En su mirada

-Te pesa el corazón-comentó Julia, mirándole fijamente a los ojos.
Ciertamente, a Adrián le pesaba. O, más concretamente, le dolía, y desde hacía mucho. Sin embargo, nunca se lo había comentado a nadie, ni lo haría jamás.
-¿A qué viene eso?-preguntó, haciéndose el loco-. No nos conocemos de nada, ¿cómo se te ocurre algo así?
-Se te nota en los ojos. Parecen los de...-la joven se quedó pensativa un instante-. Los de un anciano que ha vivido muchas tragedias y que está cansado de la vida.
Adrián se sorprendió interiormente al darse cuenta de lo poco que le costaba a Julia leerle el alma, pero no dejó que la sorpresa se reflejase en su rostro.
-Eso son tonterías. Los ojos solo son... ojos. No puedes intentar deducir mi estado de ánimo por eso-replicó, tratando de concentrarse de nuevo en el libro de Biología.
-Quizás tengas razón, pero yo sé que estás triste. Puedes confiar en mí-susurró Julia, quitándole el libro.
¿Podía realmente confiar en ella? Tonterías. La confianza solo había traído a su vida desgracias y dolor, y por eso ya no creía en nada ni nadie.
Lenta, muy lentamente, levantó la cabeza, clavando sus ojos en los suyos, con una mirada gélida y dolorosa. Y Julia, sin saber muy bien por qué, dejó caer el libro sobre la mesa y se marchó con el horrible sentimiento de haber visto el dolor máximo en aquellos irises verdes.

¿Por qué no actualicé ayer? ._. No tengo ni idea, era el día perfecto, tenía tiempo, no muchos deberes... Me estoy volviendo vago, supongo OnO Por cierto, ¿estoy fatal de la cabeza o ":)" tiene los ojos tristes? xD

'-Dicen que tus palabras son tan dulces y cálidas que pueden derretir un iceberg.
-Exageran. Solo descongelo corazones'

4 comentarios:

  1. Me has echo recordar que conozco un Adrián que trata de negar que sus ojos me dicen que le duele todo.
    Me gusta.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Dios, Carlos, te juro que me asustas. Partes de esta conversación me han recordado a una que he tenido hoy con una amiga. Le he dicho que qué le pasaba, que tenía los ojos tristes...
    Me asustas, en serio...

    ResponderEliminar
  3. wau! Me encantó la contestación de la conversación!

    Sí, estás mal de la cabeza! :D jajajaja
    Bueno no, la verdad es que los ojos de la carita varía según cómo lo continues, porque lo que representa a los ojos (en este caso los dos puntos) siempre es igual; a no ser que hagas figuritas como: (".") o '¨.¨' etc. JAJAJAJAJAJA
    un besazo vaguín! :) (con ojos alegres)

    PD: Menudo comentario más tonto te he escrito no? Ahora que lo leo! jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Cabellero de la estilográfica, lo siento de veras, pero sí. Estas loco, desquiciado, mal de la cabeza...
    pero no te preocupes.
    Las mejores personas lo están
    =)

    Me encanta la facilidad de Julia de leer almas, y las murallas de Adrián las he visto en mí misma más de una vez.

    Pero lo que más me ha gustado de todo, como de costumbre, ha sido el trocito del final. Sólo descongela corazones, dice. Cómo si eso fuera poco!



    Un besazo vagonetas!

    ResponderEliminar