Vulnerable

Odio sentirme frágil.
No es algo que suceda a menudo, eso es cierto, porque paso la mayor parte de mi vida escondido en mi amplio mundo interior, entre los árboles que crecen al revés, los ríos concéntricos y los jardines del ocaso, donde los centinelas de cristal no dejan que entren las agresiones del exterior.
A veces un soldado con acero en la sonrisa se disfraza de sombra y logra burlar su vigilancia, y corre libre por mi pequeño universo, trepa por las enredaderas voladoras y lo contamina todo con sus pasos manchados de realidad, dejando a su paso una neblina oscura que pudre todo cuanto toca. Cuando esto sucede lo normal es que los pájaros de luz logren derribarlos, hacerlos caer desde las rocas flotantes al vacío del cielo sin sol, o que se pierdan en el laberinto de arena verde sin paredes, o que la araña sin voz los atrape con su muda canción y los devore. Y, viajando en un suspiro frío, salen de mi mundo y pierden las alas.
Pero, una vez entre un millón, uno de estos soldados bañados en fuego negro atraviesa todas mis defensas y llega a la Dehesa de los Sueños, y me encuentra jugando con las flores que cambian de olor según su estado de ánimo, o bañándome en la laguna sin fondo, donde crecen los corales de madera y los peces de piedra. Y entonces lanzan sus cuchillos disfrazados de palabras, y aciertan.
Siempre aciertan. Directos al corazón, justo en el centro.
Un millar de mariposas de rubí se escapan por la brecha, pero eso no es lo peor. El dolor es soportable: las hadas que viven en el otoño saben curar una herida más rápido que las demás, y cosen cualquier corte con sus dientes anestésicos. Mi problema es que, cuando alguien logra llegar hasta mí, me siento frágil, expuesto. Como si el mundo entero me estuviese observando, desnudo y humano, contando las cicatrices de mi cuerpo.
Y mi mundo se resiente.
Los centinelas de cristal llenan la Ciudad de las Columnas y los pájaros de luz se apoderan de las cornisas del Palacio Fuera del Tiempo, y las murallas surgen del laberinto de arena verde. Los ríos concéntricos se secan y se llenan de esmeraldas afiladas, los jardines del ocaso se llenan de noche, volviéndose impracticables, y los árboles que crecen al revés se cubren de espinas. Todo se convierte en una trampa, en un peligro, y yo me quedo encerrado en la Torre Sin Puertas Ni Ventanas con el tapiz de lo ocurrido y el sastre sin recuerdos.
Quiero salir.
Derribar todos los muros, y limpiar los jardines, y bañarme en los ríos concéntricos.
Pero, aunque soy el ente que vive en todas las cosas, aunque solo existen porque yo quiero, no puedo cambiarlo, porque la sensación de vulnerabilidad está adherida a cada milímetro de mi piel y sé que tardará en irse.
Porque han entrado, han violado mi mundo, y me han roto los sentimientos en un millón de pedacitos.
Porque ni siquiera aquí estoy seguro.
Así que dejo que el universo se suma en las tinieblas, permito que la vida entre en hibernación y me quedo en la Torre, lejos de mi preciada biblioteca donde guardo los Libros de lo Imposible, lejos de las dulces aguas de la laguna, lejos de la Dehesa, donde los sueños mutan en pesadillas.
Y dejo que mi corazón se ralentice hasta que la fragilidad que lo llena todo se diluya en lágrimas.

Bueno, pues parece que lo de escribir cosas raras sigue, porque esto de aquí arriba se las trae. Algunas de las cosas que describo son paisajes de mi mundo de fantasía, el lugar que he ido creando con los años y que, en algún momento, convertiré en una (o varias) novelas de fantasía. El universo lo tengo muy bien pensado, solo me faltan la historia y los personajes. ¿No podría escribir una novela que sea todo descripción?
PD. La próxima actualización es un presente para Michelle, y la subiré el 25, tres meses después de su cumpleaños. Si a alguien le interesan mis palabras envueltas para regalo a pesar de retraso que conlleva trabajar conmigo, que me lo diga, os haré un buen precio :P


-Pero tú siempre eres feliz.
-Algún día entenderás que sonreír no significa ser feliz.

4 comentarios:

  1. parece que nos ponemos de acuerdo, porque mi última entrada también habla de la debilidad. es una sensación terrible y, como tú, odio cuando lo rompe todo, cuando rompe mi coraza y se cuela destruténdolo todo, a mi misma y a mi voluntad.

    pero bueno, aqui lo importante es ese precioso y mágico mundo de fantasia que has creado y en el que me encantaria vivir. me ha recordado a la atmósfera de lejania e imposibilidad que sentí leyendo la descripción de Idhún o Folks, esa burbuja impermeable que me caía por la piel. es precioso, simplemente... precioso, de veras. no puedo entrar en ese lugar por mi misma, solo espero que esas novelas de las que hablar existan en un futuro y entrar en ese mundo tuyo, secreto y privado, a través de las palabras.

    (no te atrevas a decir que mi texto era mejor porque no, lo relei y lei el tuyo otra vez y mientes como un bellaco adorable que intenta hacerme un cumplido JUM)

    Ya sabia yo que algo escondias.. lo descubriré jeje

    de veras... imaginaba esos rios y, oh, me callo ya.

    (tu última frase del diálogo me ha recordado a una frase de House: I'm fine, I'm just not happy)

    un beso, querido mío :)

    pd: TT llevo la mitad, a ver si mañana lo acabo, de veras, porque quiero explicar tantas cosas jajaja.

    ^^

    ResponderEliminar
  2. Mi problema es que, cuando alguien logra llegar hasta mí, me siento frágil, expuesto. Como si el mundo entero me estuviese observando, desnudo y humano, contando las cicatrices de mi cuerpo.
    Y mi mundo se resiente.

    Esto, bueno, he amado la entrada en general, pero me siento TAN identificada con esta parte que tenía que citarlo.
    En serio, nunca, nunca, me cansaré de leerte.
    Después de años y siguen encantándome tus palabras :)
    Respecto a lo de tu libro y lo de la radio, lo iremos hablando vale? Porque además quizá se retrase el inicio denuestro programa hasta Octubre/Noviembre, pero ya te iré diciendo.

    ResponderEliminar
  3. Reaparezco, siempre reaparezco xD Y creo que ya me tienes bastante encadenada a este blog...así que no abuses xDD En cualquier caso, no es que haya sido traumática, es que es la única ruptura que he tenido, y no es fácil....de todas maneras tampoco se puede decir que sea una ruptura en condiciones...bah! Yo que sé xD De todas maneras, cuando sepas la fecha de publicación de Abbise me avisas y me acerco a Madrid a buscarlo en diversas y variadas librerías :)

    ''Siempre aciertan. Directos al corazón, justo en el centro.'' Frase épica donde las haya ^^

    Solo me queda continuar dándote ánimos para que sigas escribiendo :) Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Encadenada? Aish, me haces parecer un cruel tirano que os da un piquito de crack para engancharos y... Oye, pues ahora que lo pienso, casi sí (salvando que mis palabras son menos adictivas y más destructivas, claro xD). Espero que te vaya bien con esa ruptura que no es una ruptura, y no te preocupes si no sabes explicarlo, todo lo relacionado con el amor es tan difícil de definir...

      No te preocupes que os mantendré informadas, aunque al final no sé si dejaré el proyecto en pausa, la editorial empieza a dar largas y algo empieza a oler a podrido. Pero vamos, que ya os informaré según me vaya enterando yo :)

      Abrazos para ti también, y ánimo para ver si algún día te animas y nos enseñas algo tuyo (no puedo evitarlo, tengo que suplicar) ^^

      Eliminar