The darkness inside you

¿Crees que puedes ocultar tu miedo?
No, a mí no. Tengo práctica para ver el terror en los ojos de la gente, y a ti hace tiempo que te tengo ganas.
Quizá consigas engañar a los otros, porque están cegados por lo deslumbrante de tu sonrisa, pero a mí no. Tienes dudas.
¿Quién lo iba a decir? El perfecto, indestructible y autosuficiente ser de luz alberga oscuridad en su corazón. No sabes lo irónico que resulta.
Dijiste que no me necesitabas, que podías valerte por ti mismo. Pero ahora ya no estás tan seguro, y deseas que yo vuelva a estar a tu lado diciéndote qué debes hacer.
Me encantaría decir que llegas tarde, que ya que me desterraste de tu alma no mereces que te hable, pero prefiero acogerte y terminar de destruirte.
Oh, por favor, no trates de negarlo. Resultas patético cuando lo haces. Has perdido, acéptalo.
Te equivocaste de medio a medio al esconderme del mundo, porque quien tenía que desaparecer eras tú: el débil, sensible y estúpido ser brillante.
¡Yo merecía existir! En este mundo de tiburones, donde el más fuerte gana, son mis cualidades como sombra traicionera e insensible las que triunfan. ¿O acaso no se lleva el viento tus palabras? Mi veneno, por el contrario, es eterno.
Pero da igual, te perdono. Te perdono porque, con esta última lágrima, estás devolviéndome lo que desde el principio debió ser mío: el control completo sobre este cuerpo que yo convertiré en mi inexpugnable fortaleza de diamante.
Pero no temas. Te abandonaré en lo más profundo, y dejaré que tu odio crezca. Y cuando tú, la máxima representación de la luz, te conviertas en oscuridad, podrás volver a mi lado.
Serás... ¿Cómo decirlo? El trofeo que demuestra la superioridad del negro sobre el blanco.

Etto... H-Holaa... He vuelto... ¡NO ME MATÉIS! T.T Es que... Es que... NO TENÍA GANAS DE ACTUALIZAR V.V

'-Tengo miedo a fallarte algún día.
-¿Miedo por qué? Sí, me fallarás. A mí y a todos. Puede que sea en algo importante o en una nimiedad, pero me fallarás. La única forma de que no lo hicieras sería no tener expectativas respecto a ti'

6 comentarios:

  1. y las tengo , muchas..
    eres demasiado importante para mi

    ResponderEliminar
  2. Te abandonaré en lo más profundo, y dejaré que tu odio crezca. Y cuando tú, la máxima representación de la luz, te conviertas en oscuridad, podrás volver a mi lado.
    *____________*
    Pues mira, sí, te voy a matar. Hablé con una amiga de que no podía ser que ya no actualizases, y menos acostumbrados que nos tenías a actualizaciones diarias ¬¬ Así que más te vale volver, que te echo de menos :(

    ResponderEliminar
  3. ¿Sabes que el diamante es muy duro pero frágil?
    Si el diamante se cae al suelo, o se golpea con alguna superficie, se rompe en muchos fragmentos, miles de fragmentos ^^

    Tardaste mucho, eh? ¬¬

    Yo, que me cobijo en ese negro que se cuela entre mis pestañas, sé que la luz nunca es demasiado fuerte si nos dejamos dominar por sentimientos manchados de oscuridad. Claro que, a veces, la oscuridad, es lo único a lo que nos podemos aferrar para salir al paso.

    El odio te recuerda que te dolió y que vives para lamentarte o vengarte.

    Un besazo ^^

    ResponderEliminar
  4. ¡No pasa nada! No todos tenemos ganas de actualizar siempre, es normal :P Pero me alegro mucho de tenerte de nuevo por aquí ^^
    Y es cierto que la luz puede tornarse oscuridad... pero el proceso también puede funcionar a la inversa. Por eso nada es blanco o negro totalmente, y el predominante viene siendo el gris. Aunque es distintas tonalidades y matices :P

    Un besazo enormíiiiiisimo ^^

    ResponderEliminar
  5. Perdonado,lo que no esta perdonado es que hayas dejado tan abandonado el paraiso!es imperdonable!
    Pero bueno,te lo dejo ahí porque sos tan iluso que no notás que el mundo sera mio mio y solo mio.
    ME ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola, señor Carlos :P ¿Qué tal? Jeje, hace tiempo que no leía pero me estoy poniendo al día ya :)

    Perdonar no es fácil, porque a veces nos hacen tanto daño que nos "obligan" a hacernos casi insensibles... y después nos cuesta retroceder y retomar aquello que se acabó.

    Pero creo que al final vale la pena sentirse bien con uno mismo (con una misma jeje)... porque, al fin y al cabo, todos nos podemos equivocar y... como tú has dicho... la luz puede convertirse en oscuridad: todo puede cambiar.

    ¡¡Saludos, un beso enorme!!

    ResponderEliminar