Con manual

La vida, definitivamente, necesitaría un manual de instrucciones.
Siempre habría quienes, ignorándolo, pasarían por la vida tratando de aprender su funcionamiento mediante el sistema de prueba y error. Pero, ¿y aquellos que nos molestásemos en leerlo?
Sería mucho más fácil.
Un libro entero que nos explicase, detalladamente, el dolor del fracaso y la decepción. Que nos dejase claro, a base de repetirlo, lo monótono y gris de nuestra existencia durante el tiempo que estemos aquí. Un libro que nos contase la tristeza de la traición y la muerte, la tentación de mentir y la vergüenza de tener que admitirlo.
Tendría este libro que ser, por supuesto, un libro muy gordo y complejo, plagado de imágenes que nos muestren lo doloroso de la vida y, probablemente, se precisarían palabras nuevas, especialmente inventadas para este manual, para explicar de forma detallada los miles de millones de tipos de dolor que la vida puede regalarnos y las consecuentes formas de superarlos sin que el mundo note lo roto que nos queda el corazón.
¿No sería fantástico? Así, suicidados los inteligentes, los imbéciles que no leen manuales podrían dirigir el mundo sin que nadie los criticase.

He decidido utilizar esta parte en verde para definir el término inventado por mí que más me gusta: WAY. Esto es, What A Yuju! (¡Qué yuju!), y tiene un carácter más bien irónico. Lo explico porque, en adelante, puede que use este término a menudo xD

'-Te quería.
-¿Por qué hablas en pasado?
-Intenta adivinarlo y después vete para no volver'

5 comentarios:

  1. Creo que tenbdrian que ser dos manuales.Aquel del que tanto hablas.Sobre los millones tipos de dolores y el otro,sobre el amor lo bueno que tiene a veces la vida.Que todo no es tan malo como se pinta.
    Me encanta el dialogo
    besos

    ResponderEliminar
  2. Yo no usaría ese manual, aunque existiese. Puede que de vez en cuando lo ojease, en un mal momento, pero lo bonito de la vida está en aprender y descubrir cada detalle :)
    Diálogo genial, like always :)
    What a yuju? xDDD

    ResponderEliminar
  3. Puf... el diálago es "matador", ¿eh?

    Un beso, Carlos.

    ResponderEliminar
  4. La vida con manuales sería mucho más sencilla. Yo pararía a leerlo durante los primeros años de mi vida, los siguientes podría en práctica lo aprendido y luego entendería que los imbéciles siempre dirigirán mejor el mundo porque no es que gusten ser criticados, es que no entienden las críticas.

    Estoy de acuerdo, el dialogo... JooDer!

    Eres un genio

    ResponderEliminar
  5. Pues yo quemaría el manual. Lo bonito de la vida es vivirla, ¡y no hay dolor en el mundo que me haga pensar lo contrario! Carpe Diem : )

    ResponderEliminar