Black and White

Estás solo. Otra vez.
A estas alturas ya deberías estar acostumbrado, pero yo, que vivo en lo más profundo de tu corazón, noto que te duele.
¿Por qué no me abres la puerta?
Sé que prometiste que nunca liberarías los candados que me mantienen encerrado, pero podrías tener un poco de orgullo. A ti no puedo hacerte nada, pero sabes que podría destruir a todos aquellos que hacen que tu corazón sangre.
Dame poder. Dame fuerza. Dame un cuerpo.
¿No me oyes golpeando la puerta? ¿No sientes el suelo vibrando? Acepta de una vez que me necesitas, ¡porque me necesitas! Necesitas que alguien luche por ti, porque tú tienes un aura demasiado pura para hacerlo por ti mismo.
Pero eres demasiado orgulloso, y niegas necesitar ayuda. Parece como si no comprendieras que en este mundo ya no se puede vivir siendo un santo. Y, sinceramente, echo de menos sentir el sol sobre mi piel.
Solo te pido un instante. Eso es todo lo que necesitamos.
Después yo volveré a lo más profundo de tu corazón para pudrirme en soledad. Pero, por favor, déjame protegerte por última vez.
Por los viejos tiempos. Por ti. Por mí. Por nosotros...

¿Alguien ha notado que últimamente me ha dado mucho por hablar desde el punto de vista de la oscuridad latente en el interior de un ser de luz? ¿No? ¡Pues sí que lo hago! Y hoy he comprendido que se debe a haberme pasado el Prince of Persia III xD

Estoy solo, como siempre.
Trato de convencerme de que es una parte más de mi vida, algo que no puedo cambiar. Pero me sigue doliendo el corazón cada vez que suspiro.
Pero no puedo dejarle salir.
No porque prometiera no hacerlo; muchas veces he roto mis promesas antes. Pero no puedo imaginar las consecuencias de dejarle libre. O quizá es que me las imagino demasiado bien.
Siento todo mi mundo temblando, amenazando con caerse. Esa puerta, esa pequeña puerta de siete candados, es lo único que mantiene mi vida en pie. Pero eso no me importa. Toda mi existencia es una enorme farsa, ¿qué pierdo si se rompe? Si hago esto... Si mantengo encerrada la oscuridad que antes me dominaba, no es por mí, sino por él.
Porque, a la luz del sol, las sombras multiplican su tamaño, y la débil cordura que le queda se perdería por siempre.
No debo vacilar, ni tan siquiera un instante. Porque eso es todo lo que necesita para terminar de lanzarse a lo más profundo del abismo.
Tuvimos buenos recuerdos, cuando yo no era tan brillante y él no era tan oscuro.
Por ellos. Por ti. Por mí. Por nosotros... has de quedarte donde estás.

8 comentarios:

  1. Sopesar consecuencias y decidir lo correcto. A veces pensarlo y plantearse si realmente merece la pena una decisión es lo mejor...
    Y como siempre, me dejas pasmada.
    Oooh, haces bien en actualizar, por el momento te libras de morir :)

    ResponderEliminar
  2. Como te comenté en mi anterior entrada, nada es totalmente blanco o completamente negro.
    Todos albergamos buenos y malos sentimientos, pensamientos o intenciones. Pero eso es lo que nos hace humanos.
    Como dice Sirius Black en Harry Potter (exactamente no me acuerdo de las palabras precisas, pero más o menos xD):
    "En todos nosotros habita el mal y el bien. Pero nos pertenece la decisión de elegir cual de ambos queremos potenciar"

    Un beso gigante ^^

    PD: Sí, mientras Amiss no está en estado etéreo su imagen es la de una anciana. Su torpeza con la espada, en cierto modo, se vería justificada xD

    ResponderEliminar
  3. No se puede ser un santo, todos tenemos una parte oscura dentro de cada uno. Hay que buscar un equilibrio e intentar que el blanco y el negro se pongan de acuerdo, sin que uno asfixie al otro.
    Hay que hacer todo lo posible para ser uno mismo que, justamente, no es blanco ni negro, sino gris, una mezcla entre ambos.

    besos :)

    ResponderEliminar
  4. Lo que puede hacer pasarse el prince of persia...

    recuerdo yo cuando me pase el Alex Kidd (con la sega master) ya allá en los años de la pera...

    Me gustaron las entradas oscuras...

    ResponderEliminar
  5. El tema de las Luces y la Oscuridad siempre da para pensar y escribir una y mil cosas, pero tú SIEMPRE consigues la mejor de todas.

    Besos Carlos!!
    (LL)

    ResponderEliminar
  6. La parte oscura también sirve, porque como has dicho en este mundo no se puede vivir siendo un santo, pero hay que saber combinarla con la parte buena. Y sí, eso es lo más difícil ;)

    Muajaja, ya he vuelto por los madriles y... tras el primer día de instituto... hmm, quizá me entré una depresión post-vacacional XD ¡No, no quiero empezar, jo! XD Que te cunda la vuelta al trabajo :*

    ResponderEliminar
  7. "Solo te pido un instante. Eso es todo lo que necesitamos.
    Después yo volveré a lo más profundo de tu corazón para pudrirme en soledad. Pero, por favor, déjame protegerte por última vez.
    Por los viejos tiempos. Por ti. Por mí. Por nosotros..."
    Por los viejos tiempos.... y el orgullo que no nos deja reconocer lo que en verdad sentimos..
    MoonLight =)

    ResponderEliminar
  8. Bueno... no se puede vivir siendo un santo porque hay mucho diablo suelto. Es peligroso tener alma cándida sin escudo...

    ResponderEliminar