Espectadores

Marchitan ante nuestros ojos los amores que se dignaron a proclamarse eternos, como rosas en invierno que, lentamente, perecen y se pudren ante el frío.
Y vemos su sufrimiento, sus lágrimas helándose, sus miradas de dolor, mas no sentimos nada. Vivimos, desde la barrera, miles de amores que ante nuestra perpetua mirada nacen, crecen y mueren, sin dejarnos nunca influenciar por ellos. A fin de cuentas somos meros observadores, dioses de frío hielo rodeados de frágiles mortales, ¿o no?
Pero veo que vacilas, amiga mía. ¿Acaso la cruel dama de la duda ha decidido visitarte hoy? No te ilusiones. No somos espectadores por elección, ni porque nos parezca divertido. Lo somos porque es el papel que el Destino ha escrito para nosotros, y solo nos queda representarlo tan bien como podamos mientras dure nuestro acto en esta eterna obra de teatro.
Aprende a vivir con ello, a disfrutarlo, a utilizarlo en tu beneficio. ¿Ves a aquellos que lloran? Darían su alma, su pasado y su futuro por tener un corazón tan resistente como el nuestro. Cierto que aquellos otros, los enamorados, nos miran con lástima desde su alto trono, mas no te preocupes, pues tarde o temprano se encontrarán ansiando ser nosotros.
¡Contémplame! Perpetua sonrisa, eterna dignidad, infinito ego...
¿No me envidiaste desde el mismo momento que me conociste? Cierto que viniste a mí buscando que te amara, pero, reconócelo, ¿no es esto mejor? Tienes el potencial necesario para ser tan dura como el mismo diamante y tan sólida como un triángulo equilátero, y mi obligación es pulirte.
Mas no pareces aliviada. ¿Aún te tortura el miedo? ¿O es acaso tu pasado el que te asfixia? No temas, querida, pronto esas cosas quedarán lejos.
Y, si te sirve de consuelo, eres la única persona a la que, de haber tenido sentimientos, habría podido amar.

En fin... Volvemos a no tener inspiración. Suerte que aún me queda imaginación y un poco de léxico refinado que oculta que no hay significado en mis palabras -_-''

'-Háblame de ti.
-¿Y qué quieres saber?
-Absolutamente todo...'

5 comentarios:

  1. uf a mí lo de ser como el diamante... no sé no sé, no me gusta su tacto, feliz comienzo de semana :)

    ResponderEliminar
  2. A pesar de que ambos sean más duros que el diamante... en el fondo siempre habrá un corazón que lata y cada latido ha de llevar tatuado un nombre...

    Me fascinas Carlos, esa el palabras, FASCINACIÓN de la primera a la última sílaba
    =)

    ResponderEliminar
  3. jajaja "un poco de léxico refinado que lo oculta todo..." qué cara más dura tienes! jajajaja... si está perfecto!

    Bueno pues yo te llamaré Carlis, que a mi sí que me gusta. La verdad es que no entiendo el comportamiento de tus compañeros, no se acercan a ti por miedo? por dios, ni que comieras a las personas (no lo haces no? jajaja). Pues no saben lo mucho que se pierden, pues sí, yo también pienso que eres un cielo y una bellísima persona. Y que tienes un nivel de escritor insuperable! Bueno ya sabes, que siempre estaré enamorada de tus textos, asi que... qué te voy a decir yo! jaja

    y respecto a lo del bullying... qué pena me da esa gente que SE CREE superior a los demás (y lo pongo en mayúsculas porque solo se lo creen, porque no lo son). En fin amorcito, me alegro de que te fueras de aquel colegio, no te merecian y ya está!

    Un besazo Carlis jijiji ^^

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado lo del "léxico refinado que oculta que no hay significado en mis palabras" XD

    Y aún así, de los que he leído hasta ahora es uno de los que más me ha gustado. Coincido en todo menos en lo del Destino. Soy de las que piensa que no se vive según algo que el "destino" ha marcado, sino como tú quieres. Ahora, es cierto que el amor es la excepción. No siempre se puede hacer lo que se quiere.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Madre...pues si llegas a haber tenido inspiración...jajajaja. ¿Sin dejarnos nunca influenciar por ellos? Mmmm...una cosa es que les dejemos, otra cosa es que, a pesar de ello, lo consigan =)

    ResponderEliminar