrario que los anteriores, recuperaría su corazón de donde quisiera estar y se lo entregaría al primero que quisiera hacerla feliz.
Y su corazón, como queriendo llevarle la contraria, nunca volvía. Se quedaba colgado de aquella estrella posiblemente inexistente, burlándose de ella y recordándole que estaba enamorada del protagonista de un cuento de hadas.
Pero a ella aquello le daba igual porque, como cada mañana, al mirarse en el espejo seguía reconociendo en su reflejo a la princesa que siempre fue aunque nadie lo notase.

Nos libramos del examen de sociales, porque olvidó las fotocopia (H). Para que luego digan que los martes y trece dan mala suerte... Já!

'-Digamos que me importas, que te quiero. ¿Qué importa eso? ¿Cambia algo? ¿Vas a corresponderme tú por ello? No, ¿verdad? Entonces, ¿de qué me sirve decírtelo? Y no vale responder que para romperme un poco más el corazón, porque eso es evidente'

Cold indiference

Creí que no dolería, que aceptaría que te ibas y que no volverías.
Creí que, si desde el principio me repetía hasta la saciedad que te irías algún día, los daños serían menores.
Y me equivoqué, y eso no volveré a decírtelo. Incluso ahora pienso que nunca debí hacerlo, pero como eres incapaz de dedicar dos segundos a escucharme sé que da igual.
Una vez me preguntaron qué sería lo que más me dolería, y no dudé en responder que sería que me manipulasen.
Ahora echo de menos los días en que me decías lo mucho que me querías, cuando me mentías descaradamente y yo era capaz de creerte. Porque solo tengo indiferencia, fría indiferencia enquistándose en mi corazón.
Es un dolor constante y punzante, un martilleo insoportable que, como un millón de agujas, atraviesa cada célula de mi corazón. Es buscar tus miradas, aunque tengan odio, y que gires la cabeza para que nuestras miradas no se encuentren.
Es una grieta entre los dos surgida de ningún lugar y que no tiene intención de irse antes de que caiga a lo más hondo.

Ay... Mañana tengo examen de sociales, capitales de Europa. Y otro de alemán. Y pasado, examen de la comunidad. Voy a tener que suicidar a muuuuchos adultos si quiero ser feliz...

'-Mi corazón suplica por un quizás, pero mi mente siempre responde nunca'

Let's play, ok?

Cielo, ¿qué te parece si jugamos un ratito?
Tú puedes fingir que me quieres, yo puedo fingir que no me importa que me quieras.
Podemos jugar a que puedo ser feliz sin tus sonrisas, y puedes engañarme y dejarme pensar que son para mí y nadie más.
Podemos jugar, mentirnos, engañarnos, apostar mi corazón pieza a pieza en esta pequeña ruleta, realizar mil duelos a media noche (ya sabes las normas, solo tú tienes balas en la pistola) y dedicarnos sonrisas muertas desde el otro lado de una copa de licor.
No tienes que sentirte culpable, mi corazón no se romperá de nuevo porque nunca llegó a reconstruírse.
Y no me harás daño porque de tantos golpes recibidos uno ya está acostumbrado.
Además, ¿qué quieres que te diga?, esto es lo que hace todo el mundo.
La única diferencia es que nosotros sabemos que es así y parece más deprimente.

Viernes! Oh, sí, el mejor día después del sábado ^^ En fin... No tengo mucho que contar. Mañana salgo todo el día, tengo cosas que hacer, por lo que no actualizaré. Y como el domingo vagueo, volveré el lunes xD

'-Te quiero.
-¿Sabes qué? Que he llegado a un punto en el que me importa nada y menos que sea mentira. Así que finjamos que yo te correspondo'

Against love

Era una maldita estupidez, y no entendía por qué tenía que intentar entenderlo.
¿Por qué no intentaba la gente entenderle a él y no al revés?
No sentía.
Era algo bastante simple: no sentía amor.
Él aceptaba que los demás se enamorasen, ¿por qué ellos no podían hacer lo mismo?
Siempre buscando amor en sus gestos, lujuria en sus miradas, dobles sentidos en sus palabras.
¿Que tenía que enamorarse para ser feliz? Pues a él no le daba la gana, la verdad.
De modo que, ¿por qué estaba allí, escuchando aquellas palabras que trataban de explicarle qué era el amor? Tampoco es que le quedase otra; en todos sitios escuchaba aquellas palabras, y al menos estaba preparado para ignorar aquellas voces en concreto.
-¿Qué? ¿Entonces ya lo entiendes?
-No, claro que no lo entiendo, pero tampoco quiero entenderlo. ¿Podemos cambiar de tema por fin?
-No. ¿Por qué te niegas a intentar entenderlo? No es tan difícil.
-Porque no me da la gana. Porque lo que tú entiendes como amor a mí me da asco. Porque sí, entiendo el amor, pero no en este pseudosentimiento envasado al vacío y mil veces edulcorado que tú tanto alabas. Porque tú te crees esas estupidas palabras ñoñas y todas esas falsas promesas, tú crees en las palabras interesadas de la gente. Y me llamarás escéptico, desconfiado, y lo que a ti te dé la gana, pero no me da la gana de poner mi corazón en palabras que el viento siempre acaba llevándose consigo.
-... Empecemos desde el principio. El amor es

Sí, últimamente arremeto contra el amor con todas mis fuerzas. ¿Por qué? Porque me da la gana xD Lo mío es ser especialico, no vale juzgar TwT

'-Sigo sin comprenderte. Pero... Hagas lo que hagas, aunque no lo entienda... ¿Permitirás que me quede contigo?
-¿No era el hecho de quedarme contigo una de esas cosas que no entendías?'

He couldn't understand love

Nunca entendió muy bien cómo iba el amor.
Demasiado ilógico para llegar a entender su funcionamiento.
Quizá tenía un concepto demasiado antiguo, demasiado obsoleto, quizá por el contrario, demasiado innovador.
Lo único que sabía es que aquella forma de 'amarse' que tenían todos era estúpidamente ilógica, obviando lo hipócritas que eran todos.
'Solo quiero lo mejor para ti'. 'Tu felicidad antes que nada'. 'Nunca nos separaremos'. 'Jamás te haré daño'. 'Me importas más que mi propia vida'.
¿Por qué mentían de aquella forma? Al final todo aquello se quedaba en palabras que el viento arrastraba consigo.
Si solo querían lo mejor para otra persona y su felicidad, ¿no se daban cuenta de que, en algún momento, ellos mismos podrían no ser el camino a esa felicidad?
No era capaz de comprenderlo, era algo demasiado humano y lo sentía estúpidamente lejos.
El día que se enamorase, tenía claro que lo haría de forma muy diferente. Empezando por cortarse las venas o largarse del país al lugar más lejano posible.

Ay, tuvimos examen de las comunidades de España. Y por sorpresa. Y me salió como el saco porque bailé todas las de Castilla y León -...- Dios, creo que voy a matarme.

'-¿Por qué sigues confiando en sus mentiras? Solo te haces daño.
-Porque por cada mil puñaladas que me da, me cura las heridas con una única sonrisa'

Pride, Fury and Hatred

Su corazón se rompía por enésima vez, convirtiéndose en añicos entre sus dedos, escapándose y cayendo en dirección al suelo.
¿De qué le servían las apariencias cuando estaba solo en la oscuridad?
Solo otra vez... No podía evitar pensar así. El silencio atronador destrozaba sus tímpanos, mientras realidad y recuerdo se fundían, mostrándole los rostros de su presente riéndose con malicia y señalándole con el dedo.
Quiso decir que lo sentía, que sentía existir, respirar, que sentía ser como era, pero las lágrimas ahogaban sus palabras antes de llegar a su garganta.
No pudo evitarlo, estaba triste. No importaba, se le pasaría, porque siempre se le pasaba. En cuanto un rayo de sol se colase por las rendijas de la ventana, delatando su existencia, recuperaría la sonrisa y su corazón se reconstruiría, dispuesto a caerse cuando los ojos durmiesen, pero quedaba una larga noche por delante y las lágrimas que no conseguían surgir le asfixiaban.
Se tapó la cara con las manos. Dios, qué asco daba, autocompadeciéndose de aquella forma.
Por primera vez, Furia, Orgullo y Odio tomaban el relevo, y arrastraban en su implacable movimiento todo sentimiento que encontraban.
Una única lágrima salió de sus ojos, una sola, cargada de recuerdos que nunca quiso tener, y las puertas de su corazón se cerraron con un lastimero crujido.
No era lo suficientemente fuerte para afrontar el mundo, pero eso solo lo sabrían las paredes de su maltrecho órgano, detenido súbita y definitivamente.
Por ahora aún era una apariencia, una imagen. Era una ilusión. Pero aquello cambiaría.
Si era débil, se volvería fuerte, y aplastaría todo lo que tratase de impedírselo.
Con el tiempo, tras reforzarlo todo a fondo, volvió a abrir las puertas de su corazón. Muchas cosas entraron, tratando de destrozarlo todo a su paso, encontrando que ahora era demasiado fuerte. También entró, sigiloso y mortal, el amor y, con fingida cortesía y falsa sonrisa, le invitó a acomodarse en lo más profundo, en la cama de clavos. Si pretendía quedarse, no iba a ser él quien sufriera su presencia.
Los sentimientos desistieron, agotados, y quedaron esparcidos por el suelo. No podían hacerle daño. Antes sí, pero cubría los daños con su máscara de hielo. Ahora sus ataques resbalaban sobre la superficie marmórea de su corazón sin arañarlo.
Furia, Odio y Orgullo le acompañaron en su paseo triunfal entre los pobres sentimientos muertos que habían quedado desperdigados por todas partes, riéndose con él.
Ya no estaba solo: Soledad había huido la primera.

Ains, esto lo escribí ayer. Será una caca, porque la inspiración la tenía bajo cero, pero ahora tampoco tengo muchas ganas de pensar xD

'-Tú le quieres. ¿Por qué te callas?
-Por miedo. Sabes lo que me duele tenerlo como amigo; ¿te imaginas cómo sería no tenerlo siquiera?'

Too dead to reborn

Las palabras se agolpaban en su cabeza.
¿Qué había pasado? ¿Por qué no podía recordar nada?
Su corazón latía con fuerza dentro de su pecho, como tratando de lanzar lejos de sí la escarcha que lo cubría.
¿Cómo era posible? Estaba a varios cientos de grados bajo cero. Tenía que estar muerto. Necesitaba que lo estuviera.
Y, sin embargo, allí estaba aquel pulso regular, un poco demasiado rápido.
No consiguió articular una palabra, solo sentía dolor. Mucho dolor, en oleadas rápidas que parecían querer romperle todos los huesos del cuerpo.
¿Había sido por aquella mirada? ¿Aquello había fundido su corazón?
Desvió los ojos, muertos de miedo, de su pecho a la cara de aquel joven que observaba la escena intrigado pero sin abrir la boca.
-Es tu culpa-acusó, arrastrando cada palabra.
Giró sobre sus talones lentamente y echó a andar lejos de aquel desconocido que había conseguido fundir su corazón.
No importaba, sabría arreglarlo. Se mantendría lejos de él, muy lejos, y no volvería a pensar en sus bellos ojos color miel.
Se arrodilló en el suelo, de nuevo en las sombras. Allí no entraba el sol, ni tampoco entraban miradas indiscretas. Podía congelar de nuevo su corazón, ya lo había hecho una vez antes.
Solo tenía que recordar aquellas burlas, y las risas. La humillación, el dolor.
Aquellos recuerdos le trajeron una extraña calma, y de pronto tuvo la horrible certeza de que su corazón no podía ser congelado de nuevo.
Se pudriría antes de conseguirlo.
Cayó al suelo de lado, sintiendo que el dolor y el miedo que tanto tiempo llevaba reprimiendo le invadían.
El joven apareció entre la oscuridad, preocupado.
¿Qué hacía él allí? No le necesitaba.
-Lárgate-ordenó, sintiendo que su corazón se calmaba.
-No voy a dejar que te quedes a solas aquí dentro-respondió el otro.
-Da igual, no voy a estar aquí mucho tiempo.
Su corazón se paró en seco.
Después de mucho tiempo estando muerto, su corazón no sabía estar vivo, y, no pudiendo regresar a su antiguo estado, no pudo soportar los sentimientos.
-Yo habría intentado hacerte feliz-murmuró el joven, con lágrimas en los ojos.

Ains, qué aburrimiento de día. Ahora me tocará ir con mis abuelos a comer, y luego terminar unos deberes tontos y aburridos. Qué yuju de día...

'-Mañana me iré y no volveré.
-Lo sé, siempre dices lo mismo. ¿Por qué no aceptas que me quieres?
-Confío en que algún día te des cuenta de que, con decirme "te quiero", dejaría de hacer tentativas'

Metamorfosis

No era feliz, claro que no.
Su mirada delataba lo que su sonrisa pretendía ocultar, y sus palabras, las que a veces se escapaban de lo más hondo de su ser, confirmaba la declaración de sus ojos.
Su corazón era débil. Se rompía con facilidad. Se lo rompían con facilidad.
Y no tenía ni idea de cómo cambiarlo, no sabía cómo hacían todos para no sufrir. Les envidiaba y, por tanto, sentía un odio intenso hacia ellos.
Porque podían llorar, podían sufrir, podían soltar toda su tristeza y recomponerse, y él, si se rompía, quedaba convertido en añicos hasta que alguien se decidía a recontruírle.
Y entonces lo decidió, terminaría con todo.
Un día no se levantó de la cama. Se quedó allí, callado, sumido en las sombras, igual que su corazón.
Cuando al día siguiente despertó, algo había cambiado.
En su pecho, el corazón que tan frágil era había empezado a congelarse.
Notó que algo se había escapado.
Alegría. Confianza. Dolor.
Ya no eran más que palabras sin significado para él.
Aquel día sintió las flechas que intentaban atravesar su corazón, pero se quedaron en la capa superficial, completamente congelada.
Oh, qué sentimiento más extraño. Casi podría ser felicidad. Pero ya no había latidos que lo demostrasen.
Amor. Odio. Miedo.
Empezó a disfrutar de todo aquello. Podía destruír sus sentimientos con placer, uno a uno, a golpe de martillo y la gente no se daba cuenta, porque su voz seguía transmitiendo las palabras dulces que creían habitaban su corazón.
Un día ya no quedó sentimiento por aplastar.
Se sintió complacido. Tenía un corazón de hielo, mármol y acero.
Y nadie recordaba el momento en que había cambiado, por lo que nadie recordaba cómo era "antes".
¿Y qué si ya no era él mismo? Ahora era mejor, más fuerte e indestructible.

Volví ^^ Y ya no me marcho más (toma, como que no tengo tiempo), pero aún me quedan unos deberes que requieren de internet. Da igual, pienso disfrutar de lo que queda de vacaciones n.n

'-¿Qué harás cuando te enamores?
-Siempre tengo un billete de avión a Nueva Zelanda por si llega la ocasión'

Solo ven y dime

Cierra los ojos y dime si no lo ves, si no lo oyes.
Dime que no eres capaz de sentir todos mis sueños, mis ilusiones, mis anhelos, dime que no eres capaz de ver que cada sonrisa tuya es la única razón por la que me levanto, aunque sepa que no son dirigidas a mí.
Dime que no puedes ver reflejadas en mis ojos las ganas de ti que tengo, que no notas mis labios sedientos de ti, dime que el latir de mi corazón cuando te acercas no llega a tus oídos.
Dímelo, solo dímelo y te creeré.
Dime que realmente no sabes nada, que nunca quisiste hacerme daño, que si mi corazón explosionó no fue porque pusieses una bomba a propósito.
Dime a las claras que esta historia no tendrá un final feliz porque nunca se te informó del comienzo, rompe mis ilusiones de una vez y no permitas que se reconstruyan.
Prefiero tu fría indiferencia a este martilleo constante; prefiero morir en vida y quedarme así, que revivir a diario para recontruir paso a paso mi muerte.

Última actualización programada! Lo que me ha llevado xD Muy agobiante, en serio, pero espero que no se note mucho el descenso progresivo de calidad en cada entrada xD Y sí, los títulos son larguísimos (seguro que alguien lo ha comentado xD).

'-¿Y si no puedo decirte la verdad por miedo a hacerte daño en el futuro, ni tampoco mentirte por miedo a hacértelo ahora?
-No es necesario que respondas. Solo quiero que me detengas si no es lo que quieres'