Alone

Cuando tienes miedo, miedo de verdad, lo único que realmente quieres es que alguien te abrace. Que alguien te diga que no estás solo, y que esa oscuridad acabará yéndose.
Pero, desgraciadamente, no siempre puede ser así. A veces el dolor te consume en soledad, te quema lentamente y te destroza.
Y curiosamente, lloras solo cuando tienes a alguien que te abrace. Estando solo no lloras.
No, no lloras, porque si empiezas no puedes parar.
No es que la soledad te haga fuerte, solo te hace duro; te enseña a tragarte cualquier emoción, a soportar lo que te caiga encima. No te enseña a vivir, sino a sobrevivir.
Por eso... Por eso, no dejes que los demás se alejen sin intentar evitarlo. Porque una vez el proceso ha finalizado, una vez estás solo de verdad, es imposible recuperar ese calor en el estómago que sentías con solo un abrazo. Solo sientes un vacío enorme, un vacío antinatural que te define como un monstruo y del que escapa un viento gélido y cruel.
Y no importa con qué intentes llenarlo: conocimientos, mentiras, retazos de vidas que no te pertenecen... Es un vacío demasiado grande, tanto que acabas viviendo a su sombra, convertido en un espectro de lo que fuiste en su momento.

Buenas, gentuzas varias *u* Hoy actualizo un poco más tarde porque he tenido comida familiar, y porque no se me ocurría nada que escribir :P

'-Dices que quieres estar solo, pero tus ojos piden que me quede.
-Eso es porque mis ojos hablan por mi alma desde que la encerré en lo más profundo de mi ser'

5 comentarios:

  1. Vaya, esto me recuerda a un compañero de instituto que lo que hace es exactamente eso, intentar alejarse y fingir que le gusta la soledad y reírse de los demás. Para que luego te enteres de que se te quiere lanzar... Manda huevos XD

    Hablando de abrazos y lloros. A mí no me gusta nada hacerlo pero cuando no puedo contenerme siempre lo hago sola. Soporto menos aún llorar cuando alguien me ve :/

    PD: Gentuza dice... xD
    PDD: Gracias por recordarme que debo llamar a mi dentista jaja

    Un besín más abrigado, que se acerca el otoño (el calor de hoy hace que siga pensando que aún es verano XD)

    ResponderEliminar
  2. Vaya, es buen texto y con mucha razón. En mi caso, no me gusta llorar, y menos frente a la gente. Me permito llorar solo ante dos personas muy cercana a mí, pero el resto del tiempo prefiero las lágrimas en soledad.

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  3. sinopiensasnohables@hotmail.com, pásame Abbise, la leeré con calma porque llevo dos días en la universidad y ya me han mandado ochenta libros (es lo que tiene hacer filología xD) pero la leeré!

    ResponderEliminar
  4. Que gracioso que hayamos actualizado los dos sobre llantos esta vez xDD
    Pero tienes mucha razón en una cosa. Yo, cuando estoy sola, no lloro. Sin embargo, si alguien me consuela y me abrazo, me convierto en una magdalena.

    Un beso enormísiisisisisimo!!

    ResponderEliminar
  5. "No dejes que los demás se alejen sin intentar evitarlo"... a pesar de todos los pesares...

    ResponderEliminar