De estrellas congeladas y noches tristes

Tic-toc.
Los minutos escapan del reloj de la pared y estallan contra mis oídos mientras yo doy vueltas en la cama. Me temo que hoy tampoco conseguiré dormir.
El frío se introduce entre los pliegues de la sábana y repasa con sus garras de diamante la silueta de mis miedos, arañándome el corazón con sus colmillos de escarcha.
Tic-toc.
El silencio es tan denso que el bramar del paso del tiempo se siente como una explosión infatigable, y los cadáveres de todos los segundos abatidos empiezan a apilarse a los pies de mi cama.
No, hoy tampoco conseguiré dormir.
Tic-toc.
Me levanto lentamente, salto de la litera, y la alfombra devora el violento restallar de mis pies contra el suelo en apenas un instante.
A través de la ventana veo la ciudad, grande, gris y desgraciada. El cadáver ruinoso de un sueño incompleto que se desvanece día a día, bañado en la bruma de aquellos que nunca despiertan.
Tic-toc.
Saco de un cajón mi pluma y un millar de hojas en blanco, y un tintero que desborda palabras que escribir, y me siento frente a la mesa.
El frío descubre que he huido de la cama y se levanta iracundo, y corre por la habitación hasta encontrarme, lamiéndome el alma con su afilada lengua.
Un escalofrío derrama tres gotas de tinta sobre el papel.
Tic-toc.
Ya no pienso, solo escribo. Dejo que la pluma corra por las hojas con fuerza, casi atravesándolas, dejando a su paso borrones azules que se creen palabras.
Acelera.
El frío, desbordado, se encuentra grapado al papel y lucha por liberarse, pero las hojas vuelan, plenas no ya de blanco, sino de azul.
Tic-toc.
Pero no sirve de nada.
Hace demasiado que el frío y yo nos conocemos y ya se sabe mis trucos, así que aprovecha un instante, un solo momento de duda para escapar de su prisión de papel y golpearme entre los ojos.
La pluma, como un miembro cercenado, cae muerta al suelo y derrama su sangre por la alfombra, y yo me quedo congelado observando el montón de hojas en las que he intentado capturar mis miedos.
Tic-toc.
Una lágrima traicionera resbala por mi mejilla y explota contra las hojas, emborronando aún más una mancha que dice ser un “nosotros” hasta convertirla en un “jamás”.
El hielo me muerde la mirada y acuchilla mi garganta, me conquista con la tranquilidad de quien se sabe vencedor seguro.
Tic-toc.
Los ladridos incansables del reloj se vuelven más poderosos y agresivos mientras el frío se adhiere a mis entrañas a su propio ritmo.
Necesito salir, escapar. Hundirme en el infierno helado que es esta ciudad para ahuyentar este hielo que me nubla la razón y me destruye por dentro.
Pero no puedo: el silencio mantiene las puertas atascadas con clavos de suspiros apagados.
Tic-toc.
El frío me envuelve como un manto sin final, y ya solo me queda una salida.
Lenta, muy lentamente, logro levantarme. Lo hago con torpeza, entre las hojas que vuelan por el aire para luego caer y hundirse en el mar azul oscuro que se escapa del tintero derramado.
Avanzo hacia las literas mientras el hielo intenta congelar mis articulaciones, que se astillan en esquirlas de dolor concentrado, pero yo no me detengo.
Tic-toc.
El tiempo se ralentiza, se estira hasta casi romperse, pero tampoco logra detenerme.
Al fin llego, y encuentro tu cama. Las sábanas desdibujan tu silueta y crujen con complicidad cuando me siento a tus pies.
Tú me miras con esos ojos tan azules. Yo te devuelvo la mirada derritiéndome por dentro.
Tic-toc.
No dices nada, solo levantas la sábana y me dejas entrar.
Hoy, de nuevo, espantaremos al frío juntos.

Madre santa... Esto es un refrito. Tenía un millar de ideas, cosas de las que quería escribir, pero ninguna me salía del todo. Y ahora, todas juntas, aún parece que quedan bien. ¿No creéis que mis musas son un poco meretrices? (Me encanta esa palabra xD)
En fin, que me encuentro de culo, me duele la garganta y no sé si no tendré fiebre. Imagináos si me encuentro mal, que me estoy planteando faltar a clase mañana... Malditas anginas, ¿para qué existís? D_: Y me tomaría algo para el dolor, pero entonces me quedo tonto y los deberes me llevan el triple. ¡Agh! ¡Quiero matar a alguien!
Marcho a hacer cosas, pero podéis comentar aquí abajo. Es gratis, y a mí me anima mucho :)

-Te quiero.
-No es verdad. Sé que una vez me quisiste, pero ahora... Ahora solo nos necesitamos. Estamos demasiado acostumbrados a estar juntos y tenemos miedo a separarnos.

4 comentarios:

  1. Ya está.
    Te odio.
    No pienso seguir leyéndote .__.
    Es injusto que a ti las musas te hagan crear textos como este y a mí me dejen estancada, ¡reparte un poco!
    Me he enamorado, una vez más, de tus palabras *__*

    ResponderEliminar
  2. GRATIS?? DÓNDE? QUÉ? CÓMO?? jajajaja
    (así es como la gente se vuelve cuando ve algo gratis; loca)

    "Ya no pienso, solo escribo" y "dice ser un “nosotros” hasta convertirla en un “jamás”" Me encantan estas frases! Mucho! :)
    Bueno en general, ya sabes que me gusta todo lo que escribes. Y para nada dije que estuvieras desgastado, jamás!

    Qué forma más elegante de llamar a tus musas jajaja Y bueno, sí pueden ser un poco meretrices pero eso no lo sabe nadie mejor que tú ;) jaja

    Espero que te recuperes pronto! Tómate un té calentito que eso nunca sienta mal ^^
    Un besazo enorme Carlitosss ♥



    PD: Sí, se pronuncia "Matané~" (ellos no tienen acentos, pero es para que sepas dónde ponen la sílaba con más ímpetu) Significa el nuestro "hasta luego" o "nos vemos pronto" Lo dicen casi siempre cuando se despiden entre amigos, es decir, forma no formal. (Es que según a quién hablen, los japoneses utilizan unas frases u otras para decir lo mismo... más o menos como el "tú" o "usted" nuestro xD). Cuándo empiezas las clases? Te sigo envidiando por ello! jajaja

    PD2: Hª del Arte rules!! :P

    ResponderEliminar
  3. Ya sé que dije que me pasaría más y no estoy cumpliendo... pero si tus musas son un poco meretrices las mías son auténticas perras de toma y daca.
    Me ha gustado tu texto, aunque más sobre todo el principio y el final. Está claro que al frío solo hay una forma de espantarlo, y es con calor. Abrigando el corazón, y si es compañía mucho mejor ^^
    Besos gigantérrimos de esos que nos conocemos ya :P Ponte bueno!

    ResponderEliminar
  4. Hi dearie!

    Vaya vaya, será un refrito pero me sorprende para bien. Me gusta mucho este texto, podría decir que de los que más me han gustado. Puedes ir notando sus emociones; la desesperación, el frío... todo. Y eso es algo digno de alabar ;)

    Lo que más me ha gustado ha sido esto: "A través de la ventana veo la ciudad, grande, gris y desgraciada. El cadáver ruinoso de un sueño incompleto que se desvanece día a día, bañado en la bruma de aquellos que nunca despiertan"

    Bueno, y ahora a lo de tu voz jajajaja No es que la imaginase femenina toli, si no que la imaginaba más acorde a tu edad. A ver si sé explicarme, me imaginaba que al oírla tu voz me diría: pertenezco a un chico de 17 años. En cambio, la voz me dijo: pertenezco a un vienteañero, no sé, me sonó más calmada y profunda que la de otros jóvenes de tu edad que conozco. Bueno, no sé explicarme mejor XD

    Y sobre la homosexualidad ya te dije, de acuerdo contigo, qué más les dará pero claro, al hombre le encanta ser un lobo para el hombre...

    Y la universidad bien, ahí va jaja Estaré en laboratorios haciendo prácticas dentro de una semana y algo, puedes preguntarme entonces. De momento sólo tengo clases teóricas, por lo que no creo cometer incidentes graves algunos XD Gracias por desearme suerte :) Lo mismo te deseo yo a ti con tu curso. ¿Cómo te va?

    Otro gran besazo para ti y un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar