Por no tener las agallas necesarias

Podía haber luchado , claro que podía.
Pero, simplemente, no se veía contuerza para hacerlo. En aquel momento, sus sentimientos eran la enfermedad autoinmune más poderosa , y su cuerpo perdía lo que queda de vida en su interior por momentos.
No, aquel momento no era el correcto para enfrentarse a todo un mundo que siempre andaba buscando la forma de romper un poco más su corazón. Porque ellos SIEMPRE lo estaban intentando, como si fuese un concurso. "A ver quién le hace más daño", parecían apostar cada mañana.
Y, con el corazón casi muerto y las heridas, aun abiertas, expuestas y a la vista de todos, luchar en una guerra que no confiaba ganar, su destrucción era más que probable.
No, el príncipe de ate cuento de hadas no fue valiente.
Y el muy idiota nunca supo que la princesa, que esperaba por él en su castillo tras la filas enemigas, guardaba para él un botiquín de bonos y alegrías que habrían servido para reconstruir su corazón...

Sábado, sabadete:D He estado toda la mañana jugando con mi tableta digitalizadora. Es más, todo esto lo he escrito con ella ^3^

'-El momento oportuno no llega ; se busca. A veces lo encuentras en una torre de marfil, y otras, como parece ser tu caso, en lo más hondo de un lodazal.
-Demasiado tiempo llevo aquí abajo, y solo queda lodo...'

2 comentarios:

  1. El dolor a veces nos hace impacientes.
    A veces no nos deja ver a las princesas (y principes) dispuestos a reconstruirnos el camino, guiarnos en otra dirección de la del precipicio, ayudarnos a recomponer el puzzle en que se acaba convirtiendo el corazón... Volver a sonreir aunque dure poco.

    Otras veces nos escuece, y estamos más pendientes de su ardiente presencia que de ver cómo poco a poco las heridas han ido cicatrizando.
    Pero abstraerse es mejor que permanecer esperando. La espera agota, y más cuando te duele el corazón.

    Bellas palabras ^^

    PD: yo no escribo nada que se pueda entender a la primera xD, la magia de las palabras está en que dependiendo de uno su significado cambia. Darle uno fijo sería como individualizar esos sentimientos, hacer que parezcan inconexos. xD yo soy rara, así que ;)

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay alguien que puede curar nuestro corazón. Siempre. Y, sin embargo, la mayoría de las veces somos incapaces de verlos, nos ciegan el dolor y las heridas.
    ¡Un besazo!
    ¿Te repito que me encanta cómo escribes? :)

    ResponderEliminar