Algunos cuentos de hadas no tienen finales felices, pero este no es uno de esos

Nunca creí en los rumores sobre ti; en realidad, nunca creí ningún rumor, pero ese en concreto me era inverosímil.
Decían de ti que eras frío, manipulador, un pedazo de hielo en el medio y medio del Ártico, y que tenías el poder de hundir a cualquiera que se te acercase.
Y cuanto peor hablaban de ti, más interés mostraba el mundo.
Los chicos buscaban destruírte y demostrar que no eras perfecto; y las demás chicas se te insinuaban y te dedicaban suspiros.
Buscaban, en definitiva, lo que yo hacía tiempo que conocía de ti; ese punto tierno y encantador que escondías tras tanto hielo.
¿Que cómo conozco yo ese punto?
Diría que ese es mi secreto y después le daría una calada a un pitillo mientras te sonrío con picardía, como hacían las mujeres en las películas antiguas. Pero ni te gustan los secretos ni el tabaco, así que confesaré que, una vez, te vi con tu hermano pequeño.
Te sonríes. Me da que has entendido cómo descubrí todo, ¿eh? Sí, te vi con tu hermano, el que más adelante se iría con tu madre a vivir a aquel barrio perdido en el quinto pino.
Y vi cómo le sonreías, y cómo le limpiabas la tierra de la cara, y descubrí ese punto encantador que todos tenemos y tú tan bien escondes.
¿Sabes qué te voy a pedir a cambio de no contar este secreto?
(y el beso llegó antes de pedirlo)

¿Por qué he escrito el texto desde un punto de vista femenino? Pues ni idea ^^ Pero yo así soy feliz, y así se queda xD

'-Sabes que no voy a disculparme por haber sido un cabrón.
-Ni te lo pediré. Vendiste mi felicidad para comprar la tuya; es comprensible, teniendo en cuenta que yo nunca iba a usar la mía porque nunca te tendré'

El amor no viene con pilas recargables

Me desperté con la fría certeza de que ya no te quería.
No sé por qué. Simplemente notaba que, en lo más hondo de mi corazón, se había aposentado el sentimiento de que el amor se me había acabado.
Es casi como si el destino hubiese querido reírse de mí, ¿no?
Tanto tiempo arrancándome trozos enteros de corazón tratando de expulsarte de mi organismo, sufriendo, y, en una sola noche, te me escapas en un único suspiro.
No ha habido lágrimas. No ha habido tristeza. Y no se me ha caído el mundo encima.
Eras una enfermedad, una dolorosamente dulce que me había infectado hasta la última célula, y por fin, tras muchos intentos, mi cuerpo ha encontrado el anticuerpo necesario para echarte.
Y no tengo ni idea de qué viene ahora.
No sé si volveré a querer a alguien, si mi organismo volverá a infectarse. Ni siquiera sé si realmente he conseguido echarte de mí o solo te he atado con cadenas en el rincón más profundo de mi corazón. No tengo la más mínima certeza sobre el futuro, ni el más mínimo interés en tenerla.
Solo tengo claro que hoy, por primera vez desde que te conozco, puedo respirar sin temor a que se me escapen palabras de amor entre los dientes.
Y no sabes lo bien que sienta saber que, para bien o para mal, todo se ha acabado...

Me disculpo por mis apariciones y desapariciones -_-' Pero es que entre el ortodoncista, la presentación de FyQ, dos amigas y un SingStar, las tardes se me van volando xD

'-No vas a decirle que la quieres.
-Eso no ha sonado a pregunta.
-Después de tanto tiempo juntos, creo que te conozco bastante. Quizá incluso demasiado'

Some time before

Hace un par de años podría haberme paseado durante días entre los recuerdos de tu cara, tan perfectamente memorizada, de tus gestos, de tus sonrisas.
Hace un par de años podría haberme pasado tardes enteras describiéndote con cientos de miles de adjetivos, y ni uno solo negativo.
Hace un par de años solo me habías roto el corazón a base de bien, pero yo seguía amándote.
Pero ya no.
Ahora mismo, trato de recordar los contornos de tu cara y no recuerdo ni tan siquiera esa sonrisa que durante tanto tiempo me impulsó a seguir adelante.
Ahora mismo no se me ocurren palabras para describirte, porque mi diccionario entero ardió en llamas cuando mi corazón, lleno de TNT, explotó irremediablemente.
Ahora mismo no puedes romperme el corazón, ni arañármelo, ni tan siquiera llegar a rozármelo; y, por supuesto, no puedes hacer que mi corazón lata.
He pasado de mi absoluta dependencia hasta la más fría indiferencia.
Y me da miedo descubrir que siempre ha habido un mundo más allá de tu mirada (cuyo color no puedo, y tampoco quiero, recordar).

Siento no haber actualizado ayer, pero igual que hoy, tenía ortodoncista. Por fin tengo aparato ^^ (Qué optimista suena cuando eres tú quien lo decidió xD)

'-Te juro que si tuviese una flecha de oro de las de Cupido me atravesaría el corazón con ella.
-¿Estás diciéndome de forma estúpidamente cursi que no me quieres?
-Hay quienes son cursis al decir "te quiero", pero ya lo sabes: soy raro hasta para estas cosas'

This past isn't mine!

Siento las sombras de mi pasado atenazándome los pulmones.
La sombra de la culpa por todo lo que he hecho mal, por todas las veces que por mi culpa alguien ha sufrido, por las miles de ocasiones en las que una vida ha dado un giro de ciento ochenta grados.
Es un pasado triste aquel con el que tengo que cargar, pero la verdad es que, excepto esas noches de dolor y asfixia, no lo siento como si realmente fuera mío.
Es, en mi cabeza, una sucesión de imágenes en la que yo no pinto nada y nunca soy el protagonista.
Como si hubiese robado la vida entera de una tercera persona que, por algún motivo, no quería su pasado y se lo metió en la cabeza por la fuerza al primero que pasó por delante.
Y si así fuera no me extrañaría, yo también me habría desecho de semejante historia con tal de evitarme este dolor.
Pero por algún motivo, todo ese pasado ha echado raíces en mí y hasta me ha contagiado esa estúpida obsesión por tu persona, y después de tanto tiempo conviviendo con esos recuerdos he llegado a encontrar en tus sonrisas una forma de que mi dolor se atenúe momentáneamente y luego se triplique.
Eres, para mí y para el yo de mi pasado, una droga.
Y sigo estudiando hasta qué punto puedo llegar sin tener una sobredosis.

Uf... Libre del examen de música ^^ Pero la verdad es que cada vez tengo más y más exámenes programados -_- (Por cierto, Marta, se me olvidó decir que voy a 3º de la ESO xD)

'-No sé si algún día conseguiré ser feliz. Ni siquiera sé si quiero intentarlo.
-Con el corazón helado es difícil conseguirlo. Es una proporción directa: cuanto menos sufras, menos sonreirás. Y siento decir que has llegado a cero en ambas cosas'

Hablar contigo es como meter mi mundo entero en una centrifugadora

Me convencí de que no era posible.
No diré que lo superé, porque sería mentir, pero sí que conseguí aceptarlo.
Y conseguí hacerme a la idea de que nunca podríamos ser felices juntos, que no compartiríamos un solo amanecer, que tú tendrías tu vida y que yo no estaría en ella. Sí, lo asimilé, me metí la leche antes de subir demasiado y comencé desde cero.
Pero eso no podía ser, ¿verdad? Demasiado fácil.
Así que volviste, apareciste con tu sonrisa encantadora, con tus exquisitos modales y ese aire desgarbado que tú tienes.
No me dijiste nada más que lo típico, dos besos, un qué tal, hace tiempo que no hablábamos... Pero me hice ilusiones.
Con una puta sonrisa me cambiaste los esquemas y le diste la vuelta a mi mundo. ¿Te parece justo?
Y aunque traté de atarme a la realidad, me arrastraste hasta lo más alto del cielo y me dejaste en una nube, como tratando de comprobar cuánto tiempo podía mantenerme en el aire.
Nunca podrías entender lo mucho que duele meterte por segunda vez el golpe de tu vida por alguien que jamás mereció un solo impacto.

Buf... He tenido un examen de tecno a última. Creo que me ha salido bastante bien, era Excel, nada del otro mundo. Pero mañana es el examen de música Y ESO SÍ QUE ASUSTA

'-Por favor, ¡espera!
-¿Y de qué va a servir eso? ¿Vas a decirme que acabas de descubrir, por intervención divina, que me quieres? ¿Que siempre me has querido? ¿Que eres inocente y nunca quisiste hacerme daño? Lo siento, pero ahora no me veo con fuerza para escuchar tus mentiras. De todas formas escríbemelo en un papel y dentro de dos días reconstruiré mi vida en torno a esas palabras'

Y quizá mi sonrisa no es tan contagiosa como tu dolor

No, sé que no podría hacerte sonreír.
Sé perfectamente que juraste no hacerlo nunca, y por mucho que me esfuerce tus sonrisas son algo que este mundo no merece.
Y querría saber cómo es tu sonrisa, querría tener una sola imagen tuya sonriendo que llevar siempre conmigo. Pero no una sonrisa falsa, como esa que esbozas cuando sabes que me duele verte triste; esas ya las tengo demasiado vistas. No, yo quiero una sonrisa real y espontánea.
Pero también sé que no es posible, y eso solo lo hace más doloroso. Y por mucho que intentes evitarlo, tu tristeza es contagiosa, y cada mirada llena de dolor me atraviesa el corazón como una bala.
Debería irme, y lo sé. Dejarte con la soledad que tanto ansías, y confiar en que sepa hacerte feliz, dejarte hacer lo que quieras con tu vida y tratar de disfrutar la mía. Y sabes que no soy dado a meterme en la vida de los demás, pero por ti hice una excepción, y si me meto es hasta el fondo.
Tienes derecho a odiarme por hacerlo, pero no lo haces, y con eso solo consigues que quiera saber más de ti para entenderte.
Y como ya es costumbre, empiezo a desvariar y al final ni siquiera yo me entiendo. ¿Te quiero? ¿Te odio? Y yo qué sé. Pero no verte sonreír es el peor castigo que pudieron imponerme.

Hoy voy a ver "Prince of Persia", película basada en el primer videojuego que conseguí pasarme por completo de PS2. Probablemente el único xD Así que soy feliz ^^

'-Una vez tomé una decisión, y resultó que estaba equivocado. Y seguí arriesgándome. ¿Por qué no haces lo mismo?
-Porque, al contrario que tú, no soy ni masoquista ni valiente'

Behind the flashes and the cameras

Todo es mucho más fácil en la ficción, ¿no crees? Nada es difícil a través del objetivo de una cámara.
Es por eso que siempre le gustó la fotografía.
Muchos podían pensar que era porque amaba coleccionar recuerdos; que necesitaba tener esas fotografías cerca para sentirse bien.
Pero no era así. Si uno las miraba fijamente, se podía ver que ni una sola de aquellas imágenes podía hacer que alguien se sintiese bien.
No, si hacía aquellas fotos era para esconderse detrás de la cámara. Para observar y no ser parte de la acción.
Varias veces aquellas cámaras habían resultado rotas protegiéndole de un puñetazo que trataba de ser fotografiado para no ser sentido. Y aquellas cámaras habían acabado en la misma caja que las fotos que habían tomado.
Pero poco a poco, al mirar las fotos tomadas empezó a sentirlas como algo completamente ajeno a su vida. Y es que, foto a foto, había ido alejándose más y más de lo que (en su momento) había sido su vida.

Buenas, pequeños amantes del viernes. Yo, gran fan de este día, descubro que hay quienes opinan que el sábado es mejor. ¿Pero no os dais cuenta de que terminar las clases y entrar en casa es la mejor sensación del mundo?

'-¿Me puedes decir qué pretendes hacer con tu vida? ¡YO soy toda tu vida! Siempre he estado ahí, ¿no te das cuenta? Me ne-ce-si-tas.
-Me preguntabas que qué pretendo hacer con mi vida, ¿no? Pues te lo voy a decir: empezar a vivirla. Y eso implica alejarme de ti'

You really got me mad

Voy a ser sincero, por una vez en mi vida. Voy a serlo por mi orgullo (ese que juré no volver a tener una vez me enamoré de ti), pero sobre todo por el suyo.
¿Cómo puedes hacer tanto daño? Decir "Adiós" tiene consecuencias. Le has dejado el amor descosido y esparcido por el suelo.
Fantástico, lo has conseguido. Te has metido en su corazón hasta lo más hondo y, una vez dentro, has explotado.
Y todo, ¿por qué?
No sé, ¿crees que el resto de personas somos como muñecos? ¿Que puedes usarnos mientras te interesamos para luego tirarnos a la pared? No entiendo por qué dudo si sé que la respuesta es sí (no importa si tus labios dicen no).
Me duele. Me duele más que las miles de veces que me has hecho daño.
Me duele porque has conseguido que su corazón hiperactivo se detenga.
Me duele porque has conseguido que su sonrisa a prueba de bombas haya quedado reducida a una burda y patética mueca.
Pero lo que más me duele es que has conseguido que no pueda ni siquiera llorar por ti (y, mientras no lo haga, su corazón no podrá volver a curarse).

Ains... ¿Tengo deberes? Si algún adivino pasa por aquí, que me lo diga, me da pereza mirar la agenda -_- Aunque si prefiere decirme el número ganador del euromillón, se lo agradecería más :D

'-¿Cuántas veces has dicho que me odias en los últimos diez años?
-¿En serio? Ni una vez ni media'

The end

¿Conoces esa sensación? Esa de que todo se ha acabado, de que ya no hay vuelta atrás.
En ese momento, en el que todo se derrumba a tu alrededor a la velocidad del sonido, puedes contemplar el tiempo detenerse.
Puedes ver cada recuerdo desaparecer en la vorágine del olvido, cada emoción rompiéndose contra el suelo como una taza de porcelana. Tu pasado reducido a escombros.
Así que dime, ¿conoces esa sensación? Cuando caminas por lo que solía ser tu vida y te das cuenta de que todo ha cambiado.
Corres por las calles en las que vivían tus ilusiones, tus sueños de futuro, buscando un resquicio de realidad que se mantenga en su sitio. Si ya has pasado alguna vez por esto, seguro que sabes que no encontrarás nada; también sabrás que vas a seguir intentándolo a pesar de todo.
El FIN, y lo digo con mayúsculas, de cualquier cosa es como un terremoto, y el ser humano aún no ha conseguido crear una vida a prueba de bombas.
Y ahora, tras mucho hablar solo, como suele pasar cada vez que hablo contigo, volveré a decirte que te echo de menos. Y que, por favor, no vuelvas a pasarte por mi vida.

Cuando descubres los vergonzosos secretos de un profesor, te das cuenta de lo bueno que podrías ser si te metieses en la CIA :D PD. ¿A que pensabáis que iba a abandonar blogger por el título de la entrada? xD

'-Diría que te mereces ser feliz, pero sabes que no me gusta mentir.
-¿Eso quiere decir que no me vas a desear buena suerte?
-No, claro que no. Te la desearé y pienso hacer todo lo posible para que seas feliz. Eres la persona a la que más he querido, y eso no puedo cambiarlo. Pero, sinceramente, no te lo mereces'

Circus

No, no era fácil.
(Vivir) Existir a su manera era como estar constantemente en la cuerda floja, haciendo malabares para no caerse.
Porque no se podía caer, y es que hacía tiempo que los payasos habían cortado con sus afiladas lenguas la red de seguridad.
Pasaba por la vida, pues eso no era vivir, haciendo malabares con sus emociones, lanzando al aire sus debilidades y tratando de que no cayesen a ese nido de víboras.
Siempre mirando hacia abajo, asqueado ante semejantes seres, procurando no dar un solo paso en falso. Y aquellos malditos tragafuegos lanzándole llamaradas que a duras penas lograba esquivar.
A veces, demasiado comúnmente, se sentía inútil, pequeño, despreciable. Desde lo alto, podía mirar con objetividad el mundo, y sabía que no era más que un grano de arena en el medio del desierto.
Otras, las menos, se sentía grande y omnipotente, capaz de acabar con cualquier obstáculo que se interpusiese en su camino.
Tuvo, durante un instante, la certeza de que el siguiente paso sería el último, y tomó su determinación. Si pensaban jugar con él, lo llevaban claro; como mucho, jugarían con su cadáver.

He descubierto que soy un filósofo en época de burros ^^ Bueno, vale, en realidad lo que he descubierto es la frase en sí (no recuerdo a quién se la he mangado), pero bueeeeno... Let me be happy :P

'-Yo te entiendo...
-¿Que me entiendes? ¿Has sentido alguna vez que el príncipe azul por el que llevas tanto tiempo esperando se transforma en el villano una vez dentro de tu corazón? ¿Y has sentido que eso pasa cien veces seguidas?'

Goodbye

Miraba fijamente el tintero, mientras la pluma temblaba entre sus dedos.
Era la mejor, porque en todo lo que escribía, desde siempre, plasmaba lo más profundo de su alma. Nunca nadie podría imitar aquel estilo perfecto, con las letras proporcionadas y trazo firme.
Así que allí estaba, con la frase perfecta en la punta de la lengua, o de la pluma. El final perfecto, cerrado, la despedida última y definitiva.
El adiós más sincero jamás escrito. Cada letra rezumaba la tristeza que su corazón sentía, el dolor que la acompañaba mientras escribía.
Era su despedida. No era una carta muy larga; sus palabras, aunque cargadas de sentimiento, aunque perfectas, no habían sido pensadas para el gran público.
No, no era una carta muy larga, pero sí intensa. Sabía que, quienes la conocían, la echarían de menos. ¿Realmente quería hacer aquello? El momento de hacerse esa pregunta había pasado cuando había comenzado a escribirla.
Y así, con una última gota de aquella tinta hecha de lágrimas y padecimientos, puso de una sola vez dos puntos finales.
Dios, qué mujer. Hasta para suicidarse era la mejor con diferencia.

Es lunes ^^ ¿Y por qué lo digo con alegría? Porque esta semana solo tengo 31 h de clase, cuando suelo tener 33 ^^ A ver quién me dice ahora que no soy optimista :P

'-No digas que no te avisé. Todo en este mundo viene con fecha de caducidad. Si la tristeza se va, la alegría también.
-¿Y consideras eso justo?
-¿Quién ha dicho tal cosa? No, es una mierda. Pero es la realidad, y tienes que afrontarla'

Memories' collector

El miedo seguía allí, pegado a sus talones como su propia sombra.
Nunca se alejaba demasiado, y cuando parecía hacerlo solamente se estaba escondiendo para luego reaparecer en escena con más fuerza.
¿Miedo a qué? A todo, pero también a nada. Era el miedo a la oscuridad, a la soledad, el miedo al propio miedo, a la inseguridad, pero también a todo lo contrario. Miedo a estar expuesto bajo la brillante luz del sol, a estar rodeado de gente, miedo a llegar a un punto en el que el miedo también le abandonase y quedara completamente solo.
Pasaba las noches, largas y frías, caminando por aquellas calles de hormigón, parándose a descansar en las paradas de autobús viejas y rotas, buscando el resquicio de alguna sonrisa que aquellos bancos hubiesen conseguido rescatar del abandono, tratando de encontrar en cada botella del suelo una gota de la euforia del borracho que la abandonó, captando en cada café las migajas de un amor compartido que quedaron allí tras pagar la cuenta.
Era, en definitiva, un coleccionista de fragmentos de otras vidas; fragmentos que trataba de pegar con celo para montarse una vida entera.

Ains, pero qué mal me ha quedado el texto -_- No es que generalmente me guste lo que escribo, pero este me parece especialmente incomprensible y raro.

'-Buenas, venía buscando un príncipe azul. No se preocupe por el precio.
-Vaya. Lo siento mucho, pero ese modelo se nos ha acabado hace un momento.
-¿Habrá nuevas existencias pronto?
-No creo. Pero... Entre tú y yo, si me lo pides, me pongo el disfraz y te llevo a tomar un café'

Nunca retrocedió (ignorando los muros que la vida le plantase en el camino)

Llevaba años manteniendo las apariencias ante el resto.
Sí, lo hacía, mentía a todo aquel que se acercaba un poco a él, y únicamente le mostraba la parte de sí mismo de la que no se avergonzaba. Una parte que, en definitiva, no era ni el uno por ciento de su verdadera personalidad.
Sin embargo, tras muchas ocasiones en las que sus mentiras le arrastraron en su caída, había aprendido que, consigo mismo, tenía que ser sincero.
Así que, por la noche, antes de cerrar los ojos y dormir hasta el amanecer, conversaba consigo mismo, en voz muy baja para que nadie le oyese.
Se confesaba todas aquellas cosas que, a su entender, el resto del mundo no merecía saber, y sentía que el peso a sus espaldas disminuía lo suficiente como para poder dormir tranquilo durante un tiempo.
Muchos dirán que era un cobarde, que tomó la solución fácil, que no pudo hacer nada tan malo como para tener que esconder el secreto bajo todas aquellas llaves. Yo solo creo que, a la hora de elegir, escogió el camino que le pareció el correcto.
Y que, al contrario que los demás, decidió seguir con su elección hasta el final sin importar las consecuencias.

Fin-de-semana. La mejor palabra compuesta que existe (la mejor palabra es vacaciones, la mejor frase "Por fin la jubilación", de ahí los guiones xD). Y ni siquiera tengo demasiados deberes, así que... ^^

'-Creo... Que lo mejor es dejarlo ahora, terminar con esto antes de que te vuelvas demasiado adicta a mí y el dolor te haga demasiado daño.
-¿Y no has pensado que, en este momento, no solo te haces daño a ti, sino que también me lo haces a mí?
-No, no te hago daño. Te hago sentir furiosa; y sé que la furia no puede convivir con ningún otro sentimiento, ni siquiera con el dolor. Y por eso lo hago así'

Just for a while

La observaba con lástima; llevaba varias horas llorando, y aún le quedaban otras tantas por delante.
Le hubiera gustado extender sus manos, limpiarle las lágrimas y decirle algo bonito.
Pero esas cosas no iban con él, y cuando se veía en aquellas situaciones no podía hacer nada aparte de quedarse allí, quieto, estático, hasta que las cosas se calmasen.
Conocía muchas palabras, por supuesto que sí. Conocía sustantivos, adjetivos y verbos, adverbios, conjunciones... Pero, en aquellos momentos, las frases se atascaban en sus labios y no conocía la frase mágica que ella necesitaba oír.
Así que, callado, se quedó allí. Observándola desde lo alto de su helado corazón.
No importaba cuántos años pasase entre ellos, no era capaz de comprenderlos. Todos sufrían, lloraban, se rompían en pedazos miles de veces, pero siempre volvían a reconstruírse... para volver a destrozarse.
¿No encontraban aquello ilógico? Sabía que no todos podían protegerse el corazón como él lo había hecho, pero la mayoría ni siquiera lo intentaban. ¿Por qué?
Los brazos de ella le rodearon, en busca de algo de calor, tratando de no congelarse.
Y por un momento, solo por un momento, comprendió las razones que todos tenían para aferrarse a aquellos estúpidos sentimientos.

Jueves ^^ Y he comido pizza :D Y tengo pocos deberes :D Como se nota que mañana tendré un examen... la calma antes de la tormenta xD

'-¿Qué esperas? ¿Una señal, con coro de ángeles y un bonito cielo azul surcado por un perfecto arco iris?
-No, hace tiempo que no espero eso. Hoy en día, me basta con que tenga un corazón vivo con el que pasar la noche para recordar cómo sonaba el mío'

In the shadows

Pum pum.
El latido lejano de un corazón despierto.
Con los ojos entornados, escuadriñando la oscuridad, buscando al vivo que se atreve a adentrarse en tierra de muertos. ¿No sabe que, a este lado de la sala, los sentimientos están prohibidos?
Pum pum.
Demasiado cerca, y cada vez suena más claro.
Es un corazón vivo, muy vivo, y en su resonar se presienten las cicatrices que deben surcarlo. Pero las tinieblas protegen al desconocido que se atreve a entrar en esta zona, donde ninguno queremos ser felices para evitar sufrir luego.
Pum pum.
¿Quién podría querer entrar?
Aquí todos hemos caído por obligación. O por no tener ganas de estar vivos ni muertos del todo.
Pum(pum) pum(pum).
¿Qué ha sido ese eco? ¿Es, quizá, un corazón enfermo que viene aquí a morir?
Pum(pum) pum(pum)
Un escalofrío. Eso no es un eco; es otro corazón. Débil, pero vivo.
Que conste, desconocido, que es tu culpa el renacer de este corazón cansado.

Buenos días, pequeños bloggers. Hoy ha sido, en definitiva, el día más aburrido del mundo. Y tengo ganas de no hacer nada el resto de la tarde, pero me da la sensación de que no va a ser posible T_T

'-Mentir no tiene sentido a estas alturas, así que dime de una vez si esto tuvo en algún momento una mínima relevancia para ti.
-Vale, mentir puede no tener sentido, pero, ¿hacerte daño a propósito sí lo tiene?'

El primer golpe duele más si es inesperado

El mundo, desde muy pronto, le mostró su cara más amable, la más dulce.
Le enseñó que todo lo que quería lo conseguiría, que podría llegar a ser lo que quisiera, que, si ella lo deseaba, el tiempo se pararía en seco para no dejarla abandonada.
Y ella, como cualquier otra, se dejó mimar. Se tiró de cabeza a la pequeña piscina que su vida parecía ser, y dejó que el agua la meciese suavemente.
Pero, con el tiempo, sus ambiciones fueron más allá. Veía, a lo lejos, el enorme océano, sus olas, y los cientos de miles de seres humanos que jugaban en la arena y en el agua.
Y llegó la necesidad de ir allí, y su cuerpo perdió estabilidad, empezando a hundirse.
El pequeño mundo en el que vivía empezó a resquebrajarse, y la tormenta, la primera que veía en su vida, apareció en su cielo azul.
Caían dudas, miedos, indecisiones, caía soledad contenida, ilusiones apagadas y sueños nunca imaginados.
Como pudo, salió de la piscina y se quedó allí, tiritando, viendo como todo su mundo terminaba de caerse. Y volvía a mirar al horizonte, a aquel gran océano que parecía ser la única dirección posible. Pero ahora lo miraba con miedo.
Qué ironía; volverse hidrofóbica estando rodeada de agua.

Buenas =D Apenas tengo deberes (8) Por fin puedo relajarme, por Dios. Aunque en gimnasia siguen empeñados en que aprenda baloncesto... Que me dejen en paz o se preparen para una muerte lenta y dolorosa ÒuÓ

'-Digamos que enamorarse es como tirarte de un avión; puedes tirarte de cabeza, tropezar o que te empujen. Pero, aunque abras el paracaídas, acabarás cayendo al suelo sin remedio.
-¿Qué quieres decir?
-Que por mucho que te repitas que no la quieres, la leche te la meterás de todas formas'

Wrong again (and proud of beeing so)

Vuelvo a equivocarme creyendo en tus palabras.
Vuelvo, como ya es costumbre, a ser el idiota que decide jugar a la ruleta rusa con la pistola completamente cargada.
Y vuelvo, igual que siempre, a confiar en ti y en tus fingidos sentimientos, a tragarme tus mentiras que saben a bilis, a ver en tus ojos un brillo que no existe y a escuchar en tu pecho el eco de un latido que nunca hubo.
No importan las cientas de lágrimas que llevan tu nombre, ni las miles de horas dedicadas a olvidar tu existencia, ni los millones de memorias dolorosas que volverán a repetirse; en estos momentos, tu sonrisa deslumbrante me impide ver nada y tu dulce voz esconde la de mis recuerdos.
Pero nadie lo entiende; nadie llega a comprender que sé que me equivoco y que, a pesar de todo, sigo adelante. Y tampoco pretendo que lo consigan.
No es amor, yo no creo en esas cosas. Lo mío, cielo, se llama dependencia, y estar lejos de ti es el peor síndrome de abstinencia que existe.

Ains... Menudo rollo de comunión, por dios... Y hoy también tengo un montón de deberes... Sé que normalmente no rezo, pero si estás ahí arriba, por favor, házmelos tú, Stephen Hawking.

'-¿Te acuerdas que te dije que nunca permitiría que te atases a alguien que no puede hacerte feliz?
-Sí.
-Pues siento decirte que esa afirmación me engloba, y que por eso esto es un adiós'

Golpe de estado

Las ilusiones cayeron rápidamente, rompiéndose en miles de pedazos al impactar contra el suelo.
El miedo, desde lo alto, llovía sobre su corazón y no pensaba dejar que nada quedase intacto.
Grupos de sentimientos corrían de un lado para otro, gritando con sus voces mudas por un salvador que surgiese de la nada, tratando de huir de castillos de arena que desaparecían por momentos.
Había un cambio en la jerarquía de aquel pequeño órgano de apenas seis años, un golpe de estado del que nadie iba a conseguir librarse.
Odio, Furia, Orgullo, Autoestima... corrían en enormes caballos negros que más que galopar volaban, eliminando todo resto de aquellos estúpidos nobles que no habían traído sino destrucción a aquel corazón que pretendían dirigir, dejando a su paso los cadáveres de las grandes dinastías, como eran Amor, Sueños o Confianza.
El caos se impuso, ni un solo sentimiento quiso quedarse a observar su vida entera derrumbarse, y los pocos que no tuvieron oportunidad de largarse se evaporaron, convertidos en más de aquel miedo que destruía todo.
No había remordimientos por parte de los invasores, porque Culpabilidad ya había cogido las maletas para salvar el pellejo, ni tampoco habría más dudas anidando en aquel pequeño corazón.
Y muchos se preguntarían el porqué de semejante revuelta; por qué fue precisamente la vez 203 que algo cambió, después de otras 202 en las que todo permanecía constante. Yo mismo me lo pregunto, y no encuentro respuesta.
Aunque, si quieres mi opinión, era la única forma que pudo encontrar de seguir viviendo sin la tentación de tirarse por la ventana.

Mañana tengo comunión, y me da pereza -_- Y es que, para ir, tendré que hacer muchos deberes hoy, que el tiempo no me sobra. Es-un-asco.

'-Esto ya no da más de sí, se nos ha acabado el amor y tenemos que decidir si seguir destrozándonos la vida o tratar de recomponerla cada uno por su cuenta. Así que, ¿qué eliges?
-¿Eh? ¿Perdona? ¿Aún sigues aquí?
-Creo que eso es una respuesta suficientemente clara'

Adicted

Me enganché a tus sonrisas, a tus palabras amables, a que me dijeses gracias, a tus saludos.
Me hice yonki de ti, de ese amor que encontraba en cada gesto, de esos segundos en los que el tiempo se paraba y el ruido hacía la concesión de desaparecer.
He sido, soy y seré adicto a tus miradas, a la eternidad de tus promesas, al dulzor de tus caricias, al calor de tus abrazos, a tus mil y un cambios de ánimo y a esa risa tuya que es simplemente inolvidable, adicto a tus mudas palabras que dicen tanto, a tus puntos infantiles y a los que no lo son tanto.
No creo que haya una terapia para curarme de esto, y no precisamente por falta de enfermos, sino por falta de cura y de ganas de curarse.
Y, ¿sabes qué? Que a estas alturas me da igual cuantas veces me repitan que no eres más que el producto de mezclar mis sueños e ilusiones con una cuarta parte de tu yo real, porque es algo irreversible.
Así que recuerda que, el día que te vayas, tienes que dejarle un hueco a mi corazón en la maleta. Y que, rotas en pedazos, es más fácil encajar las cosas en espacios pequeños.

Fin de semana~ Pero tengo bastantes deberes, y me da palo ponerme -_- En fin, pequeños saltamontañas, disfrutad estos dos días de descanso.

'-¿Sigues pensando que te quiere?
-Nunca lo he hecho, siempre he pensado que no es así; pero el corazón tiende a ganarle a la lógica cada vez que hechan un pulso'

No dudes de que volveré a tirarme de cabeza para salvarte de un fingido ahogamiento (sí, lo sabía)

Y el orgullo te atenaza la garganta, las lágrimas se congelan en tus ojos, el estómago se te encoge y tu corazón se ve aplastado por la lógica.
Intentas hablar, pero las palabras que salen de tu boca no son el "te quiero" que habías ideado, sino un "¿Qué hay?" más que añadir a la lista de intentos de confesar lo que tu corazón siente.
El miedo al dolor ha vuelto a ganar esta batalla, igual que ganará la siguiente y la de después.
Y la respuesta, carente de toda maldad, te atraviesa el corazón de lado a lado.
Es pura inocencia, lo sabes. No puedes pretender que nadie adivine que tras un ¿Qué hay? se esconde un Te quiero, y no lo dudas.
Pero el dolor no se va, y la lógica que te destrozó el corazón con sus mejores intenciones no consigue reconstruirlo.
Y lo más triste es que, si en ese momento te diesen a elegir, preferirías seguir dándote esos cientos de golpes a diario con tal de no alejarte de ese alguien que, aún sin saberlo, es la única razón que hace que te levantes al amanecer.

Buenos jueves, pequeños seres producto de mi imaginación ^^ Sí, estoy mal de la cabeza, ¿alguien lo dudaba? :D Por cierto, ¿no mola el título un pegote? xD

'-Un chiste: "No juguéis con Fuego... Y Fuego se quedó solo".
-¿Autobiográfico?
-Hasta la última letra...'

(Dis)Continuous time

El tiempo se burlaba en su cara, demostrándole que todo giraba muy rápido y que nunca podría detenerlo.
Sí, se burlaba dejándose tocar, haciéndose sentir para, acto seguido, soltar su carcajada sarcástica y desaparecer por el horizonte.
Pero daba igual, ella seguía caminando, de la mano de la frustración, con quien había aprendido a vivir en simbiosis.
Miraba al frente, con la cabeza bien alta, a pesar del riesgo de caer con las cientas de piedra que la vida había puesto en su camino.
Cada golpe valía la pena.
Porque, una vez se sumergía en los ojos de él durante el instante que duraba aquel saludo mudo y desinteresado, las heridas se cerraban, las piedras desaparecían y el tiempo se detenía, dejándose adelantar.
Pobre idiota. No sabía que la materia no se destruye, solo cambia de foma. Y es que cada piedra "destruida" se unía al pequeño muro contra el que no tardaría mucho en estamparse.

Hoola :D ¿Os preguntáis a qué viene mi felicidad? Pues yo también. Os pensabais que hoy tocaba algo alegre, ¿eh? ZAS, en toda la boca :D

'-Hola Te quiero.
-Y yo a ti.
-¿Perdona?
-Nada, que buenos días...'

Sugar

Claro que mentir no va a arreglar nada, es algo que sé perfectamente.
Sé que, por mucho que imagine mil situaciones en las que tú y yo somos felices, no se van a cumplir; sé que, aunque trate de pensar la forma perfecta de decir "te quiero", no la encontraré; y sé que el destino no se va a meter en mi camino para solucionarlo todo.
No por mucho engañarme las cosas van a ser más reales, ni mucho menos. Aunque me mienta, aunque hasta cierto punto me crea mis invenciones, no voy a conseguir cambiar mi vida.
No, si me engaño, si me repito esos cientos de cuentos de hadas cada noche cambiando "la princesa" por tu nombre y "el príncipe" por el mío, es porque no encuentro otra forma de sobrevivir.
Porque, sin buscar cariño en tus miradas, este mundo sería insufrible y probablemente no habría un barranco lo suficientemente alto como para tirarme de él.
Me ha tocado una vida amarga condimentada con lágrimas que cuando empezó ya estaba más que caducada.
Y, a falta de amor azúcar, mentiras sacarina.

Bien, os planteo esta situación: clase de gimnasia, dos alumnos dándonos clase de baloncesto porque la profesora es una vaga para practicar alemán. Y como todos los de mi grupo éramos malos pésimos, incentivación mediante la agresividad: tiro que fallas, cinco abdominales. ¿Qué creéis que pasó con Carlos? Pues que mientras el resto del mundo tiraba, fallaba y hacía abdominales, él tiraba, fallaba y mandaba a la mierda a los que le mandaban hacerlos :D Con todo el morro.

'-¿Tú realmente eres feliz así? Con tu corazón de hielo bien guardado y callado... ¿Se puede vivir feliz así?
-¿Feliz? ¿Vivir? Me parece que te equivocas de términos o de persona'

Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer

Empiezo a pensar que, si me quisieses, solo conseguirías ponerle otro clavo al ataúd del que intento escapar desde que te conozco.
Que no me quieras es fácil, dolorosamente fácil. No hay nada que hacer aparte de desear que los sentimientos se me caigan al suelo, muertos.
Bueno, eso, contener las lágrimas que acuden a mis ojos cada diez segundos y rezar para que no te des cuenta de que mi corazón solo despierta si te acercas demasiado.
Las ilusiones duelen, cierto.
Duele encontrar en cada gesto un amor que mi parte racional niega, y duele sentir que estás cerca y saber que en realidad estás tan lejos que ni siquiera Superman podría saltar el vacío que hay entre nosotros.
Pero dolería más que, un día, me dijeses "te quiero" y yo, por orgullo y por asegurar mi felicidad, te dijese "prometo guardarte el secreto" aunque mi corazón quisiese gritar "yo también".
Definitivamente, que el amor sea una autopista de única dirección entre tú y yo hace las cosas más fáciles. Asquerosa y tristemente fáciles.

¿Quién es el amo? ¿QUIÉN ES EL AMO?
...
Pues ni idea. Pero yo tengo un 9'5 en Lengua =D Y el título pega con el texto, y eso que me lo saqué de los eggs en el último momento =D


'-Las vueltas que da la vida, ¿no? Hace diez días, te habría dado mi corazón en bandeja con tal de hacerte feliz, y hoy es al revés.
-¿Eso significa que no me quieres?
-Premio. Pero no te preocupes, que prometo no abofetearte el corazón como tú hiciste en su momento'