Adicted

Me enganché a tus sonrisas, a tus palabras amables, a que me dijeses gracias, a tus saludos.
Me hice yonki de ti, de ese amor que encontraba en cada gesto, de esos segundos en los que el tiempo se paraba y el ruido hacía la concesión de desaparecer.
He sido, soy y seré adicto a tus miradas, a la eternidad de tus promesas, al dulzor de tus caricias, al calor de tus abrazos, a tus mil y un cambios de ánimo y a esa risa tuya que es simplemente inolvidable, adicto a tus mudas palabras que dicen tanto, a tus puntos infantiles y a los que no lo son tanto.
No creo que haya una terapia para curarme de esto, y no precisamente por falta de enfermos, sino por falta de cura y de ganas de curarse.
Y, ¿sabes qué? Que a estas alturas me da igual cuantas veces me repitan que no eres más que el producto de mezclar mis sueños e ilusiones con una cuarta parte de tu yo real, porque es algo irreversible.
Así que recuerda que, el día que te vayas, tienes que dejarle un hueco a mi corazón en la maleta. Y que, rotas en pedazos, es más fácil encajar las cosas en espacios pequeños.

Fin de semana~ Pero tengo bastantes deberes, y me da palo ponerme -_- En fin, pequeños saltamontañas, disfrutad estos dos días de descanso.

'-¿Sigues pensando que te quiere?
-Nunca lo he hecho, siempre he pensado que no es así; pero el corazón tiende a ganarle a la lógica cada vez que hechan un pulso'

5 comentarios:

  1. La adicción siempre acaba trayendo consigo problemas.
    Me identifico con el texto, porque yo aún sigo enganchada a esas cosas que aunque parezca que no hacen mucho más difícil el día a día. Pero ¿qué decir?, si somos así. Adictos a las adicciones, al azúcar de los besos, a las dulces sonrisas, a las miradas de soslayo, a los naranjas amaneceres... Adictos al amor y sus mayores enemigos. Pasamos de quererlo odiar a echarlo de menos en menos de un segundo.

    Y no, no queremos curarnos de la locura de encontrar cada nuevo día un motivo más hermoso que el anterior. Dibujar poesías en simples palabras, queriendo abrazarlas fuertes para que no se las lleve el viento.

    Sí, de pulsos va la cosa, y aunque el corazón la mayoría de veces gana la partida en ocasiones el orgullo entra en juego y...

    plaf!

    ^^
    Gracias por tus comentarios e interpretaciones; y sí, describí un sueño xD

    beso!

    ResponderEliminar
  2. feliz finde!! el mío también está ocupado con trabajo y creo que me duele la cabeza de usarla poco habitualmente y sobrecargarla de trabajo estos días :)) pero mantengo la sonrisa :)) te sigo por aquí también que si no me pierdo estoooo y no quieroooo :))) buen finde! besotes!!

    ResponderEliminar
  3. yo eso quiero creer... que aún me quiere..

    ResponderEliminar
  4. precioso carlos, de verdad.

    tu siempre estás lleno de deberes eh! No paras quieto muchacho, diles que te dejen respirar jajaja Si te digo la verdad, para mi también es lo mejor de todo (los broches) porque a parte de que están muy chulos, los ha hecho él y eso tiene más mérito y son lindísimos. Cuando me acuerde subiré una foto de los muñequitos^^

    Precisamente David empieza la carta comentando su calígrafia y me advierte de que no la iba a entender por lo pequeñita que es, pero para eso se esfuerza más una. jajajaja tu te llevarias bien con él :)

    un besitoooo y disfruta por lo menos un poco del findeeeeeeeeeeeeeeeeeee (que pa eso está)(K)

    ResponderEliminar
  5. Eso es cierto, el corazón tiende a ganar a la lógica. Supongo que es porque somos humanos, y precisamente aunque eso sea lo que nos provoca un dolor inmenso en muchos momentos, también nos hacen sentir vivos y experimentar placeres que jamás habríamos podido sentir de otra forma.
    Pero addicted es con dos des :P

    Un beso muy grande ^^

    ResponderEliminar