Human Being

El ser humano tiende a ser crédulo y prepotente.
Crédulos, porque creemos en cosas que no podemos ver o comprobar: los átomos, las leyes de la ciencia, Dios, e incluso la misma historia. Creemos en lo que nos dicen que debemos creer, lo que es “obvio, evidente e indudable”, y no dudamos. No dudamos, porque es más cómodo así. Porque dudar de una cosa nos obligaría a dudar de todo.
Prepotentes, porque creemos creer en lo correcto. Creemos que la Tierra es redonda, que el Universo es infinito y que procedemos del mono con la misma vehemencia con que antes creían en Dios o en el modelo geocéntrico. Nos fiamos y nos sentimos superiores, pensando que sabemos mucho más que cualquier otro antes, apoyándonos en una ciencia que, a lo largo de la historia, no ha hecho otra cosa que ser rebatida y reenunciada. O en una religión en el nombre de la cual se han cometido verdaderas atrocidades.
Y así seguimos, generación tras generación, despreciando a todos los que no crean en lo mismo que nosotros.
Si todos creemos que algo es verde, el que lo ve azul es el enfermo; no existe la posibilidad de que sea el único acertado. Los siglos pasan y se sigue imponiendo la ley de la mayoría, y seguimos equivocándonos y teniendo que rectificar.
Ahora podría ser que Einstein no tuviera razón, que haya un tipo de materia más rápida que la misma luz, y entonces, ¿qué pasará con toda nuestra física? Si se confirma, si nos equivocamos en algo que vemos tan obvio, ¿cómo seguir creyendo sin replantearnos todo lo demás?
¿Cómo sabes que no puedes volar, si no te arriesgas a saltar al vacío?

Bueno, y esto es una tontería bestial que se me ocurrió después de que una amiga me hablara de unas partículas (neutrinos) que podrían viajar más rápido que la velocidad de la luz. ¿No es raro que confiemos ciegamente en una ciencia que podría estar tan equivocada como las anteriores?

El amor es para idiotas

¿Esto? Esto no es amor.
Esto es solo una obsesión enfermiza que me está matando.
Pero ya no más, nunca más.
Porque hoy estoy cansado. Cansado de esperar, de soñar, cansado de mendigar tus miradas. Cansado de imaginarte en todo momento, cansado de llorar sin lágrimas. Cansado de quererte.
Hoy termina esta adicción, ya está decidido. De una forma u otra, te sacaré de mi organismo, me limpiaré y podré, por primera vez en mucho tiempo, respirar tranquilo.
Me da igual si en el intento tengo que morir del todo. Si dejar de quererte, si renunciar también al amor me deja el corazón vacío, lo aceptaré.
Ignoraré el dolor, y las ganas de verte. Ignoraré tus palabras. Ignoraré tu recuerdo.
No me importa cómo, no importa cuánto me cueste, ¡sólo quiero salir de esto de una vez!
Solo quiero ser libre.
Solo quiero no quererte.
¿Tan malo es eso?

Pueeees... ¿Ha terminado alguien ya con Abbise?

Da igual, no puedo aguantarme más: hay un capítulo extra, el “Epílogo fantasma” (suena más cool así :P), que no está en la versión de descargar~

¿Queréis leerlo? Pues pasaos por Abbise, porque en él se explica TODO de una vez y se cierra la historia (si no habéis llegado al final no hagáis trampas).

Respecto a 7DSC, comenzaré a subirlo dentro de poco, ya tengo listo el prólogo y un poco del primer capítulo. El blog lo abro ya, para ir preparando el diseño, la organización y todo eso, si queréis verlo en construcción podéis encontrarlo clickando aquí.

Miedo

Recuerdo que, cuando era pequeño, tenía miedo de la oscuridad.
Temía el sonido lejano y monótono de un reloj de pared, temía el crujir de la madera, temía el mismo sonido de mi respiración. Temía las largas serpientes negras, esas que solo vivían en mi cabeza y que, con su cuerpo escamoso y frío, lamían cada centímetro de suelo, y temía a la mujer cruelmente asesinada que vivía en los espejos. Temía el abismo, la caída sin final. Temía la muerte.
Temía, de una manera profunda e irracional, todo aquello que “podría ser”, lo que “podría estar”.
Ahora soy mayor, y como todo “chico grande” perdí mi derecho a tenerle miedo a la noche al comprender que todo lo que “podría ser”, todo lo que mi imaginación alcanza a dibujar, no es ni la milésima parte de lo que “es”.
Dejé de tenerle miedo a la noche para tenérselo al día, porque la imaginación muere al encender la luz, pero la realidad permanece impasible bajo el foco más brillante.

Sí, he vuelto a desaparecer, y me siento muy culpable. Pero cada vez que abría el procesador de textos e intentaba escribir algo me quedaba bloqueado, y si conseguía escribir algo, al releerlo me parecía... patético. Lo borraba y volvía a empezar, y así durante los últimos días.

"-Las mentiras, si las escribes, dejan de serlo para convertirse en arte."

Yesterday night


Ayer volví al mismo bar donde te conocí.
No sé por qué, ni cómo mis pies aún recordaban el camino, y tampoco por qué al abrir la puerta y no verte dentro sentí como si me apuñalasen el estómago.
Había olvidado a qué sabe la melancolía, ¿sabes? Ese dulzor que solo dura un segundo, y luego ese sabor desagradable, amargo, denso, que no termina de irse aunque bebas hasta convertir el mundo en una masa de luces y sombras.
Me habría gustado llorar. Puede que lo hiciera, no estoy seguro. Llovía demasiado para distinguir una lágrima de una gota de agua corriente.
¿Por qué ayer? ¿Por qué no mañana? ¿Por qué no dentro de diez años? Quién sabe. La tristeza es un virus macabro y cruel, vuelve cuando quiere y se va cuando le place, pero nunca mata del todo. Reabre heridas, dibuja cicatrices y reduce a polvo cuanto encuentra a su paso para luego, saciada, irse a hibernar.
Aún no sé por qué te fuiste. No tuviste tiempo para explicármelo, o no quisiste tenerlo. La última vez que te vi fue a través del cristal de aquel tren mientras te alejabas de mí.
Recuerdo que me lo advertiste, ¿no es cierto? A ti siempre te gustaron las tragedias

Yep, sin inspiración de nuevo. Bueno, no, mentira, porque inspiración si tengo, pero no para textos cortos (10 novelas tengo pensadas, que las conté ayer). Anuncio que mañana se acaba Abbise (¿o no?), ¿alguien la ha terminado ya? En fin, intentaré seguir entrando aunque no tenga actualizaciones que hacer para no perder el contacto con vosotras :)