Pocket watch

Soy, o al menos hoy así lo siento, como un reloj de bolsillo, un reflejo de tiempos pasados y de una moral anticuada.
Una persona anclada en ideales olvidados, mil veces criticados. Seriedad, pulcritud, amabilidad. Dones que, si bien fueron en su día admirados, son ahora sinónimos de aburrimiento y sosería y, por supuesto, dignos de castigo en lugar de recompensa.
Pero no quedan ahí las similitudes, pues soy consciente, también, de que la longitud de mis pasos es siempre idéntica, y mi ritmo al caminar, invariable, como lo es el de las manecillas del reloj al saltar de marca en marca dentro de la esfera de vidrio. Soy, del mismo modo, preciso, estricto y organizado, como lo es siempre el tiempo, y aunque mis acciones parecen simples y predecibles, basta con indagar un poco para encontrar una lógica, cual mecanismo interno, no tanto como incomprensible, pero sí complejo.
Sé, dejando a un lado modestia, que si se me observa no soy desagradable a la vista, y que en puntuales ocasiones poseo rasgos atractivos, como les sucede a los rayos de sol al chocar con el dorado del reloj, convertidos en brillos cegadores, antes de que este desaparezca en las sombras de un bolsillo, y que existen quienes, aunque los menos, admiran de lejos lo que poseo.
Soy, o al menos hoy así lo siento, como un reloj de bolsillo, pero ¿por qué? No hubo en mi formación excesiva exigencia con las formas, ni en mi vida ha habido nunca grandes y ricos nobles de perfecta educación. Entonces, ¿de dónde procede esta personalidad, estas ideas, este conjunto, en definitiva, que no debiera poseer y sin embargo poseo? ¿De dónde sale la puntualidad? ¿De dónde el orden? ¿¡De dónde...!? No espero respuesta, pero agudizo el oído buscando un susurro con la solución a esta paradoja.
Y por fin, traída por un viento suave y acariciador, la encuentro, escondida en mi estantería. ¿Será que, por saber apreciar la belleza de las letras, estoy condenado a vivir como lo hicieran aquellos cuya época aún admiraba las sutilezas de la lengua? ¿O seré simplemente una anomalía del tiempo, una excepción, un último retazo de un pasado destinado a caer en el olvido?

Buenas a todos :D Se acerca el viernes, pero eso da igual. Lo que importa es que, desde mañana y hasta el domingo noche, soy hijo único <:D Mi hermano a esquiar, mi hermana a Granada, y el más listo de los tres en casita, con internet y toooodo el piso para mí (aunque estén mis padres) ^^

'-¿Por qué te empeñas en no dejarme solo? ¿No ves que me agrada la soledad? A ti, sin embargo, te consume. Vete, sal, sal afuera y disfruta de lo que el mundo pueda ofrecerte.
-¿Pero no ves que encuentro en ti todo lo que el mundo puede ofrecer, idiota?'

6 comentarios:

  1. ¿¡De dónde...!? No espero respuesta, pero agudizo el oído buscando un susurro con la solución a esta paradoja.
    Y por fin, traída por un viento suave y acariciador, la encuentro, escondida en mi estantería. ¿Será que, por saber apreciar la belleza de las letras, estoy condenado a vivir como lo hicieran aquellos cuya época aún admiraba las sutilezas de la lengua?

    Me encanta esta parte :)
    Pero hoy me ha enamorado el diálogo, no puedo pensar en nada más xD

    ResponderEliminar
  2. El texto me ha dicho mucho porque la verdad, yo me siento así muchas veces. Pero ya no pienso, lo mismo da de donde venga. El caso es que no me arrepiento de ser como soy y punto. Aunque es cierto que mucha culpa la tengan los libros.

    Muchos besos, que pases buen fin de semana!! ^^

    (Acabo de poner la página nueva, normal que no la encontraras XD)

    ResponderEliminar
  3. Sabes que me senti muuuuuy identificada. Por algo sigo una ingenieria y tengo un blog, no? Nunca encaje en ningun lado jaja. Demasiados modernos estos tiempos para mi gusto XD.

    Por aca llueve.. y tengo ganas de meterme a la pileta con una vara de aluminio, en una de esas capaz tengo suerte no? XD.

    Te mando un beso gigante.. y disfruta de la tranquilidad del silencio!

    ResponderEliminar
  4. si eres un reloj de bolsillo al menos tienes el poder de llevar el tiempo... de dirigirle a tu antojo..

    ResponderEliminar
  5. Lo que estaba en un pasado de moda, volverá a estarlo dentro del futuro. Toda moda vuelve a resucitar ;)

    PD: Bonito diálogo :)

    A ver si con las vacaciones me sumerjo en el mundo bloggeril con más frecuencia ^^
    Besos ;)

    ResponderEliminar
  6. "¿O seré simplemente una anomalía del tiempo, una excepción, un último retazo de un pasado destinado a caer en el olvido?"

    me encantó esta frase =)...
    Saludos,
    MoonLight =)

    ResponderEliminar